Resultados de la búsqueda iglesia trabajo decente octubre diocesis

El trabajo decente no es un cuento

Nota de prensa

El trabajo decente no es un cuento

24 septiembre 2018

Por cuarto año consecutivo, las entidades de inspiración católica que promueven la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) se suma a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre, convocando durante el próximo mes, en las diócesis del país, gestos, actos públicos, vigilias y eucaristías.

Esta jornada es una de las citas claves para ITD, que desarrolla una amplia actividad para sensibilizar y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente. ITD favorece estas dinámicas sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano decente.

Una Jornada Mundial por el Trabajo Decente que es también compartida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos. ITD extenderá esta convocatoria a las más de 200 entidades adheridas a la iniciativa.

Cuentacuentos: El trabajo decente no es un cuento. Actos públicos, vigilias y eucaristías

Para esta convocatoria de 2018, la iniciativa desarrollará actos públicos de cuentacuentos. Para ello, algunas diócesis han convocado un concurso de cuentos que finalizará con la lectura de aquellos premiados, entorno a la fecha de la jornada mundial. Otras diócesis leerán en sus actos algunos cuentos elaborados para esta ocasión. Así mismo se están organizando charlas, mesas redondas, etc… como en convocatorias anteriores.

Junto a los actos públicos, las diócesis están organizando vigilias y eucaristías para celebrar nuestro compromiso a la luz del Evangelio y vivir la comunión de vida y acción de esta jornada. En la web de ITD están disponibles textos de cuentos, de vigilias y de guion litúrgico, etc.

Material de reflexión

Conforme a sus prioridades anuales, la iniciativa ha elaborado un nuevo material de reflexión titulado El trabajo: un bien de la persona y de la sociedad al servicio de la vida (pdf) y ha actualizado el material de sensibilización Qué es el trabajo decente (pdf). Ambos materiales están orientados para ser trabajados con el método Ver-Juzgar-Actuar, y dirigidos a parroquias, grupos y entidades adheridos a Iglesia por el Trabajo Decente.

Cartas pastorales

La iniciativa se ha dirigido a los obispos de todas las diócesis para invitarles a escribir durante este tiempo de octubre, cartas pastorales dirigidas a las comunidades diocesanas con motivo de esta jornada.

Manifiesto

ITD presentará el próximo 3 de octubre, mediante nota de prensa, el manifiesto de esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que hará un llamamiento a todos los agentes que participan en la organización política y social del trabajo a reflexionar, a tomar las medidas necesarias y los esfuerzos oportunos para que el trabajo decente sea una realidad universal e inmediata. El manifiesto recoge las reivindicaciones de Iglesia por el Trabajo Decente.

Además, ITD trasladará este manifiesto a la Conferencia Episcopal Española, a través de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y del departamento de Pastoral Obrera; de la Pastoral de Migraciones; de la Comisión Episcopal de Pastoral Social; al director Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la oficina para España y a las secretarías generales de CCOO, UGT y USO.

Redes sociales

Con la publicación del manifiesto, ITD iniciará una microcampaña en las redes sociales para compartir y conversar de esta jornada. Desde el día 3 de octubre lanzará una etiqueta (hashtag) y los contenidos del manifiesto, con mensajes breves y con imágenes adecuadas, desde la cuenta de ITD en Twitter (@IglesiaxTD) y desde los perfiles de las entidades promotoras.

La iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» define sus nuevas prioridades para 2018

Nota de prensa

La iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» define sus nuevas prioridades para 2018

20 febrero 2018

Por primera vez, convocarán a celebrar el 1 de Mayo, la fiesta de san José obrero y el Día internacional de los trabajadores y las trabajadoras

Las entidades promotoras de la iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» (ITD) –Cáritas, Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica (JEC) y Juventud Obrera Cristiana (JOC)– han decidido priorizar durante 2018 nuevas dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia sobre el trabajo humano, clave y central en la sociedad y esencial en la vida de millones de personas. ITD prioriza cuatro ejes de intervención, reforzando que el concepto de trabajo decente se extienda «hacia el interior de nuestras organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad».

Un eje de intervención está orientado a la celebración de la fiesta de san José obrero y día internacional de los trabajadores y las trabajadoras, el 1º de Mayo que, por primera vez, abordarán conjuntamente. ITD realizará una reflexión comunitaria y elaborará un manifiesto, recogiendo un chequeo del estado del trabajo decente en España, en torno a situaciones como la calidad del empleo, los niveles de desempleo, la pobreza laboral existente, las redes de protección social, los salarios, la seguridad y la salud laboral, la participación de los trabajadores y las trabajadoras en la empresas, el descanso, etc. que configuran el concepto de trabajo decente, y son una preocupación y una prioridad de la Iglesia, en palabras del papa Francisco.

El segundo eje volverá a ser la convocatoria de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, prevista para el 7 de octubre. Por cuarto año consecutivo y con una experiencia desarrollada muy satisfactoria –en 2017 se convocaron más de 100 actos–, ITD se suma a esta jornada que es «lugar común» con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el movimiento mundial de trabajadores cristianos. En este sentido, se realizará una amplia convocatoria en las diócesis del país, de vigilias, de gestos y actividades públicas.

Un tercer eje de dinamización está orientado en la elaboración de nuevos materiales de reflexión y sensibilización sobre la situación laboral, para ser trabajados con el método Ver, Juzgar y Actuar, y que se harán extensibles a parroquias, grupos y entidades vinculadas a la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente.

Un cuarto eje de intervención será el desarrollo de una estrategia de comunicación que favorezca la presencia y la opinión del mensaje de ITD en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Finamente, Iglesia por el Trabajo Decente seguirá acercándose a las realidades parroquiales para presentar sus objetivos y favorecer la adhesión a la iniciativa.

***

La iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» surge en España en el año 2015 haciendo suyo el objetivo impulsado por la Santa Sede, la OIT y organizaciones de inspiración católica, de colocar explícitamente el «trabajo decente para todas las personas» entre los objetivos de desarrollo sostenible en la agenda post-2015.

***

La ventana del mes: Por una nueva cultura del trabajo

Mundo obrero y del trabajo

La ventana del mes: Por una nueva cultura del trabajo

05 mayo 2017

José Luis Palacios | Llega a su fin, tras dos años de andadura, la campaña «Trabajo Digno para una Sociedad Decente», impulsada por la HOAC para denunciar la degradación constante del trabajo y proponer una nueva concepción del mismo que sirva para construir sociedades cada vez más decentes.

La última asamblea general de la HOAC decidió dar prioridad a la defensa de la sagrada dignidad del trabajo y la exigencia moral y social del trabajo decente, a través de una campaña pública de duración bienal, en la que están implicadas todas sus organizaciones diocesanas y para la que se ha pedido apoyo a numerosas organizaciones eclesiales y sociales, así como a personas que sintonicen con esta aspiración.

No es para menos, en la actualidad más de 2.400.000 personas no pueden trabajar, ni reciben ningún tipo de prestación y 667.000 hogares no tienen ingreso alguno. A pesar del crecimiento económico registrado tras el fin oficial de la crisis, la pobreza afecta seriamente a 6,6 millones de personas, mientras que aumenta el número de personas que, a pesar de tener un trabajo, no se libran de verse amenazadas por la pobreza, hasta representar ya casi el 15% de la población con empleo.

La campaña de la HOAC ha servido para organizar más de un centenar de actividades de todo tipo, desde charlas hasta vigilias, pasando por concentraciones públicas, especialmente en torno al Primero de Mayo pero también, aprovechando la coincidencia de objetivos en esta ocasión, alrededor de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre.

También han sido innumerables los encuentros mantenidos con distintos representantes de la Iglesia, incluidos varios obispos, y de la sociedad civil. Incluso, en colaboración con otros departamentos eclesiales, se han convocado sesiones conjuntas de reflexión y se han abierto líneas de colaboración a largo plazo.

También han sido variadas las iniciativas para entablar contacto con personas y grupos que viven en primera persona el drama del paro y la incertidumbre de la precariedad, como empleadas del trabajo doméstico, trabajadores inmigrantes y mujeres víctimas de la violencia machista por citar algunos ejemplos. En ocasiones, dicha relación ha dado lugar a procesos de acompañamiento que siguen abiertos.

Especial repercusión ha tenido la iniciativa «Iglesia unida por el Trabajo Decente», en la que participa Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Justicia y Paz y Juventud Estudiante Católica (JEC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), además de la HOAC.

Las publicaciones de la HOAC, como es lógico, han recogido muchas de estas iniciativas y han servido también para cobijar algunas de las reflexiones elaboradas al calor de la campaña, aportaciones de voces autorizadas que han querido contribuir a completar y profundizar en estos asuntos y la reacción de algunas de las personas decididas a involucrarse en la tarea.

Frente a la mercantilización que se está produciendo del trabajo, la HOAC coincide en señalar la necesidad de conseguir condiciones laborales dignas, de desvincular los derechos sociales del empleo, de fortalecer y renovar el movimiento sindical y de promover ocupaciones sostenibles que sirvan al bien común.

A pesar de que la campaña no es más que una gota en el océano y que el camino por recorrer hasta lograr el respeto a la dignidad del trabajo humano es largo, estos dos primeros años han servido al menos para abrir diálogo, colaborar con otras organizaciones y reforzar algo el compromiso público de la toda la Iglesia con el mundo del trabajo y las personas desempleadas o precarias.

Al llegar el mes de mayo, la campaña «Trabajo Digno para una Sociedad Decente» llega a su punto álgido, lo que ha de servir para aumentar su incidencia pública, reforzar los lazos que han comenzado a tejerse y recapitular las conclusiones y propuestas, fruto de los debates y diálogos mantenidos. Entre la celebración del Día del Trabajo y el Día de la HOAC, fecha especial para reunir a militantes, simpatizantes y allegados sensibles a los padecimientos del mundo obrero, se celebrarán, de nuevo, un sinfín de actos, algunos de los cuales, como ocurre en Andalucía y Castilla y León, de carácter interdiocesano.

Será el fin de la campaña actual con el que se dará paso a otra similar que volverá a insistir también en la urgencia de compartir, primero, el análisis de la situación de degradación que afecta al trabajo, segundo, la reflexión que merece a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, y, tercero, el llamamiento a la solidaridad con las personas y familias que más sufren a causa del paro, la precariedad y la pobreza.

Aunque la economía de nuestro país está logrando volver a la creación de empleo, este es precario, temporal y volátil. En todo el mundo, avanza el empleo atípico tan distinto al trabajo duradero con el que se identificaba la persona trabajadora, con derechos y protección social, y surgen nuevos modelos de relaciones laborales como el trabajo a demanda, el trabajo por proyectos, el autoempleo coordinado a través de aplicaciones informáticas…, al tiempo que se anuncia la gran revolución tecnológica como un riesgo cierto para los puestos de trabajo. La fractura social lejos de cerrarse podría ampliarse dando lugar a sociedades cada vez más deshumanizadas.

Sin embargo, el trabajo, en su esencia más profunda, es la actividad que permite a la persona crear y crearse, donarse y contribuir al desarrollo integral. Para la comunidad cristiana, además, es la característica que nos hace cocreadores de la obra de Dios y a través de la cual estamos llamados a construir su Reino de amor y comunión. Ante el riesgo de mercantilización e instrumentalización, la defensa del trabajo, como dimensión constitutiva del ser humano, requiere de muchos esfuerzos. La HOAC seguirá sumando el suyo.

Día de la HOAC

Durante el mes de mayo, en todas las diócesis, se organizará la convocatoria del Día de la HOAC, que coincide, en esta ocasión, con el final de la campaña. Este día simpatizantes, familias, amigas y amigos, junto a militantes de la HOAC celebrarán una jornada lúdica y reivindicativa en las diócesis del país. Si quieres participar, toda la información estará disponible aquí, en nuestra web.

SUSCRIBIR TU-01

Carta Pastoral del obispo de Cádiz y Ceuta sobre el trabajo decente

Mundo obrero y del trabajo

Carta Pastoral del obispo de Cádiz y Ceuta sobre el trabajo decente

26 octubre 2016

Queridos amigos:

La Jornada Mundial del Trabajo Decente que tuvo lugar el día 7 de octubre vuelve a celebrarse en todas las diócesis con actos públicos de oración, reflexión y testimonio. Nosotros celebraremos con esta intención la Misa del Domingo 30 de octubre a las 12:00 en la Catedral poniendo en las manos del Señor la vida e intenciones de todos los trabajadores y la feliz convivencia en nuestra nación, que prospera siempre cuando se dan condiciones de justicia social y se ven defendidos los derechos de las personas. Desde que el Papa Benedicto XVI hizo una llamada para “una coalición mundial a favor del trabajo decente”, son muchas las organizaciones y grupos de la Iglesia que se han sumado y que nos invitan a orar y a actuar eficazmente, alentados por la Santa Sede. Un empleo digno nos permite desarrollar los propios talentos, nos facilita su encuentro con otros y nos aporta autoestima y reconocimiento social (cf. CEE, Iglesia servidora de los pobres, 32).

No hay peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”. “El desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales no son inevitables, son resultado de una previa opción social, de un sistema económico que pone los beneficios por encima de la persona”. Son algunas de las palabras del Papa Francisco sobre el trabajo y su centralidad para la vida de las personas. De manera reiterada nos lo recuerda el Papa.

El trabajo es medio imprescindible de realización personal de la propia vocación y reconocimiento de la sagrada dignidad de las personas. Mediante el trabajo construimos la vida social y política y contribuimos al Plan de Dios para la humanidad. Si falta el trabajo, la dignidad humana está herida. Es, por tanto, ineludible poner en primera línea de las agendas de nuestras organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales y en nuestras agendas personales. Y también en las propuestas de la Iglesia.

El acceso a un trabajo decente debe ser una meta prioritaria de las políticas públicas y de las organizaciones sociales, empresariales y sindicales. Es necesaria la articulación de políticas en España, en la Unión Europea y en el ámbito de Naciones Unidas de cara a la consecución de este objetivo. Es urgente la formulación y puesta en práctica de un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo internacionales, junto con unas condiciones de ayuda y unas políticas económicas.

Con el Papa Francisco hemos de decir que “nuestro sueño vuela más alto. No hablamos solo de asegurar a todos la comida, o un “decoroso sustento”, sino de que tengan “prosperidad sin exceptuar bien alguno”. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo, porque en el trabajo libre, creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida” (EG 192).

Os invito a participar en este encuentro que convocan conmigo la Delegación de Pastoral Obrera, Cáritas, Justicia y Paz, Confer, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Delegación de Pastoral de Migraciones de nuestra diócesis. En todo caso, sed conscientes de que la Iglesia no es ajena a la vida de las personas, que se implica y trabaja, especialmente en sus organizaciones y movimientos, para que las personas y las familias vivan con dignidad, pues Jesucristo, Dios Encarnado, ha abrazado nuestro mundo para elevarlo y devolverle su dignidad, también en el mundo del trabajo.

✠  Rafael Zornoza Boy

Obispo de Cádiz y Ceuta

Guión litúrgico para la celebración eucarística del domingo 30 de octubre, a las 12.00 horas, en la Catedral de Cádiz

Sevilla: VI Encuentro de la Acción contra el Paro en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Iglesia, Mundo obrero y del trabajo

Sevilla: VI Encuentro de la Acción contra el Paro en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

10 octubre 2016

Sevilla, 7 de octubre de 2016.  El VI Encuentro diocesano de la Acción Conjunta Contra el paro se ha celebrado este viernes bajo el lema “Iglesia unida por el Trabajo Decente”. El acto, que comenzó a las siete de la tarde en el Seminario Metropolitano de Sevilla, ha dado continuidad al proyecto de lucha contra el paro que varias delegaciones e instituciones diocesanas iniciaron hace tres años, y que seguirá siendo este curso una de las prioridades pastorales de la Archidiócesis de Sevilla.

sevilla7oct

El encuentro ha contado con la participación del economista y teólogo, Enrique Lluch. En su ponencia “El trabajo, un nuevo desafío económico y ético” ha reflexionado sobre los retos económicos que se plantean en la actualidad y que comienzan por proporcionar un salario digno para que el trabajo comience a ser digno, una remuneración acorde con el empleo y que cubra las necesidades de la persona dentro de la sociedad en la que vive.

Además de concienciar y resaltar la importancia de valorar el trabajo que las personas desarrollan cada día, Lluch ha destacado dos propuestas fundamentales para que la precariedad laboral existente de un giro de ciento ochenta grados: un cambio en la mentalidad empresarial y el aumento de la responsabilidad que asumen los compradores.

Con respecto a la primera propuesta, Lluch plantea iniciativas como la realización de evaluaciones éticas de las empresas o el aumento de la función social de las mismas. En relación a la responsabilidad de los compradores ha destacado el poder que estos tienen a la hora de elegir comprar los productos de una empresa reduccionista o de una que valore y dignifique el trabajo de sus empleados.

Para concluir su intervención, Enrique Lluch ha apelado a un cambio social y cultural que, aunque lento, es necesario para devolver al trabajo el valor que tiene y la dignidad que merece, y que pasa por el cambio de mentalidad de cada individuo.

Tras un momento de diálogo abierto con los asistentes al encuentro, en el que han participado más de ciento cincuenta personas, Diego Márquez, Delegado de Pastoral Obrera, ha explicado la Campaña “Iglesia Unida por el Trabajo Decente” con la que la Iglesia pretende informar, sensibilizar y colaborar con la realidad del desempleo y el trabajo digno. También se han presentado los nuevos materiales de trabajo que la Acción conjunta contra el Paro desarrollará durante el curso en diferentes centros y parroquias de la Diócesis.

Para finalizar, Antonio Muñoz, miembro de la Acción conjunta, leyó el manifiesto con el las entidades organizadoras han querido denunciar la precariedad laboral y la sangrante realidad de desempleo y las consecuencias que esta situación provoca en las personas que lo padecen.

Hoy se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente y la Iglesia de Sevilla ha querido responder con este acto a la llamada que el Papa Francisco ha realizado a participar de forma activa en este día. Una jornada en la que organizaciones eclesiales como HOAC, CONFER, Justicia y Paz y Cáritas, entre otras, han impulsado en más de cuarenta ciudades diferentes actividades para sumarse a esta iniciativa de lucha por el trabajo digno.

El VI Encuentro diocesano de la Acción Conjunta contra el Paro ha supuesto nuevamente, y por tercer año consecutivo, un espacio de reflexión, oración y llamamiento a toda la comunidad cristiana y a la sociedad en general a luchar por un mundo más justo defendiendo el derecho a un trabajo que permita a las personas desarrollarse con dignidad y autonomía.

Cartagena-Murcia: Más de 100 personas de organizaciones de lglesia participan en una Vigilia de Oración para defender el trabajo decente

Iglesia, Mundo obrero y del trabajo

Cartagena-Murcia: Más de 100 personas de organizaciones de lglesia participan en una Vigilia de Oración para defender el trabajo decente

10 octubre 2016

MURCIA, 08.10.2016 / Un centenar de personas de diversos organizaciones y movimientos de nuestra Diócesis de Cartagena, entre ellas Acción Católica General, Cáritas, CONFER, Hermandad Obrera de Acción Católica, Salesianos Cooperadores y Pastoral Obrera, participaron ayer viernes por la noche en la Parroquia de Santa Mª de Gracia, en Murcia, en una Vigilia de Oración en defensa del trabajo decente, con motivo con motivo de la celebración del 7 de octubre de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que a iniciativa de las Naciones Unidas se organizó en todo el planeta.

 

murcia7octb

 

En la Vigilia participaron numerosos trabajadores y voluntarios de Cáritas, quienes presentaron algunos proyectos que llevan a cabo en favor de las personas en paro o de los jóvenes excluidos. Participaron también diversas religiosas, y los sacerdotes Ramón García, párroco de Santa Mª de Gracia; Joaquín Sánchez, consiliario de la HOAC, y el salesiano José Miguel Gambín.

En el transcurso de estacelebración se presentaron diversos testimonios de personas que sufren el paro o la precariedad en sus puestos de trabajo, denunciando situaciones injustas, como realizar horas de trabajo que no se pagan ni cotizan por ellas, en condiciones muy duras, y sin recibir ningún tipo de prestación cuando finalizan.

Asimismo se leyeron diversos pronunciamientos del Papa Francisco y de los Obispos españoles, quienes en su Instrucción Pastoral Iglesia, Servidora de los pobres recuerdan que  “es la comunidad política – por la acción de los legisladores, los gobiernos y los tribunales- la que tiene la responsabilidad de garantizar la realización de los derechos de sus ciudadanos; a sus gestores, en primer lugar, les incumbe la tarea de promover las condiciones necesarias para que, con la colaboración de toda la sociedad, los derechos económicos-sociales puedan ser satisfechos, como el derecho al trabajo digno, a una vivienda adecuada, el cuidado de la salud, a una educación en igualdad y libertad”.

 

¡Tú! | Así lo vemos «Trabajo decente, expresión de dignidad» #7OCT #IglesiaporelTrabajoDecente #JMTD

Editoriales

¡Tú! | Así lo vemos «Trabajo decente, expresión de dignidad» #7OCT #IglesiaporelTrabajoDecente #JMTD

07 octubre 2016

Con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente, «Iglesia por el Trabajo Decente» convoca durante este mes y por segundo año consecutivo, en las diócesis del país, gestos y actividades públicas para visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente. La iniciativa impulsada por Cáritas Española, la Confederación de Religiosas y Religiosos (CONFER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, la Juventud Estudiante Católica (JEC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC) se consolida como espacio de coordinación para favorecer dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano decente.

La exigencia de trabajo decente no es ajena en la Iglesia. Por citar tres ejemplos: 1) la encíclica Rerum novarum del papa León XIII: «a nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia; ni ponerle trabas en la marcha hacia su perfeccionamiento» (n. 30). 2) Caritas in veritate, de Benedicto XVI el trabajo decente es «expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer» (n. 63). En Laudato si’ el papa Francisco insiste en la importancia de la dignidad del trabajo y del trabajo digno para la realización de la dignidad humana, la lucha contra la pobreza y la configuración de una sociedad que, con el trabajo de las personas, cuide la vida de todos y la casa común, realizando así la vocación humana (n. 128).

Defender el trabajo decente significa poner en el centro a la persona en vez de la rentabilidad económica; ir más allá del empleo y distribuirlo justamente; reconocer los trabajos de cuidado necesarios para la vida; luchar por condiciones dignas y el cumplimiento de los derechos; conciliar trabajo y descanso; y desvincular derechos y empleo. Es una misión irrenunciable ante el aumento de las desigualdades y de la pobreza laboral. Y es esencial para una sociedad más decente.

Liberamos el número completo del ¡TÚ! de octubre de 2016:

Accede a números anteriores del ¡Tú! en el apartado de Publicaciones/¡Tú!

SUSCRIBIR TU-01

Organizaciones de la Iglesia convocan actos en 40 ciudades para reivindicar la necesidad de un trabajo decente

Nota de prensa

Organizaciones de la Iglesia convocan actos en 40 ciudades para reivindicar la necesidad de un trabajo decente

04 octubre 2016

Con motivo de la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el próximo 7 de octubre, las organizaciones de Iglesia que impulsan la iniciativa #IglesiaporelTrabajoDecenteCáritas, CONFER, HOAC, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristinaconvocan por segundo año consecutivo diversos actos públicos en las distintas diócesis del país.

Las plazas e iglesias de 40 ciudades españolas serán el escenario de las actividades programadas por estas entidades, para renovar su compromiso de seguir construyendo y exigiendo una sociedad que defiende el trabajo decente. El trabajo decente refleja las prioridades de la agenda social, económica y política de los países y del sistema internacional. Es, además, un elemento fundamental para alcanzar una globalización justa, reducir de la pobreza y obtener desarrollo equitativo, inclusivo y sostenible.

Hoy es esencial defender el trabajo decente, el derecho a trabajar de toda persona capaz de ello (tanto el trabajo que genera ingresos –empleo— como el que no). Para ello, es necesario amparar un trabajo realizado bajo condiciones dignas para la persona, que se ve seriamente dificultado por el actual modelo socioeconómico.

Para las entidades convocantes, la defensa del trabajo decente implica:

 Poner en el centro a la persona y romper la actual lógica de pensar y organizar el trabajo desde lo económico y los intereses de unos pocos.

 Plantear el sentido y el valor del trabajo más allá del empleo.

 Luchar por unas condiciones dignas de empleo.

 Articular el trabajo y el descanso de forma humanizadora.

 Luchar para que el acceso a derechos humanos como la sanidad, la vivienda o la educación no esté condicionado a tener un empleo.

Ante la celebración de este 7 de octubre, Jornada Mundial por el Trabajo Decente, las entidades de Iglesia, a través de una actuación en red, han organizado un amplio programa de iniciativas conjuntas a escala tanto estatal como diocesana y local para informar, sensibilizar e involucrar a toda la sociedad en la defensa y protección activa de este derecho.

Cáritas, CONFER, HOAC, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristina lanzan una invitación a toda la ciudadanía a unirse a esta Jornada y a sumarse a las diferentes acciones que se van a llevar a cabo en todo el país.

***

Relación de actividades programadas en toda la geografía nacional [Clic aquí]

Materiales editados con motivo de la Jornada de este año [Clic aquí]

Carta pastoral del Obispo de Orihuela-Alicante sobre el trabajo decente

Iglesia, Mundo obrero y del trabajo

Carta pastoral del Obispo de Orihuela-Alicante sobre el trabajo decente

02 octubre 2016

El 7 de octubre tiene lugar la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. La Iglesia diocesana quiere unirse a esta celebración. El papa Francisco y otras entidades sociales católicas han potenciado la campaña en Europa, uniéndose a las iniciativas de la Organización Internacional del Trabajo.

VER

A la Iglesia le preocupa el que no haya trabajo para todos, pues a través de él las personas desarrollan sus propias cualidades y pueden contribuir a su propio desarrollo, el bienestar de su familia y la construcción de la sociedad. Es oportunidad para generar un ingreso justo; es seguridad y protección social para las familias; es mejora en el desarrollo personal e integración social; es igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

Pero el ideal no siempre se cumple en la realidad. Constatamos que sigue existiendo desempleo, precariedad laboral, empleo sumergido y pobreza incluso en trabajadores cuyos salarios no alcanzan un sueldo digno para cubrir sus necesidades y las de su familia. La tasa de paro es del 21,5%. En nuestra  provincia sigue habiendo un gran número de  desempleados y el 54,6% de ellos no cobra ninguna prestación económica (datos del servicio público de empleo en junio 2016). Asimismo, la contratación temporal aumenta, la brecha salarial entre fijos y temporales crece y ha aumentado el temor a perder el trabajo entre los profesionales en activo.

JUZGAR

La Iglesia siente vivamente estas situaciones y a través de sus organizaciones sociales, especialmente a través del secretariado de Pastoral Obrera, el de Migraciones-ASTi, Cáritas y los movimientos especializados de Acción Católica, es consciente y a la vez está comprometida en caminar en la búsqueda de soluciones y mejorar las situaciones de personas y familias.

Hay que reconocer la labor de muchos empresarios que crean empleo, poniendo en juego nuevas iniciativas, arriesgando su patrimonio y priorizando las personas antes que el simple beneficio, y mirando a la estabilidad y el futuro de la empresa. Es de alabar también la actuación de los sindicatos que tratan de defender el orden justo dentro de empresas y también en relación con la Administración Pública, mirando la dignidad de los trabajadores.

Una parábola de Jesús posiblemente nos podrá iluminar. La parábola del rico y del pobre Lázaro nos presenta una situación que chirría en cualquier oyente: un rico que banqueteaba y no «veía» al pobre en su puerta. Ese pobre no le molestaba porque no lo «veía». Y en su destino final, aquel hombre, consciente  de  su  destino  final,  quería  que  no  se  perdieran  sus  hermanos.  A  lo  que Abraham le respondió que tenían a Moisés y a los profetas, que los escucharan. La respuesta es contundente: no hace falta que resucite un muerto para ver lo que hay que hacer. Basta «oír» lo que dice la Palabra de Dios. Solo se sientan en la mesa los «hermanos», solo si consideramos al otro hermano nuestras relaciones son fraternas y prima el bien de las personas y el bien común y social más que el puro y exclusivo lucro, que es en definitiva lo que excluye, lo que genera «sobrantes», «descartes» en terminología del papa Francisco.

El Magisterio de los últimos papas ha ido dando cuerpo a la idea del trabajo decente.

San Juan Pablo II, el 1 de mayo de 2000, en el Jubileo de los Trabajadores, lanzó un llamamiento a nivel mundial a favor del trabajo digno, apoyando la iniciativa de la Organización Mundial del Trabajo.

Benedicto XVI, en Caritas in veritate, 63, concreta el contenido: «Por esto, ya el 1 de mayo de 2000, mi predecesor Juan Pablo II, de venerada memoria, con ocasión del Jubileo de los Trabajadores, lanzó un llamamiento para «una coalición mundial a favor del trabajo decente», alentando la estrategia de la Organización Internacional del Trabajo. De esta manera, daba un fuerte apoyo moral a este objetivo, como aspiración de las familias en todos los países del mundo. Pero ¿qué significa la palabra “decente” aplicada  al  trabajo?  Significa  un trabajo  que, en cualquier sociedad,  sea expresión  de la  dignidad esencial de todo hombre o mujer: un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación».

Igualmente en el Instrumentum laboris para la III Asamblea General extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia, en 2014, se afirmaba en el nº 71: «En diálogo con el Estado y las entidades públicas, se espera de parte de la Iglesia una acción de apoyo concreto para un empleo digno, para salarios justos, para una política fiscal en favor de la familia, así como la activación de una ayuda para las familias y los hijos».

ACTUAR

La Iglesia Diocesana no es ajena a estas realidades, a las carencias de trabajo de muchas personas, así como a las iniciativas públicas y privadas que fomentan leyes, oportunidades de empleo, formación, ayudas, propuestas de iniciativas para visibilizar el problema y a la vez fomentar el diálogo y las acciones concretas en busca de soluciones para todos.

Queremos animar a quienes están comprometidos con esta causa por el trabajo decente. Conocemos las iniciativas de la sociedad civil, gobiernos, sindicatos, agentes sociales. Entre ellos están el Secretariado  Diocesano de Pastoral Obrera de nuestra diócesis de Orihuela–Alicante, y los movimientos especializados de Acción Católica, especialmente HOAC, JOC, JEC, así como Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Secretariado Diocesano de Migraciones-ASTI, ACO y otros.

Sin duda que hemos de seguir animando a los agentes sociales públicos y privados a crear empleo, mirando siempre a un empleo estable y con un sueldo digno para cubrir las necesidades familiares.

Por otro, será necesario garantizar los derechos de los trabajadores y la protección social de quienes no llegan con el salario mínimo o han agotado las ayudas por desempleo.

No hemos de perder de vista el empleo juvenil, pues es apostar por el futuro, ya que permite pensar en desarrollo personal y los proyectos de familia.

Desde el secretariado de Pastoral Obrera, ha habido reuniones de preparación y concienciación con otras entidades eclesiales. También se tuvo en el Obispado una reunión con los sindicatos mayoritarios, para compartir ideas, experiencias y datos sobre la realidad laboral, el empleo precario, el desempleo, las iniciativas de empresas y sindicatos, las pensiones, etc.

El secretariado de Pastoral Obrera, con otras organizaciones, ha convocado acciones para el viernes 7 de octubre de 2016. En Santa María, de Elche, realizarán una vigilia de oración, y a continuación en la plaza de Santa María, un gesto público que visibilice este objetivo de concienciación por el trabajo decente.

Animamos a nuestras comunidades parroquiales y a los movimientos apostólicos, dentro de los objetivos del plan Diocesano de Pastoral 2016-2017, a tener presente estas iniciativas, iluminados por la luz de la Fe, y así poder acompañar, desde el pensamiento y la acción, a quienes buscan cauces e iniciativas para crear empleo decente, así como a aquellos que aún no lo tienen o lo han perdido.

Pedimos a San José, patrón de los trabajadores, que nos enseñe a valorar el trabajo digno y a seguir concienciando para que a nadie le falte.

 

✠ Jesús Murgui Soriano
Obispo de Orihuela-Alicante
27 de septiembre de 2016
San Vicente de Paúl

¡Tú! | Trabajo decente, expresión de dignidad

Kiosco

¡Tú! | Trabajo decente, expresión de dignidad

30 septiembre 2016

Presentamos los contenidos del periódico ¡Tú!, número 172 de octubre de 2016.

La exigencia de trabajo decente no es ajena a la Iglesia. Defender el trabajo decente significa poner en el centro a la persona en vez de la rentabilidad económica, ir más allá del empleo y distribuirlo justamente… Es esencial para una sociedad más decente.

Teresa Jiménez Zamorano en la columna «Con Dios en la vida obrera» titula su artículo: «Maestro de maestros». En «La calle», Malen Torres escribe «El proyecto de Dios: vivir amando», reflexiones surgidas del proceso de formación inicial de la HOAC en el grupo de Don Benito (diócesis de Mérida-Badajoz). En esta misma página incluimos una nota sobre el 70 aniversario de la HOAC, organización editora del periódico.

En «Política en zapatillas», A.A. Maestre publica «Demosincracia», respecto las prioridades en la política española actual; y Francisco Porcar, en «Cultura», escribe sobre «La cultura del encuentro».

En la «Ventana del mes», tenemos «Clamor por el trabajo digno», de José Luis Palacios, que relata el desarrollo de la campaña promovida por la HOAC «Trabajo digno en una sociedad decente».

En la sección «¿Quién es?» entrevistamos a dos miembros de la HOAC con experiencia sindical: Cándido López (Getafe): «De no ser por la HOAC, no habría aceptado el compromiso sindical», y Encarna Méndez (Jaén): «La lucha es más necesaria que nunca».

En la «Mirada justa», Gregorio Burgos titula su artículo: «Unidad por el trabajo decente». Y en «¿Sabías que…?» destacamos datos de desempleo y prestaciones a lo largo del verano.

Antonio Hernández-Carrillo, escribe el «Evangelio en la calle» el artículo: «Que tu reino sea un hecho en los lugares de trabajo» y «Así va el mundo», destaca la convocatoria de la Confederación Sindical Internacional de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre.

El ¡Tú! de octubre (en pdf) será accesible gratuitamente dentro de unos días. Las personas que están suscritas ya lo están recibiendo en sus casas.

TU 172 octubre.jpg

SUSCRIBIR TU-01

#DIAHOAC2021

Acceso a la suscripción.
■ Edición digital www.hoac.es/tu

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2021 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo