Iglesia, Mundo obrero y del trabajo >> ,

León | Clamor contra el cierre de Vestas

03 septiembre 2018 | Por

León | Clamor contra el cierre de Vestas

Los directivos de la empresa de generadores de energía renovable Vestas, ubicada en Villadangos del Páramo (León), anunciaron el cierre inminente de la planta, tras 12 años de actividad. Desde que conocieron la noticia, a finales de junio, la plantilla, compuesta por unas 370 personas, se ha movilizado para intentar revertir la decisión de la multinacional de origen danés.

La compañía se ha acogido al descenso de la demanda de aerogeneradores para decretar el cierre de su planta leonesa y justificar así la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE). Fuentes sindicales, en cambio, aseguran que la estrategia de la firma es abaratar los costes laborales, trasladando su producción a países como Argentina, China, Rusia e India. Unos 300 trabajadores temporales ya han salido de la empresa, mientras que otras 2.000 personas más vinculadas a más de 40 empresas auxiliares ven su futuro con gran preocupación.

Sin tiempo para reclamar las ayudas concedidas

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y la consejera autonómica de Economía, Pilar del Olmo, han criticado duramente la estrategia de la compañía que habría esperado al vencimiento del plazo de tiempo establecido para poder reclamar las ayudas recibidas por las administraciones para comunicar su intención.

«Lo tenían todo muy bien calculado», opina la consejera de Economía, quien ha recordado los 12,5 millones en ayudas públicas que Vestas recibió para la planta de Villadangos, además de la cesión de suelo municipal, y el millón de euros obtenido para su factoría de Ólvega (Soria), cerrada en 2012.

«Nos parece una deslealtad institucional», ha añadido la ministra Maroto en referencia a las «formas inaceptables» de la multinacional y la incredulidad ante el cierre de una factoría competitiva cuyo futuro parecía absolutamente garantizado dado que «este Ministerio y Europa han apostado claramente por el sector de las energías renovables».

En el polígono de Villadangos se fabrican aerogeneradores para las palas eólicas y la denominada ‘nariz’ que sujeta estas palas. En 2014 fue elegida por la multinacional como la primera planta multiplataforma del grupo, gracias a sus tres modelos de máquina en siete líneas de producción. Entonces, era un referente para la compañía, que llegó incluso a anunciar que en 2020 alcanzarían los 700 trabajadores.

Ante la negativa de la dirección a entablar las negociaciones con la representación de los trabajadores y vista la escasa incidencia de la huelga convocada al conocer el anuncio de cierre, la plantilla optó, a finales de agosto, por acampar a las puertas de la empresa y de paso evitar el traslado de la maquinaria.

Los trabajadores han comenzado a recaudar dinero para unos empleados que llevan prácticamente dos meses sin ingresos económicos, tras los paros parciales y la huelga indefinida que mantienen desde el pasado 16 de julio. Han organizado un puesto ambulante, que mueven por los distintos mercados de la zona del Páramo, en el que se venden mecheros y chapas sobre la reivindicación laboral de Vestas. Además, los sindicatos están preparando una campaña de crowdfunding en redes sociales con el objetivo de recaudar fondos para los trabajadores. Los sindicatos siguen manteniendo contacto con los distintos comités de empresas de las subcontratas de Vestas para intentar organizar una movilización conjunta.

Según las últimas informaciones, la dirección habría optado por posponer la entrada en vigor del ERE planeado, a la espera de reunirse con el Gobierno, si bien ha pedido a los trabajadores que constituyan una comisión negociadora para abordar los despidos. La Junta de Castilla y León no habría sido invitada a la reunión entre el Ejecutivo nacional y la multinacional danesa.

Pronunciamiento de los obispos

Por su parte los obispos de Astorga y León han pedido a la empresa que reconsidere su postura. Juan Antonio Menéndez Fernández y Mons. Julián López Martín respectivamente, no solo han hecho pública su «profunda preocupación ante un hecho que viene a sumarse a otros muchos que, de tiempo atrás, se vienen produciendo entre nosotros y que inciden grave y directamente sobre el empobrecimiento de nuestras tierras y sobre el desánimo de nuestras gentes», sino que también han efectuado «el ruego, respetuoso y exigente a la vez, de que la empresa Vestas proceda a reconsiderar su postura, especialmente teniendo presentes varias circunstancias que lo reclaman: los beneficios fiscales y la concesión de subvenciones que ha recibido de las Administraciones públicas internacionales, nacionales y regionales, el ejemplar comportamiento de la plantilla de trabajadores y de los proveedores, y, también, la rentabilidad económica que hasta el momento se ha venido produciendo, la cual hubiera sido imposible sin la aportación relevante de los trabajadores de la empresa».

En su comunicado, los obispos afirman estar alarmados por «el dolor y la incertidumbre de quienes son empleados directos de la citada Empresa y de sus familias, de las empresas y trabajadores que se verán afectados indirectamente por esta decisión y de todos los ciudadanos de la provincia leonesa que percibimos cómo nuestra geografía humana envejece, se despuebla y empobrece de forma progresiva».

Noticias Obreras

Nuevo libro

Libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2018 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies