Mundo obrero y del trabajo >> , , ,

Barcelona | Hoy, está siendo pisoteada la dignidad de ser persona obrera

05 marzo 2021 | Por

Barcelona | Hoy, está siendo pisoteada la dignidad de ser persona obrera

El sábado 27 de febrero de 2021, víspera del segundo domingo de Cuaresma, la HOAC de Barcelona y Sant Feliu se ha congregado en Asamblea Diocesana

El año pasado, nuestro hermano Ángel Alcázar Aznar, nuestro compañero y consiliario Enric Roig Sansegundo y nuestra hermana Teresa Huguet Alòs murieron en la paz de Cristo. Y muy recientemente, Enriqueta Fajula Sacrest.

La asamblea se abrió con la oración por Enriqueta, un reconocimiento al legado de esta hoacista y religiosa javeriana, una acción de gracias al Padre-Madre por habernosla regalado. Miembros de su equipo y la animadora de la fe diocesana condujeron la lectura de Romanos 8, 9-11 y el viaje por la recopilación de su huella:

Activa en leer, estar al día y aportar su reflexión y el fruto de su acción al equipo y a las asambleas de la HOAC.

Con una espiritualidad profunda y, al mismo tiempo, muy con los pies en el suelo. Con un saber estar discreto y tranquilo.

Ha sido capaz de superar mil limitaciones y enfermedades con un ánimo extraordinario. Presente en todas las movilizaciones, con su silla plegable para poder descansar cuando ya no podía más!

En un tiempo gran activista en el barrio, tras largos años de compromiso con los enfermos mentales y sus familias. Para ella el cuidado de los más vulnerables era también un gesto de lucha y transformación.

No has llegado a los 90, pero tu impronta de dignidad de mujer obrera y de Amor ha llegado a 90 mil corazones de aquí y de otros lugares del mundo.

Damos gracias a Dios por haberte puesto en nuestro camino, por haber podido aprender de tu fortaleza y entrega constante. Has sido luchadora y cordial hasta el último aliento. Lo has dado TODO hasta el final. Qué suerte haber estado a tu lado. Qué regalo!!!

«Cuando envejecemos no dejamos de luchar, envejecemos cuando dejamos de luchar». Tú no dejaste de luchar nunca y tu espíritu siempre será joven en nuestros corazones porque nos lo enseñaste.

Has dado y recibido AMOR. Ahora ya podemos decir que tienes bien merecido el descanso a los brazos de Dios Padre-Madre.

Con todas las santas anónimas que han alabado Dios con su vida, intercede por nos. Danos fuerza para seguir luchando por la construcción de esta utopía humana y divina que llamamos Reino de las personas marginadas, discriminadas y explotadas del mundo.

“Estoy tranquila. Besos… con ÉL VIVIMOS, NOS MOVEMOS Y ESTAMOS, morimos y resucitaremos…”, nos decías. Ayúdanos a estar en paz y tener esperanza como tú.

A continuación, revisamos el trabajo de estos últimos seis años.

El espíritu de revisión y de autocrítica es lo que nos ayuda a avanzar en nuestros compromisos

La asamblea coincidía con el 57º aniversario de la muerte de Guillermo Rovirosa y el 37º aniversario de la muerte de Tomás Malagón Almodóvar

Comenzamos con la celebración del 75º aniversario del nacimiento de la HOAC. Y nos comprometimos a vivir con coherencia la fraternidad y la justicia social ahora, aquí y en todo el mundo. En efecto, una de las adhesiones aprobadas en la asamblea fue con la campaña de 123 entidades del pueblo saharaui que denuncian el expolio de sus bienes naturales y la represión que le acompaña.

Así pues y como cada 27 de febrero, también agradecimos a Dios Padre-Madre su amor con nosotros, los trabajadores y trabajadoras, por enviarnos como apóstol de su Hijo –el Divino Obrero de Nazaret– a Rovirosa, el “entusiasta” apóstol de sus hermanos obreros, y a Tomás Malagón, sacerdote de la Iglesia al servicio de todos, que llevó en lo más profundo de su corazón un gran amor a la HOAC.

La vida de Rovirosa ha sido para la Iglesia un verdadero “milagro”, que 57 años después de su muerte nos sigue deslumbrando, hasta poder afirmar, sin temor a equivocarnos, que en Rovirosa Dios ha visitado el mundo obrero.

Científico de prestigio, renunció a todo, se puso su mono azul de trabajo, se hizo uno de tantos y compartió su vida con los trabajadores para descubrirles y mostrarles la insuperable dignidad de ser obrero, tan insuperable que fue la condición que eligió para vivir el Hijo de Dios hecho hombre, el Divino Obrero de Nazaret como él le decía.

Rovirosa adquirió tras su conversión, una convicción inquebrantable: en Cristo está la salvación del mundo obrero. Pero un Cristo «tal como es, sin pretender perfeccionarlo», sin «querer modificar Jesús para que la cosa salga mejor».

Y junto a esta convicción, otra de la que nunca se volvió atrás: amó y confió verdaderamente en los obreros y las obreras, en quienes veía presente a Jesús Obrero.

Rovirosa fue la voz de la Iglesia y de los empobrecidos del mundo obrero. Dios nunca abandona a su pueblo. Mediante Rovirosa el evangelio de Jesús resonó con voz obrera, y el mundo obrero escuchó, en su mismo lenguaje, el eterno evangelio de Jesús, que tantas veces se le había secuestrado.

A Malagón, uno de los grandes sacerdotes del siglo pasado, consiliario y “alma mater” de la HOAC al lado de Rovirosa, se le dijo entre otras cosas: “maestro y pedagogo”, “apasionado de la promoción y formación del laicado”, “persona de diálogo y de la síntesis”, “amante servidor de los pobres”, “precursor de la teología política y de la teología de la liberación”, “una de las personas que más ha hecho para acercar la Iglesia al mundo obrero y el mundo obrero a la Iglesia”…

Hoy, está siendo pisoteada la dignidad de ser persona obrera. Nuestro panorama es de desempleo, precariedad, falta de consideración a los cuidados, contratos basura, subcontratos, horarios interminables, ruptura de los tiempos de trabajo y descanso… Todo supeditado al mercado. Lo importante es que el mercado funcione, aunque las personas pobres del mundo mueran de hambre; aunque genere miseria y exclusión; aunque nuestra juventud no encuentre trabajo ni pueda formar una familia; aunque no podamos ser padres, madres, hijos ni abuelos porque el mercado lo impide… Lo importante es el mercado, no la persona.

Nuestro ruego es que las celebraciones de este año, el 75 del nacimiento de la HOAC, por intercesión de Rovirosa, nos concedan el don de experimentar el paso de Dios por nuestra vida, que nos impulse, con gozo agradecido, a vivir con su misma coherencia el Evangelio del amor y la justicia. Este es, al mismo tiempo, nuestro compromiso. Por lo tanto, desde nuestro ser Iglesia con la misión de evangelización en el mundo obrero y, a la vez, desde nuestra presencia en diversos movimientos y plataformas sociales, sindicales y políticas, las y los militantes de la HOAC de hoy nos comprometemos a continuar nuestra implicación en la defensa integral de la clase obrera y los derechos y libertades que tanto merecemos y agradecemos a las personas luchadoras actuales y, especialmente, a aquellas que nos han precedido.

Especial recuerdo de Rovirosa y Malagón dentro del 75º aniversari de la HOAC

 

 

Acceso a la suscripción.
■ Edición digital www.hoac.es/tu

Nuevo libro

■ Entrevista a Jesús Espeja noticiasobreras.es

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2021 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo