Colaboraciones, Familia obrera >> , , , ,

Implicados en la economía alternativa

19 febrero 2020 | Por

Implicados en la economía alternativa

Goyo de la Fuente | Militante de la HOAC de Valladolid

Las familias de militantes de la HOAC de Valladolid están experimentando que otra economía es posible participando en varias iniciativas de economía social y solidaria, entre ellas la cooperativa de reciente creación: EnergÉtica.

Conciencia ecológica a partir de la formación política de la HOAC

Uno de los compromisos a los que nos llevó al equipo de la HOAC de Valladolid la realización del Plan Básico de Formación Política fue el interesarnos por conocer experiencias de economía alternativa y, en la medida de lo posible, participar en ellas. De este modo nos acercamos al comercio responsable y justo, a la banca ética…

Así mismo, el Plan Básico de Formación Política nos llevó a revisar nuestras prácticas cotidianas y cómo inciden en el cuidado de la creación, e introducir cambios. A partir de ese momento, por ejemplo, eliminamos de nuestros encuentros la utilización del plástico y otros elementos que generaran residuos que pudiéramos evitar. Así a las comidas vamos con el mantel de tela y cada familia con nuestros platos y cubiertos de casa que después lavamos como habíamos hecho antes de la aparición del plástico cada vez que íbamos de campo con nuestros padres.

Con el tiempo, la formación de la HOAC configuró en nosotros unas actitudes y comportamientos «ecológicos» cimentados en la Doctrina Social de la Iglesia y confirmados después por la encíclica del papa Francisco sobre el cuidado de la creación: Laudato sí’. Aun reconociendo que nos queda mucho camino por recorrer, descubrimos que esa ecología integral que propone Francisco en nosotros ya ha echado raíces y está creciendo.

La influencia de la XIII Asamblea

Después vino la XIII Asamblea General de la HOAC en Segovia con esa cuarta clave: «Ayudar a construir experiencias alternativas en la forma de ser y trabajar que expresen y construyan la nueva mentalidad que necesitamos».

Para nosotros quizás la clave menos difícil de poner en marcha, por estar ya embarcados en varios proyectos en esa dirección. Aunque también es cierto que, por surgir con cierta naturalidad, nos ha faltado tomar conciencia de lo que ya hacíamos.

La asamblea general también nos llevaba a vivir esta clave con nuestras familias y en este camino ya iniciado vimos la forma de concretar el reto de «seguir creciendo en configurar nuestra familia como comunidad que vive los valores de la triple comunión». Porque las iniciativas en las que participamos tienen que ver con la forma de cubrir necesidades de la familia: el consumo cotidiano, la gestión bancaria de los ingresos y gastos, el seguro del automóvil familiar…

Por tanto, la asamblea general refuerza y consolida los compromisos ya asumidos e impulsa a continuar avanzando.

En búsqueda de un consumo eléctrico ético y ecológico

Conscientes del poder de las empresas energéticas, una de las inquietudes de algunos de los militantes era poder acceder a la energía eléctrica por otra vía diferente a la que ofrecen las comercializadoras al uso. Y no se trataba solo de consumir energía verde, producto ofrecido por múltiples operadoras del mercado eléctrico, sino poder incidir en la transformación del mismo.

La luz, nunca mejor dicho, aparece con la propuesta de constituir una cooperativa energética en Castilla y León. En diferente grado e intensidad participamos en ese proceso que culmina en 2015 con la creación oficial de la cooperativa EnergÉtica, con más dudas que certezas pero con la alegría de poder disponer de nuestra propia comercializadora para «suministrar únicamente energía procedente de fuentes renovables para ayudar a frenar el deterioro medioambiental del que somos responsables y además gestionar nuestra factura energética».

EnergÉtica, cooperativa de energía renovable y sin ánimo de lucro

Dos de las familias de militantes de la HOAC somos cooperativistas y clientes de EnergÉtica, un proyecto de economía social y solidaria que está todavía en fase de consolidación, pero que lleva buen camino como lo demuestran sus 1.478 cooperativistas en prácticamente cuatro años. Para una comunidad como Castilla y León, en la que hay muchas dificultades para que cuajen experiencias de este tipo, no está nada mal.

Como dice en su página web, «somos una cooperativa de economía social sin ánimo de lucro y queremos producir y consumir electricidad de manera justa, ética y sostenible». El «somos» no es una figura literaria, sino que es una realidad porque una de las claves que define a EnergÉtica es la participación. A las asambleas ordinarias se suman las extraordinarias para la toma de decisiones, y se añaden los encuentros para el debate, la reflexión, la formación y la información. Todo ello para que el espíritu cooperativo sea el que impulse esta iniciativa. Estos espacios además tienen otro valor añadido: el refuerzo de la convicción de que otro mundo es posible, porque nos juntamos personas que estamos en ello también desde diferentes asociaciones y entidades. Los militantes de la HOAC hacemos lo posible por hacernos presentes, pero tenemos que confesar que no siempre es posible ni con el grado de intensidad y preparación que nos gustaría.

La cooperativa, además de comercializar energía verde (en estos momentos a través de Som Energía), tiene como actividad empresarial: la producción renovable, la promoción del autoconsumo, potenciar la eficiencia energética, la realización de proyectos de investigación.

Un aspecto también importante es que la cooperativa pretende generar empleo de calidad que permita a personas cualificadas permanecer en Castilla y León y contribuir al desarrollo sostenible de nuestra tierra. Tanto para el consejo rector como para la asamblea es una preocupación permanente que las seis personas trabajadoras (cuatro actualmente y dos que próximamente se incorporaran) tengan unas condiciones decentes de trabajo, tanto salariales como de horarios. Como todos los inicios, y más en experiencias de economía social y solidaria, todavía no se ha alcanzado el 100% de las expectativas, pero siguen poniéndose las condiciones para ello. Eso sí, algo que sí se puede hacer y se está haciendo, es no considerarles como empleados, sino como compañeros que están aportando su tiempo y su saber a este proyecto tan ilusionante.

 

faldon portada y sumario

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies