Colaboraciones >> , , , , ,

El laicado: misión en el mundo y para el mundo

15 febrero 2020 | Por

El laicado: misión en el mundo y para el mundo

La Iglesia del siglo XXI necesita articular modos de proceder y atender los procesos históricos, en los que laicos y laicas puedan desarrollar su compromiso cristiano en, y para, un mundo en vertiginosa e incierta transición, enfrentado a numerosas encrucijadas.

Sebastián Mora Rosado | Profesor de Filosofía de la Universidad Pontificia de Comillas

Al cristiano no le está permitido huir del mundo. Extra orbem nulla salus (fuera del mundo no hay salvación). La salvación cristiana es histórica y requiere mediaciones históricas para desplegar su potencial liberador.

Los creyentes somos «una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo. Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar» (Evangelii gaudium, 273). Y esta «misión que somos en esta tierra» nos exige arriesgar y volver a empezar con alegría (Cfr. EG 3), no como una «heroica tarea personal, ya que la obra es ante todo de Él» (EG 12) sino como don recibido y acogido.

Escenarios de misión y compromiso

Este contexto transicional en el que vivimos y arraigados desde el espacio tensional de la misión, emergen múltiples apelaciones de la realidad, diferentes demandas de la sociedad e infinitas voces que siguen «gimiendo bajo dolores de parto» (Rom 8, 22) en este mundo inmisericorde. Para poder delimitar la ingente misión a la que somos llamados precisamos de una especial finura espiritual, emocional e intelectual. Sin ánimo de agotar la tarea voy a proponer, como esquema para el discernimiento, un marco general que nos permita articular un modo de proceder de los laicos en el mundo y para el mundo y, a continuación, algunos procesos históricos específicos que, en estos momentos, constituyen una misión sustancial para el compromiso cristiano.

«Interrumpir la historia»: desvelar, vincular y recrear

En Evangelii gaudium, citando la Instrucción Libertatis nuntius, nos recuerda el papa Francisco que «la Iglesia, guiada por el Evangelio de la misericordia y por el amor al hombre, escucha el clamor por la justicia y quiere responder a él con todas sus fuerzas» (EG 188). Escuchar y responder al clamor por la justicia que brota de un mundo roto. Mundo, que está exigiendo sacrificios humanos para poder mantener el statu quo de algunos a consta de otros. Esta dinámica acelerada, sorda y ciega al sufrimiento requiere de «cortafuegos» (Bordieu) sociales y culturales para «interrumpir la historia» (Walter Benjamin). Interrumpir la historia significa desvelar procesos, vincular relaciones y recrear alternativas.

Para seguir leyendo  >>>> suscríbete a Noticias Obreras

faldon portada y sumario

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies