Internacional, Mundo obrero y del trabajo >> , , ,

40 millones de personas víctimas de la esclavitud moderna

25 septiembre 2017 | Por

40 millones de personas víctimas de la esclavitud moderna

Alrededor de 24,9 millones de personas que se encuentran en situaciones de trabajo forzoso en el mundo, de las cuales 15,9 millones (64%) son víctimas del trabajo forzoso con fines de explotación laboral, 4,8 millones (19 %) son víctimas de explotación sexual forzada y 4,1 millones (17%) son víctimas de trabajo forzoso impuestas por las autoridades estatales, según ha denunciado la OIT.

El Convenio número 29 de la OIT, adoptado en 1930, definió el trabajo forzoso y obligatorio como «todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente». Los niños y las niñas son víctimas también del trabajo forzoso, concretamente las estimaciones señalan que en el trabajo forzoso con fines de explotación laboral el 18% son niños y niñas, en el caso de la explotación sexual es un 21% , y un 7% en el caso de las víctimas de trabajo forzoso impuestas por autoridades estatales.

Mirando por regiones, Asia y Pacífico concentra el porcentaje de trabajo forzoso más alta donde 4 de cada 1.000 personas son víctimas de trabajo forzoso, seguida por Europa y Asia Central con 3,6 por cada 1.000, África con 2,8 por cada 1.000, los Estados árabes con 2,2 por 1.000 y las Américas con 1.3 por 1.000.

De media casi una de cada cuatro víctimas de trabajo forzoso es explotada fuera de su país de origen, con una marcada diferencia según el tipo de situación. En el caso de las víctimas con fines de explotación sexual, el 74% se encuentran fuera de su país de origen, en el caso de las víctimas con fines de explotación laboral es el 14% y para las víctimas de trabajo forzoso impuestas por las autoridades estatales es de un 1%.

Los datos sobre el trabajo forzoso se presentan como parte del informe «Las estimaciones mundiales de la Esclavitud Moderna» publicado por la OIT y la Walk Free Foundation, en asociación con la Organización Mundial para las Migraciones (OIM) en el marco del septuagésimo segundo período ordinario de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El informe señala que además de las 24,9 millones de víctimas del trabajo forzoso, hay 15,4 millones de personas que viven en situación de matrimonio forzado, el 88% de las cuales son mujeres y niñas. Del total de todos estos matrimonio, 6,5 millones sucedieron entre 2012-2016 y el resto fueron anteriores a este período, pero seguían dándose.

Según estos datos en 2016 había 40,3 millones de personas atrapadas en situaciones de esclavitud moderna(1), y en los últimos cinco años 89 millones de personas han sufrido situaciones de esclavitud moderna por períodos que van desde algunos días hasta cinco años completos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible exigen acelerar la acción contra el trabajo forzoso La agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible expresa en la meta 8.7 el compromiso para 2030 de «adoptar medidas inmediatas y eficaces para asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, erradicar el trabajo forzoso y, a más tardar en 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados».

«Los datos presentados en el informe no pueden dejarnos indiferentes. Tenemos que desarrollar una política centrada no solo en la detección sino también en la prevención, la protección y la reparación de las víctimas», señala Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España. «Desarrollar sistemas de protección social universales, extender los derechos laborales en el sector de la economía informal, fortalecer y activar la inspección de trabajo y asegurar una gobernanza de las migraciones basada en derechos son aspectos fundamentales en la lucha contra el trabajo forzoso. Y la ratificación del Protocolo de Trabajo Forzoso de la OIT es el primer paso», indica Nieto.

«La persistencia de las diversas formas de esclavitud laboral es un fracaso moral de nuestra sociedad que no se puede tolerar. Los derechos humanos y laborales no serán plenos mientras perviva el trabajo forzoso, la servidumbre, la esclavitud sexual y laboral», añade Nieto.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies