Colaboraciones >> , , ,

Rebajas de mujer

02 diciembre 2015 | Por

Rebajas de mujer

Víctor Manuel Marí Sáez | Hablar de la representación dominante de la mujer en los medios es un asunto que sigue siendo de vital importancia. Los retos en esta materia siguen siendo muchos y muy variados, a pesar de los avances que, en algunos sentidos, se han hecho para que no parezcan naturales ni inocentes algunas imágenes fuertemente estereotipadas sobre la mujer.

Una mujer rebajada

 Uno de estos frentes permanentes de batalla es el discurso publicitario dominante. Con el fin de vender un servicio, un producto o una idea, sigue habiendo creativos publicitarios que no hacen gala de su nombre, porque demuestran grandes carencias a la hora de construir imágenes plurales, inteligentes y no reduccionistas de la mujer.

El Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista publica periódicamente informes en los que se recogen, analizan y critican aquellas campañas de publicidad que cosifican a la mujer y la reducen a un papel secundario, siempre justificado (desde su punto de vista, claro está) si de lo que se trata es de vendernos algo. En este sentido, en la web del Observatorio se recoge un interesante reportaje publicado este año en El Mundo, titulado «Rebajas de Mujer». En él se hace una reseña crítica de aquellos anunciantes que, reiteradamente, recurren a estas imágenes simplificadoras.

Uno de estos anunciantes es Media Mark, el distribuidor que vende productos tecnológicos de último diseño con campañas publicitarias de un corte muy rancio y «viejuno», como se acostumbra a decir ahora. En una de estas campañas, titulada «Día sin IVA» aparece sin ton ni son una joven en bikini con un cartel entre sus manos, tal y como se acostumbra a hacer entre round y round en los combates de boxeo. Habría que decirle a este anunciante que no somos tontos, como él acostumbra a apelar a su púbico objetivo, y decirle mediante el boicot que o cambia de estrategia publicitaria o se va a quedar sin nuestras compras.

Otra medida interesante y necesaria a poner en marcha consiste en interponer una queja ante campañas denigrantes para la mujer, en organismos como el Instituto de la Mujer. Los informes relativos a los años 2011, 2012 y 2013 recogen un total de 1.852 quejas ciudadanas relacionadas con campañas en las que aparecían representaciones sexistas de la mujer.

Una mujer excluida del discurso audiovisual

Junto a este tipo de representaciones denunciadas en el discurso publicitario, hay otro frente en el que merece la pena que fijemos nuestra atención. Se trata de pensar en la exclusión y el silenciamiento que sufren las mujeres que se salen del canon dominante, al menos en los canales televisivos españoles. No solo en cuanto a etnia (mujer blanca) o en cuanto a talla/medidas del cuerpo. También en lo relativo a la edad. Hay un silenciamiento clamoroso de las mujeres mayores de 50 años. Y esto no solo ocurre en aquellos canales que apuestan por la audiencia juvenil como su público objetivo (como es el caso de La Sexta). Sucede en otros canales cuya audiencia es, precisamente, ese perfil de edad.

Me refiero, claro está, a que estas mujeres mayores de 50 años aparezcan en programas «serios» como pueden ser los telediarios o informativos. Porque donde quedan relegadas este tipo de presentadoras son, precisamente, en aquellos programas «del corazón», los programas «rosas», que precisamente refuerzan los estereotipos más rancios sobre los roles y las funciones sociales que debe desempeñar la mujer. En relación a este asunto, hay un dato que no deberíamos perder de vista. Uno de los canales de televisión más prestigiosos del mundo por la calidad de sus informativos (la BBC) tiene entre sus presentadoras, en programas emitidos en horario de máxima audiencia, a este perfil de mujer excluido en el contexto español: mujeres mayores de 50 años, mujeres de otras etnias diferentes a la blanca, mujeres que se salen de las medidas impuestas por el canon de belleza dominante.

Queda, por tanto, mucho camino por recorrer, con el fin de que el paisaje televisivo reproduzca la pluralidad que existe en la vida. Y, para el espectador-ciudadano, también hay terreno por caminar: a la hora de canalizar sus quejas y críticas a través de organismos como los que se han citado aquí, o en el terreno formativo. Habría que acabar con las rebajas de mujer a las que hemos hecho referencia. Porque no somos tontos.

faldon portada y sumario

suscripcion

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies