Mundo obrero y del trabajo >> , ,

Homenaje a Juani y Paco Povedano, militantes de la HOAC de Córdoba

17 octubre 2022 | Por

Homenaje a Juani y Paco Povedano, militantes de la HOAC de Córdoba

Intervenciones realizadas en el homenaje a Juani y Paco Povedano, militantes de la HOAC de Córdoba, realizado el domingo 16 de octubre de 2022 en la parroquia San Vicente Ferrer del barrio de Cañero en Córdoba.

 

Juani Povedano. La espiritualidad de la sencillez y el acompañamiento
Equipo Paco Galán. 

Raramente tenemos la ocasión de compartir camino y vida con una persona que ha conseguido llevar a la práctica, de forma fresca y natural, el ideal cristiano de vida. La gente suele entender como buena cristiana a esa persona afable, incluso bonachona, poco amiga de discusiones y enfrentamientos, con tendencia a llevarse bien con todos, con cierta predisposición a hacer el bien en general (sin concretar mucho con quién) y que “cumple los mandamientos” de la Iglesia.

Nuestra Juani, aunque comparte ciertos rasgos con estas personas, no se ajusta a ese perfil. Que Juani sea buena persona no le quita capacidad de indignación ante las situaciones injustas que sufren las personas vulnerables. Una indignación que sabe convertir en espiritualidad al acompañarlas, al sufrir con ellas y al trabajar junto a ellas para transformar esas injusticias en derechos adquiridos.

Para nosotros Juani es la teóloga de la sencillez. Ella no explica teología, la vive. San Vicente hablaba de “una sencillez que no es virtud…que la encontramos en las personas que no tienen inteligencia ni juicio, pero hay otra sencillez que tiene relación con Dios. Ser puro…, que no tiene composición”. Esa es la sencillez de Juani, la que, de manera casi espontánea, tiene la facultad de juzgar cada realidad concreta desde su profundo amor por Cristo y por los “Cristos” de este mundo y actuar en consecuencia, sin ostentación ni engreimiento. Es la sencillez de la humildad, de la rectitud de vida, de la transparencia, del compromiso callado, decidido, persistente e inquebrantable, lo que le ha dado la credibilidad que goza en el mundo del trabajo y en la Iglesia.

Su profundo amor por un Jesucristo liberador le ha llevado a practicar el amor social a través de su compromiso social y político. Ese amor es el que la ha llevado a comprometer su vida en defensa de los trabajadores de la sanidad desde el sindicato CCOO. El que hace que se sienta inmigrante con los inmigrantes trabajando por ellos y con ellos en Córdoba Acoge. El que hace que piense y sienta como una desahuciada con los desahuciados en Stop Desahucios. El que la pone en el lugar de la mujer maltratada, apoyando con fuerza el trabajo de la Plataforma contra la Violencia de Género. El que la hace sentir y vivir como vecina, todos y cada uno de los problemas de sus vecinos y vecinas trabajando incansablemente por el bien de todos y todas en la Asociación de Vecinos del Santuario.

Y esa es la fuerza que le reconocen las personas que comparten con ella su compromiso por los más débiles en todas y cada una de esas realidades sufrientes.

Estas virtudes y estas prácticas son las que han hecho de Juani, nuestra Juani, la teóloga de la sencillez y el acompañamiento, una referencia de militancia para creyentes y no creyentes que confluimos con ella en valores como la dignidad de la persona, la justicia, la igualdad, el trabajo decente, el protagonismo del vulnerable, etc.

Por eso, el equipo Paco Galán y nos consta que toda la HOAC, estamos encantados de celebrar y participar en este homenaje a tu vida entregada. Para nosotros y nosotras eres un ejemplo y una Gracia y nos sentimos privilegiados de poder compartir fe y vida contigo. Un abrazo amiga. Te queremos.

 

Paco Cáliz. Un místico del mundo obrero
Equipo Paco Galán

Casi nunca solemos aplicar el apelativo “místico” para referirnos a una persona con la que convivimos. Sin embargo, cuando en nuestro equipo pensamos en una persona que tiene como referencia permanente a Jesucristo, que piensa, siente y vive desde Él, miramos a Paco Cáliz. Cuántas veces, en su hablar encendido sobre su amado barrio de Las Palmeras, o sobre los asentamientos rumanos, en sus juicios y oraciones, en su manera de estar, de hacer y de proponer, nos hemos mirado los miembros del equipo unos a otros y, en silencio, hemos podido reconocer, sin esfuerzo, el rostro de Jesús de Nazaret vivo y actuante en Paco, que interpela nuestras vidas. Si eso no es ser místico…

Cuando el papa Francisco en el nº 7 de Gaudete et exsultate dice: “Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente… veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad «de la puerta de al lado», de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios”. Muchas y muchos de nosotros somos capaces de ponerles cara a esos “santos de la puerta de al lado” pero nadie duda de que uno de los primeros de la lista sería nuestro querido Paco.

Pero ojo! Santidad no es perfección. Por supuesto que Paco tiene fallos, lo que pasa es que ahora mismo, ahora mismo…, no se nos ocurre ninguno.

Y es que, hoy queremos poner en la columna del haber las décadas de su trabajo callado y constante en el sindicato CCOO ¿Cuántas trabajadoras y trabajadores deben a su buen hacer las mejoras de sus convenios? ¿Cuántas horas de debates, viajes, encuentros, reuniones, asambleas…, dedicadas para llevar dignidad a las personas del mundo del trabajo y para defender el trabajo decente por encima de jueces, administraciones y patronales?

Y si hablamos del mundo obrero más empobrecido…, no hay palabras para expresar la entrega, no solo de su tiempo y de sus capacidades, sino de sí mismo. Todo, para promocionarlos personal y colectivamente, para implicarlos a fondo en los problemas que les impiden llevar una vida digna y, finalmente, para hacerlos protagonistas de la solución.

Si en una concentración o en una manifestación no vemos a Paco, nos preocupamos. Inmediatamente pensamos que no es normal, que algo le ha debido pasar, que debe estar enfermo. Eso, a pesar de que ya le hemos reiterado, una y mil veces, que estamos absolutamente convencidos de que San Pedro no lleva un listado riguroso de asistentes.

A la hora de la solidaridad y de la comunión con el mundo del trabajo empobrecido, no tiene rival. En el equipo, el criterio para las aportaciones es su famosa frase de que “lo que tenemos no nos pertenece, por lo tanto, no es caridad, sino justicia devolverlo a quién más lo necesita”.

Es imposible expresar en unas pocas y torpes palabras la donación que Paco ha hecho de su vida en el seno del mundo del trabajo desde la HOAC. Solo decir que no conocemos a muchas personas que hayan llevado a la práctica de una manera tan sencilla, natural y espontánea los fundamentos de la vida hoacista: ser y vivir como Jesús trabajando para hacer posible su Reino.

Como muestra, puede valer una anécdota ocurrida hace pocos años, cuando nos reuníamos en casa de María y José Luis, su hijo Luis nos decía en la convivencia posterior a la reunión “a ver si os ponéis las pilas, que Paco Cáliz os lleva a todos con la lengua fuera…”

Ese es nuestro Paco, genio y figura… ¡Ah! Y no permitas que te digan que te pareces a Manolo Escobar. Él solo te superaba en el cante y… por poco. Siempre serás nuestro referente en la espiritualidad, la formación, la comunión y el compromiso. Nos sentimos privilegiados por tenerte a nuestro lado. Parafraseando a Rovirosa queremos decirte que, “ahora más que nunca”, te queremos.

 

Una vida al servicio del Reino y el mundo obrero
Rafael Herenas, consiliario de la HOAC de Córdoba

Juani, Paco: La HOAC, en este merecido homenaje, queremos transmitiros nuestro cariño, nuestro abrazo fraterno. Y junto con ellos, nuestro agradecimiento por tener el privilegio de compartir con vosotros: fe, compromiso, militancia, vida… Nos sentimos orgullosos de ser vuestros amigos.

Damos gracias al Padre por haberos encontrado en nuestras vidas. Unas personas humanas, como vosotros, con los grandes valores de unos auténticos militantes cristianos: austeros, constantes, serviciales, cercanos…

Vuestras vidas son unas vidas que interpelan, rezuman fe. Vuestra relación y amistad con el carpintero de Nazaret siempre os ha llevado a plantearos la vida, como un acto de servicio a otras gentes como vosotros: sencillas, humildes, obreras.

Juani y Paco: sois vivos ejemplos de eso que se puede leer en el Evangelio de Mateo 11, 25: «Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a   ».

¿Qué bien habéis entendido, desde el principio, que ser cristiano no es contar lo que hizo Jesús, sino hacer lo que Él hizo!

ADMIRAMOS cómo estáis viviendo la POBREZA, desde la cercanía a los trabajadores más pobres, estando al su lado en la lucha por la justicia… Compartiendo lo que tenéis y lo que sois. En la práctica, demostráis la autenticidad de vuestra fe. Vuestras luchas nacen, permanecen y acaban en el mismo punto: la FE, traducida en obras.

ADMIRAMOS cómo vivís la HUMILDAD, sabiendo escuchar y admitiendo la posible verdad del otro/a; aunque firmes en vuestras convicciones básicas. Sabiendo tratar con respeto y cariño a la Iglesia, sin dejar de decir lo que pensáis.

ADMIRAMOS cómo habéis vivido y vivís el SACRIFICIO: encierros, concentraciones, lucha socio-política, compromiso sindical y en las organizaciones populares. ¡Qué gran disponibilidad y entrega en la lucha por la justicia!

Todo esto ha sido y es posible por vuestra ESPIRITUALIDAD, entroncada fuertemente en la mística de la HOAC, conjugando:

  • ORACIÓN y ACCIÓN.
  • FE y VIDA.
  • FORMACIÓN y LUCHA POR LA JUSTICIA.

 

Comunicación en la Acción de gracias.
Manolo Díaz, presidente de la HOAC de Córdoba

Hoy la HOAC de Córdoba estamos de fiesta, celebrando y expresando nuestra amistad y cariño a Juani y a Paco, dos vidas cargadas de compromiso militante, de coherencia de entrega y fidelidad a la HOAC, a la Iglesia y al Mundo Obrero más empobrecido.

En una Iglesia, en la que la mayoría de los cristianos reducen la fe al ámbito interno y a los actos estrictamente piadosos y religiosos, sin proyección social alguna; y en una sociedad que rechaza o minusvalora lo cristiano, dos hermanos: Paco y Juani, militantes de la HOAC, desde hace muchos años, con su compromiso sindical y social ejemplar, han sabido construir un puente que une fe-vida; vida cristiana con compromiso social y sindical; creencia en Jesucristo con la opción por los empobrecidos del mundo obrero y del trabajo.

Vuestras vidas, Juani y Paco, movidas por el amor a Jesucristo y al mundo obrero empobrecido, han estado cimentadas en estos tres aspectos en vuestra vida: os habéis dado y entregado al mundo obrero, sirviéndolo y luchando por su causa justa. Os ha llevado a aceptar a los compañeros de lucha como son, sin idealismos. Os ha llevado a crear comunión, renunciando a la comodidad y a las actitudes egoístas.

Este es el legado que nos dejáis a todos: cristianos o no; sobre todo a la HOAC y al mundo sindical y social.

En el jardín de la vida, sois dos rosas que esparcen el olor de Cristo. La HOAC; el Mundo sindical y el Movimiento Ciudadano, que se sienten en deuda con vosotros, os lo agradecemos de corazón.

Que el Señor os siga bendiciendo y cuidando. Y que la HOAC os sepa acompañar siempre.

Un abrazo en Cristo Obrero y hasta mañana en el Altar.

 

Maru Megina, presidenta general de la HOAC

Queridos Juani y Paco:

La Comisión Permanente nos unimos a este merecido homenaje que os hacen los hermanos y hermanas de la diócesis de Córdoba para expresaros, en nombre de la militancia de la HOAC, nuestra gratitud por vuestra entrega generosa. Hoy es una oportunidad para compartir y para recordar vuestro compromiso fiel al Mundo obrero y a la Iglesia. Es momento de hacer junto a vosotros memoria agradecida como decíamos hace poco en el 75 aniversario de la HOAC

Son muchos los militantes que quisieran estar hoy aquí compartiendo estos momentos de alegría con vosotros y para daros un abrazo fraterno. Algunos de ellos están hoy en otras muchas tareas. Es lo que tiene el compromiso. Pero queremos que os sintáis abrazados también por ellos y por ellas.

Decía que es momento para reconocer vuestra tarea humilde, esa militancia auténtica y honda realizada desde el servicio que ha sido siempre espejo en el que nos hemos mirado los y las militantes. De vosotros hemos aprendido a vivir la misión con una Espiritualidad que nace del estar junto a las personas concretas, tantos y tantas con las que os habéis cruzado en el camino durante todos estos años. Ese rostro humano de Dios que tan bien conocéis.

Recordar aquí la tarea de Juani en el barrio, en la parroquia, junto a los vecinos y vecinas acompañando tantas situaciones personales y familiares, procurando el cambio de mentalidad desde el testimonio y también desde el cambio de las instituciones para ponerlas al servicio de los empobrecidos. Tu tarea junto a otros ha hecho posible que STOP Desahucios ayude a organizar de manera solidaria y responsable a los afectados. Tu servicio a la HOAC diocesana e interdiocesana también nos ha ayudado a crecer en corresponsabilidad para ir creando esa otra manera de vivir que es hacerlo en comunión.

Paco, ente otros destinos, nos visitó por Jaén en su tarea de ir configurando el sindicato en el sector de la construcción. Para muchos militantes de CCOO y del mundo obrero sigue siendo un referente por su coherencia y su tarea incansable. Ahora sigue presente en la Asociación de barrios Ignorados donde sigue poniendo su esfuerzo constante en que los vecinos y vecinas analicen qué les pasa y cual es el motivo de lo que les pasa para que tomen conciencia de que hay que reivindicar derechos junto a otros y otras y defender el bien común.

El tesoro más valioso que tenemos en la HOAC, después de Jesús Obrero sois los y las militantes como vosotros que vais construyendo esta pequeña gran historia nuestra.

El papa Francisco en el prólogo que nos escribe a la HOAC  del libro, Ahora más que nunca: el compromiso cristiano en el mundo del trabajo para celebrar nuestro 75 aniversario, que sigamos siendo Iglesia en medio de la vida obrera con historias de encarnación y abrazo. Dice que la Iglesia sigue necesitando de hombres y mujeres que entregan sus vidas para crear otro mundo, otra sociedad; hombres y mujeres que saben que su entrega es necesaria, aunque no vean el fruto; que su vida es sembrarse y desvivirse para que otros puedan vivir.

Así que muchas gracias, Juani y Paco, y seguid con este testimonio que nos invita a caminar con el Obrero de Nazaret. Le pedimos al Padre que os de fuerzas para seguir este camino y a los demás la gracia de compartir con vosotros bienes, vida y acción.

Un abrazo en Cristo Obrero y hasta mañana en el altar.

 

Álbum de fotografías

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Revista TU!

Acceso a la suscripción.
■ Edición digital www.hoac.es/tu

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2022 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo