Colaboraciones, Internacional >> , , , ,

Centenario de la OIT: Por un futuro más digno y sostenible

22 mayo 2019 | Por

Centenario de la OIT: Por un futuro más digno y sostenible

Fátima Almeida, copresidenta del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos.

La próxima conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) servirá para conmemorar el centenario de su fundación al tiempo que reflejará los consensos alcanzados sobre el futuro del trabajo. El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), miembro observador, no quiere perderse esta cita.

Fundada en 1919, al final de la primera guerra mundial, la OIT ha pretendido dar respuesta a las consecuencias devastadoras de la guerra y a las paupérrimas condiciones de trabajo en las que vivía la mayoría de la población, en los diversos países y continentes.

Esta realidad llevó a que gobiernos, empleadores y trabajadores se unieran para crear una institución responsable de la negociación y el diálogo social. Las condiciones de trabajo degradantes, de explotación y la vida de privaciones y miseria de las personas, dio origen a la creación de un compromiso común en favor de la justicia y la cohesión social.

Fue el inicio de un proceso en que el diálogo social y la lucha de los trabajadores, con todas las dificultades y sufrimientos inherentes, abrieron camino a la mejora de las condiciones de trabajo y el reconocimiento del trabajo con derechos. Para la conquista de muchos derechos y mejora de las condiciones laborales y salariales fueron también imprescindibles las luchas de los trabajadores.

Y es esta memoria de diálogo y negociaciones, de luchas y de conquistas, la que continúa alimentando y haciendo renacer cada día la fuerza, el coraje y la audacia para encontrar respuestas y caminos futuros.

Para un futuro con trabajo digno, es imprescindible un plan de desarrollo centrado en las personas, con garantía universal de empleo, de protección social que incluya todo el tiempo de vida, de formación y aprendizaje permanentes y de mayor inversión en la economía rural, verde y de cuidados. Estos son algunos de los desafíos y de las propuestas que la OIT tiene en debate en los diversos lugares de diálogo social, en la celebración del primer centenario de su fundación.

Los cambios en el mundo del trabajo, con las nuevas tecnologías, la robotización, la digitalización y el cambio climático, obligan a encontrar respuestas colectivas a escala mundial. Una de esas respuestas tiene que incluir una nueva forma de entender y organizar el trabajo, hoy y en el futuro. La organización del trabajo, actualmente, no es compatible con la vida familiar ni con la calidad de vida en «abundancia» a la que todas y todos tienen derecho.

A través de la OIT, gobiernos, sindicatos y empleadores deben trabajar juntos para hacer la economía y el mundo del trabajo más justo e inclusivo. El diálogo social sigue siendo fundamental para la negociación y el equilibrio de fuerzas, para avanzar hacia la igualdad de oportunidades, de legitimar derechos laborales, de aplicar una mejor redistribución de la riqueza creada por el trabajo y reconocer la necesidad del equilibrio que ha de existir entre el tiempo laboral, personal, familiar y social.

Por eso se reviste de toda la importancia a la 108ª Conferencia de la OIT que se va a celebrar entre los días 10 y 21 de junio, próximos, en Ginebra, Suiza. Sobre el lema «Protección social universal para la dignidad humana, la justicia social y el desarrollo sostenible», todos están invitados a participar en un diálogo que impulse un modelo de organización laboral y un desarrollo, económico y social que sitúe a la persona en el centro, que sea más justo, inclusivo y sostenible.

Este evento que une a gobiernos, organizaciones empresariales y sindicales, cuenta también con la participación, como observadores, de organizaciones no gubernamentales que intervienen en el mundo laboral por el trabajo con derechos, promotor de la cohesión social.

Para el MMTC, miembro observador de la OIT, esta Conferencia se reviste de significativa importancia, por la conmemoración del centenario y por la memoria del recorrido histórico de la OIT al servicio del diálogo social, de la regulación mundial del trabajo y por las importantes reflexiones, desafíos y propuestas que presenta para el Futuro del Trabajo.

Tenemos que fortalecer el concepto de trabajo digno que la OIT lanzó en 1999, y que resumía las principales aspiraciones de los trabajadores: oportunidades para realizar un trabajo productivo con una justa remuneración; seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias; mejores perspectivas de desarrollo personal e integración social; libertad para expresar sus preocupaciones; organización y participación en las decisiones que afectan a sus vidas; igualdad de oportunidades y de trato. O sea, proporcionar a todas las mujeres y hombres en condiciones de trabajar el acceso en igualdad de oportunidades a un trabajo digno y productivo en condiciones de libertad, equidad y dignidad.

Actualmente el debate y la lucha por el trabajo digno superan el ámbito político, empresarial y sindical. Están también organizaciones no gubernamentales, civiles y religiosas, donde se incluye el MMTC y sus movimientos nacionales en Europa, África, Asia y América. Tierra, Techo y Trabajo para una vida digna, une en estos tiempos, la vida y acción de estos movimientos de trabajadores cristianos. Además de otras fechas importantes, dan especial relevancia al día 7 de octubre de cada año, la Jornada Mundial por el Trabajo Digno, movilizando a personas, sindicatos, organizaciones civiles, comunidades cristianas, obispos y sacerdotes, llamándolos a la participación en esta lucha y en esta campaña.

El imperativo de esta movilización y acción están fundamentados en el pensamiento social de la Iglesia, recordado continuamente por el papa Francisco, que hace del derecho al trabajo creativo y libre, justamente remunerado, uno de los mensajes fuertes de su pontificado. Son suyas estas palabras dirigidas a trabajadores en 2014: «Es necesario reafirmar que el trabajo es una realidad esencial para la sociedad, para las familias y para los individuos, y que su principal valor es el bien de la persona humana, ya que la realiza como tal, con sus actitudes y sus capacidades intelectuales, creativas y manuales. De esto deriva que el trabajo no tenga solo un fin económico y de lucro, sino por encima de todo un fin que respete a la persona y su dignidad. Y si no hay trabajo, ¡esa dignidad está herida!». Y en el Encuentro de sindicatos, en el Vaticano, en 2017, dijo: «Y no siempre trabajamos y no siempre debemos trabajar. No debemos trabajar cuando somos niños, cuando estamos enfermos y cuando somos más viejos».

Para el papa Francisco «tierra, techo y trabajo» son derechos sagrados. Por eso, es deber de todos, gobiernos, organizaciones empresariales y sindicales, comunidades civiles y religiosas involucrarse y unirse, para trabajar juntos en la ejecución de estos derechos «sagrados».

Vamos, como MMTC, a seguir dando fuerza y vida a la iniciativa «Iglesia por el trabajo digno», actuando por su dimensión internacional y por la acogida a nuevas alianzas. Apoyando y valorando el importante papel de la OIT en la negociación, en la regulación y los convenios sobre el trabajo, a través del debate, la difusión y el llamamiento a la concreción de las propuestas sobre el Futuro del Trabajo.

Queremos, por eso:

1. Ofrecer nuestro compromiso, nuestras reflexiones y nuestras luchas, asumiendo la responsabilidad en la construcción de un mundo más justo, equitativo e inclusivo;

2. Compartir ese camino de humanización y liberación con otros actores comprometidos en la lucha por la sagrada dignidad de la persona;

3. Ayudar a construir alternativas, grandes y pequeñas, donde la persona y su dignidad estén siempre en el centro de las decisiones y de los cambios.

4. Contribuir para mejorar el futuro del trabajo, con más dignidad y sostenibilidad, con la tecnología al servicio del trabajo digno. De forma que sea la persona quien dirija a la tecnología y no al contrario.

El trabajo fue hecho para la persona y no la persona para el trabajo.

 

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05
faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies