Mundo obrero y del trabajo >> , ,

La ventana del mes: Por una nueva cultura del trabajo

05 mayo 2017 | Por

La ventana del mes: Por una nueva cultura del trabajo

José Luis Palacios | Llega a su fin, tras dos años de andadura, la campaña «Trabajo Digno para una Sociedad Decente», impulsada por la HOAC para denunciar la degradación constante del trabajo y proponer una nueva concepción del mismo que sirva para construir sociedades cada vez más decentes.

La última asamblea general de la HOAC decidió dar prioridad a la defensa de la sagrada dignidad del trabajo y la exigencia moral y social del trabajo decente, a través de una campaña pública de duración bienal, en la que están implicadas todas sus organizaciones diocesanas y para la que se ha pedido apoyo a numerosas organizaciones eclesiales y sociales, así como a personas que sintonicen con esta aspiración.

No es para menos, en la actualidad más de 2.400.000 personas no pueden trabajar, ni reciben ningún tipo de prestación y 667.000 hogares no tienen ingreso alguno. A pesar del crecimiento económico registrado tras el fin oficial de la crisis, la pobreza afecta seriamente a 6,6 millones de personas, mientras que aumenta el número de personas que, a pesar de tener un trabajo, no se libran de verse amenazadas por la pobreza, hasta representar ya casi el 15% de la población con empleo.

La campaña de la HOAC ha servido para organizar más de un centenar de actividades de todo tipo, desde charlas hasta vigilias, pasando por concentraciones públicas, especialmente en torno al Primero de Mayo pero también, aprovechando la coincidencia de objetivos en esta ocasión, alrededor de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre.

También han sido innumerables los encuentros mantenidos con distintos representantes de la Iglesia, incluidos varios obispos, y de la sociedad civil. Incluso, en colaboración con otros departamentos eclesiales, se han convocado sesiones conjuntas de reflexión y se han abierto líneas de colaboración a largo plazo.

También han sido variadas las iniciativas para entablar contacto con personas y grupos que viven en primera persona el drama del paro y la incertidumbre de la precariedad, como empleadas del trabajo doméstico, trabajadores inmigrantes y mujeres víctimas de la violencia machista por citar algunos ejemplos. En ocasiones, dicha relación ha dado lugar a procesos de acompañamiento que siguen abiertos.

Especial repercusión ha tenido la iniciativa «Iglesia unida por el Trabajo Decente», en la que participa Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Justicia y Paz y Juventud Estudiante Católica (JEC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), además de la HOAC.

Las publicaciones de la HOAC, como es lógico, han recogido muchas de estas iniciativas y han servido también para cobijar algunas de las reflexiones elaboradas al calor de la campaña, aportaciones de voces autorizadas que han querido contribuir a completar y profundizar en estos asuntos y la reacción de algunas de las personas decididas a involucrarse en la tarea.

Frente a la mercantilización que se está produciendo del trabajo, la HOAC coincide en señalar la necesidad de conseguir condiciones laborales dignas, de desvincular los derechos sociales del empleo, de fortalecer y renovar el movimiento sindical y de promover ocupaciones sostenibles que sirvan al bien común.

A pesar de que la campaña no es más que una gota en el océano y que el camino por recorrer hasta lograr el respeto a la dignidad del trabajo humano es largo, estos dos primeros años han servido al menos para abrir diálogo, colaborar con otras organizaciones y reforzar algo el compromiso público de la toda la Iglesia con el mundo del trabajo y las personas desempleadas o precarias.

Al llegar el mes de mayo, la campaña «Trabajo Digno para una Sociedad Decente» llega a su punto álgido, lo que ha de servir para aumentar su incidencia pública, reforzar los lazos que han comenzado a tejerse y recapitular las conclusiones y propuestas, fruto de los debates y diálogos mantenidos. Entre la celebración del Día del Trabajo y el Día de la HOAC, fecha especial para reunir a militantes, simpatizantes y allegados sensibles a los padecimientos del mundo obrero, se celebrarán, de nuevo, un sinfín de actos, algunos de los cuales, como ocurre en Andalucía y Castilla y León, de carácter interdiocesano.

Será el fin de la campaña actual con el que se dará paso a otra similar que volverá a insistir también en la urgencia de compartir, primero, el análisis de la situación de degradación que afecta al trabajo, segundo, la reflexión que merece a la luz del Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, y, tercero, el llamamiento a la solidaridad con las personas y familias que más sufren a causa del paro, la precariedad y la pobreza.

Aunque la economía de nuestro país está logrando volver a la creación de empleo, este es precario, temporal y volátil. En todo el mundo, avanza el empleo atípico tan distinto al trabajo duradero con el que se identificaba la persona trabajadora, con derechos y protección social, y surgen nuevos modelos de relaciones laborales como el trabajo a demanda, el trabajo por proyectos, el autoempleo coordinado a través de aplicaciones informáticas…, al tiempo que se anuncia la gran revolución tecnológica como un riesgo cierto para los puestos de trabajo. La fractura social lejos de cerrarse podría ampliarse dando lugar a sociedades cada vez más deshumanizadas.

Sin embargo, el trabajo, en su esencia más profunda, es la actividad que permite a la persona crear y crearse, donarse y contribuir al desarrollo integral. Para la comunidad cristiana, además, es la característica que nos hace cocreadores de la obra de Dios y a través de la cual estamos llamados a construir su Reino de amor y comunión. Ante el riesgo de mercantilización e instrumentalización, la defensa del trabajo, como dimensión constitutiva del ser humano, requiere de muchos esfuerzos. La HOAC seguirá sumando el suyo.

Día de la HOAC

Durante el mes de mayo, en todas las diócesis, se organizará la convocatoria del Día de la HOAC, que coincide, en esta ocasión, con el final de la campaña. Este día simpatizantes, familias, amigas y amigos, junto a militantes de la HOAC celebrarán una jornada lúdica y reivindicativa en las diócesis del país. Si quieres participar, toda la información estará disponible aquí, en nuestra web.

SUSCRIBIR TU-01

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies