Flexibilidad y precariedad, Iglesia >> ,

Jaén | Dolor y solidaridad por la muerte de dos trabajadores en dos días

01 agosto 2018 | Por

Jaén | Dolor y solidaridad por la muerte de dos trabajadores en dos días

Un obrero de 62 años, natural de Cazorla que residía en Peal de Becerro, falleció el martes 31 de julio atrapado por un tractor que manejaba mientras realizaba trabajos de limpieza del monte en la zona del pantano del Tranco, en Santiago Pontones. Es el segundo accidente mortal en dos días en el sector agrícola y el tercero en una semana. Recordemos al trabajador de 25 años, fallecido el 29 de julio en Villanueva de la Reina, natural de Molina de Aragón, provincia de Guadalajara, al caer y quedar atrapado en una trituradora de paja.

Perder la vida en el trabajo es un siniestro escalofriante pero las estadísticas son inalterables y frías. La lacra de la siniestralidad laboral no para. De enero a mayo de 2018 se han producido 541.098 accidentes laborales, 245.922 causaron baja, lo que supone un 3,5 por ciento más respecto al mismo periodo de 2017 y 295.176 fueron sin baja, lo que representa un descenso del 1 por ciento. 250 trabajadores han muerto en los cinco primeros meses del año, 2 al día, 11 sufren un accidente grave, 1.391 un accidente leve y 1.954 un accidente que no causa baja. Es alarmante e inasumible el número de muertes durante la jornada laboral o por motivos derivados del trabajo.

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y el Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera de Jaén queremos manifestar ante la opinión pública lo siguiente:

Como trabajadoras y trabajadores, nos queremos unir al inmenso dolor de los familiares y allegados a este trabajador, ofreciéndoles nuestra más fraternal solidaridad, y al mismo tiempo, expresar nuestro compromiso militante, obrero y cristiano, ante esta cruda realidad que tan a menudo nos sacude.

Nos solidarizamos con los trabajadores y sus familias porque el Evangelio nos lleva a expresar, por un lado, nuestra cercanía y compasión con las víctimas de los accidentes laborales, todos ellos evitables y, por otro, a tener presente en nuestra oración esta realidad sufriente. Estamos contactando con las familias de los trabajadores fallecidos para ofrecerles nuestro pésame y apoyo ante la vulnerabilidad más potente: la pérdida de la vida en el trabajo.

Participamos en las concentraciones convocadas por los sindicatos y celebramos la Eucaristía por la vida y muerte de estos trabajadores muertos en el campo de honor del trabajo y de la lucha.

La muerte en accidente laboral es una tragedia humana porque el trabajo es para la vida. Una tragedia que pocas veces es reconocida y que se vive al interior de las familias. Detrás de cada trabajador o trabajadora está su familia, sus amigos, sus compañeros y compañeras…

Tomemos conciencia de la importancia que tiene el trabajo en nuestras vidas, así como de la necesidad de realizarlo en condiciones dignas y seguras.

La dignidad humana en el terreno laboral, como en cualquier sitio o situación tenemos que estar dispuestos a defenderla, porque es lo que nos hace sentirnos personas e hijos de Dios.

Subrayamos lo que nos dice el Papa Francisco: “Una vez más dirijo un apremiante llamamiento para que no prevalezca la lógica del provecho, sino la de la solidaridad y la justicia. En el centro de toda cuestión, también la laboral, hay que colocar siempre a la persona y su dignidad. ¡Con el trabajo no se juega! (3 de septiembre de 2014).

¡DESCANSEN EN PAZ LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS MUERTOS EN SUS PUESTOS DE TRABAJO!

Noticias Obreras

Nuevo libro

Libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2018 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies