La comunidad política

Las personas no vivimos aisladas, necesitamos los unos de los otros y somos responsables no solo de nosotros mismos, sino también de los demás. Por eso es algo natural el relacionarnos con otras personas y crear instituciones para vivir en sociedad. Es por eso que la vida social está compuesta por diferentes instituciones de todo tipo: familias, escuelas, empresas, municipios, parlamentos, gobiernos… Así como también encontramos distintas asociaciones: vecinales, culturales, ecologistas, deportivas.. Todo eso en conjunto forma el entramado de la vida social, que necesita ordenarse y cohesionarse. Es a lo que la DSI llama comunidad política. Esta comunidad política es una necesidad de las personas y su fin debería ser siempre la búsqueda del bien común, que exige poner en primer lugar las necesidades de los empobrecidos. Para que funcione adecuadamente, la comunidad política necesita un Estado al servicio de la sociedad y una sociedad civil activa y responsable. El Estado es necesario como autoridad pública que defienda el bien común, como organizador de la administración pública que garantice el funcionamiento de los servicios que necesita la sociedad y como promotor de los derechos fundamentales de las personas, con especial atención a los derechos de los empobrecidos. Pero el Estado no debe hacerlo todo ni ser un fin en sí mismo, es solo un instrumento al servicio de la sociedad y la persona. Por eso necesitamos de una sociedad activa y responsable, para lo que es imprescindible la educación y formación de unos ciudadanos responsables de la vida política y también de las organizaciones y asociaciones de todo tipo que actúan en la vida social.
Sin un Estado al servicio de la sociedad ni una sociedad civil activa y responsable, la sociedad no funciona bien.

Frase DSI

Una vida democrática sana cuyo verdadero protagonista sea la sociedad, tiene que contar con una amplia red de asociaciones (…). Una sociedad en la que es deficiente la vida asociativa de los ciudadanos es una sociedad humanamente pobre y poco desarrollada.

Conferencia Episcopal Española, Los católicos en la vida pública nn.72 y 125

Actuar

¿Qué podemos hacer para que alguna de las organizaciones sociales en las que participamos, o que sea más cercana a nosotros, sirva mejor a la sociedad?

Descarga la ficha asociada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top