La democracia como sistema político

La comunidad política, el entramado de la vida social, puede organizarse de diferentes maneras. Aunque la Iglesia Católica no se identifica con ninguna forma, considera algunas de ellas inaceptables porque no respetan la dignidad de la persona. La DSI considera la democracia como la mejor forma de organización política. Sin embargo, ninguno de los sistemas democráticos es perfecto, y por eso hace falta empeñarse constantemente en buscar las formas democráticas que sirvan a las personas con mayor plenitud. La democracia debe estar en permanente construcción y mejora, y para eso tiene que estar asentada en tres pilares fundamentales:
  • La igual dignidad de todas las personas, que exige buscar el bien común y vivir la solidaridad.
  • La libertad y la responsabilidad de las personas.
  • La consideración de las personas como sujetos que participan de la vida social, y no como objetos.
Por ello, la democracia tiene que ser un orden social que cree las condiciones que hagan efectiva y posible la libertad, la igualdad y la solidaridad. Así, cuando se hace justicia sobre la dignidad de todas las personas, toda persona puede realizar su humanidad y su protagonismo sin que haya excluidos.
Pero construir este sistema democrático sólo es posible desde la pasión por lo común, dejando de lado el individualismo, y esto implica una responsabilidad hacia los otros y hacia el bien común, al que hay que aspirar desde la libertad.
Así que la democracia necesita ciudadanos que cultiven los valores democráticos. Si esto no se da, la democracia es pobre y débil. Es fundamental que las personas crezcamos en sentirnos responsables de lo común y en buscar un proyecto de convivencia en común a partir de nuestra diversidad.

Frase DSI

Una auténtica democracia no es solo el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del bien común como el fin y el criterio regulador de la vida política.

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, n. 407

Actuar

Teniendo en cuenta todo lo que has visto sobre la democracia, ¿cuáles son las insuficiencias más grandes que ves en el funcionamiento de la democracia en nuestra sociedad? ¿qué crees que tendríamos que cambiar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top