Internacional >> ,

Aumenta la población trabajadora migrante en todo el mundo

07 diciembre 2018 | Por

Aumenta la población trabajadora migrante en todo el mundo

En la actualidad hay 164 millones de personas trabajadoras migrantes, lo que supone un 9% más que en 2013. La población empleada fuera de su país de origen es hoy más alta que nunca en la historia.

La razón de este fenómeno actual está en que el desempleo y la creciente pobreza empujan a muchos trabajadores de los países en desarrollo a buscar oportunidades laborales lejos de los suyos. Los países desarrollados, por su parte, demandan especialmente trabajadores no calificados.

Los trabajadores migrantes contribuyen con su aportación al crecimiento y el desarrollo de los países de destino, mientras que los países de origen se benefician de las remesas y de las competencias que los migrantes adquieren cuando están fuera de su país.

No obstante, también plantean algunos desafíos, como es la pérdida de un importante contingente de trabajadores en sus países de origen, las tensiones con la población autóctona al aceptar, a veces por necesidad, peores condiciones de vida y la discriminación y abusos que padecen en ocasiones, dados sus mayores niveles de desprotección.

Según la segunda edición del informe Estimaciones mundiales sobre los trabajadores migrantes internacionales  de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la mayoría de los trabajadores migrantes – 96 millones – son hombres, mientras que 68 millones son mujeres.

La proporción de trabajadores migrantes hombres ha pasado del56 al 58%, mientras que las trabajadoras migrantes mujeres han reducido su proporción del 44 al 42%. Esto se explicaría, según Manuela Tomei, Directora del Departamento Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT,  por “la discriminación que con frecuencia deben enfrentar a causa del género y la nacionalidad” lo que supone “un menor acceso a oportunidades de empleo en los países de destino en comparación con sus pares masculinos”.

Otro dato muy relevante indica que alrededor de 87% de los trabajadores migrantes pertenecen al grupo de edad más productivo, entre 25 y 64 años. Lo que puede interpretarse como que  algunos países de origen están perdiendo la parte más productiva de su fuerza de trabajo lo cual, señala el informe, podría tener un impacto negativo sobre su crecimiento económico.

El informe también relaciona el destino de los trabajadores migrantes por países y regiones clasificadas según sus niveles de ingresos. A nivel mundial, de los 164 millones de trabajadores migrantes, 111,2 millones (67,9%) viven en países de ingreso alto, 30,5 millones (18%) en países de ingreso mediano-alto, 16,6 millones (10%) en países de ingreso mediano-bajo y 5,6 millones (3%) en países de ingreso bajo.

Los trabajadores migrantes constituyen 18,5% de la fuerza de trabajo de los países de ingreso alto, pero solo entre 1,4 y 2,2 de los países de ingreso más bajo. De 2013 a 2017, la concentración de trabajadores migrantes en los países de ingreso alto disminuyó de 74,7 a 67,9%, mientras que la proporción en los países de ingreso mediano alto aumentó. Esto podría ser atribuido al desarrollo económico de estos últimos.

Cerca del 61% de los trabajadores migrantes se encuentran en tres subregiones: 23% en América del Norte, 23,9% en Europa Septentrional, Meridional y Occidental y 13,9% en los países árabes.

Otras regiones que también reciben un gran número de migrantes – más del 5%– incluyen a Europa Oriental, África Subsahariana, Asia Sudoriental y el Pacífico, y Asia Central y Occidental. Por el contrario, África del Norte acoge menos de 1% de los trabajadores migrantes.

Los Estados, las empresas, la sociedad civil y la comunidad internacional deben asumir sus responsabilidades y desplegar las medidas y políticas necesarias para hacer una gestión adecuada de los flujos migratorios, un fenómeno de nuestro tiempo que ha venido para quedarse.

Las personas trabajadoras, independientemente de su origen, tienen derecho a que se respeten sus derechos, a recibir la misma protección y las mismas prestaciones que el resto de la población empleada. La firma de convenios internacionales y la adecuada supervisión de su cumplimento son herramientas útiles para lograrlo.

Noticias Obreras

Nuevo libro

Libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2018 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies