Colaboraciones >> , , ,

Opinión | La educación durante el confinamiento

15 abril 2020 | Por

Opinión | La educación durante el confinamiento

Luis J. Juan | Profesor de filosofía y militante de la HOAC Centro de Alicante.

Todos los profesionales de la educación parece que estamos de acuerdo en algo, y es que la emoción es un factor determinante a la hora de educar. No solo es importante la educación emocional, sino también el ser capaces de emocionar a la hora de educar. Creo que no es necesario explicar la dificultad que conlleva realizar esta tarea desde el confinamiento.

El otro día la ministra Celaa, en rueda de prensa, suponía que al menos el 12% de los alumnos tendrían dificultades para seguir el curso on-line durante esta situación de aislamiento. El 12% de alumnos parece un número pequeño, parece algo inapreciable. Pero de una clase de 35 personas, son casi 4 alumnos. Y en un instituto de unos 500 alumnos como el mío, son unos 60 alumnos con dificultades para acceder al curso.

Brecha digital

Aunque claro, ese número tiene trampa. Yo trabajo en un instituto que se encuentra en la zona norte de Alicante, en el barrio de Juan XXIII, donde la situación socio-económica ya de por sí es complicada. En mi centro no van a tener dificultades 60 alumnos, sino que probablemente ese número se triplique. En los barrios con más dificultades económicas la brecha digital se convierte en abismo.

Se trata de familias que tienen problemas económicos y sociales, que encerrados en una casa se complican aún más. Se trata de familias que se encuentran muchas veces lejos de sus lugares de origen, con un idioma diferente y un sistema educativo diferente que no siempre es fácil de entender. De manera que, el salto que tienen que dar es mayor, y el abismo digital y educativo, se convierte en océano.

Es cierto que, en medio de este océano, nos encontramos con botes salvavidas como Cáritas, Ayuda en Acción, Cruz Roja, o las tablets que están proporcionando Conselleria d’Educació. Los profesores intentamos que el 100% de los alumnos estén contactados y que esa distancia se salve de la mejor manera posible. Pero será una tarea titánica y que, a lo sumo, podrá cubrir medios técnicos, pero la parte emocional seguirá presentando dificultades.

Educación emocional

Si la tensión emocional se acrecienta en esta situación de confinamiento, ésta se hace aún mayor en situaciones de precariedad. Esto provoca que los alumnos no cuenten muchas veces ni con el apoyo económico, ni emocional necesario para llevar a buen término su proceso educativo este curso.

Si nuestros alumnos ya perciben de por si esa diferencia debida a la situación socioeconómica, en esta crisis esa percepción puede ser aún mayor. Corremos el riesgo de estarles enseñando a nuestros alumnos que ante un reto así, hay quien tendrá todos los medios a su alcance y otros que tendrán los obstáculos a sus pies.

Los profesores debemos ser conscientes también de esta situación. Si los profesores teníamos ya la obligación de educar desde las emociones, ahora tenemos la tarea de transmitir esa emoción por nuestros medios técnicos. Sobre todo, en aquellos casos de alumnos que sabemos que pueden estar en peor situación. Debemos ser capaces de entender la situación de cada alumno, porque haciéndonos conscientes de ella podremos encontrar la mejor manera de ayudarles.

Encontrarse con uno mismo

Los padres tenemos la obligación también de ayudar a nuestros hijos en este tiempo siendo conscientes desde nuestro estado emocional. Si quiero que mi hijo aprenda a controlar las emociones en casa, yo también debo ser capaz de controlar mi estado de ánimo. Si tu hijo ante una situación de crisis, o de agobio por no entender la tarea, nos oye gritar, es fácil que aprenda a gritar también. En cambio, si ve que resolvemos la situación con cariño y una sonrisa, nuestros hijos también aprenderán a afrontar los problemas desde el afecto. Tenemos la oportunidad de trabajar todas nuestras emociones al lado de nuestros hijos.

Al final, en esta situación nos encontramos todos igual de perdidos, y al final, todos estamos condenados a encontrarnos con nosotros mismos. Por eso ahora más que nunca se nos hace tan importante la educación y el aprendizaje emocional.

***

Este texto ha sido tomado de Alicanteopinion.es

 

#DIAHOAC2021

Acceso a la suscripción.
■ Edición digital www.hoac.es/tu

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2021 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo