Inmigrantes >> ,

Vitoria-Gasteiz: Reflexiones “Inmigrantes y derechos humanos”

17 marzo 2014 | Por

Vitoria-Gasteiz: Reflexiones “Inmigrantes y derechos humanos”

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”, Artículo 1, Declaración Universal Derechos Humanos.

Recientemente hemos tenido conocimiento de los graves sucesos acontecidos en la ciudad autónoma de Ceuta en relación con el intento de entrada de inmigrantes africanos en nuestro país. Son, al menos quince personas muertas, por un intento desesperado de conseguir una mejor situación que les permita vivir con la dignidad a la que todas las personas tenemos derecho.

Nuestras autoridades, han tratado de justificar su actuación, a nuestro entender desproporcionada, con comentarios y argumentos que no son propios de un país democrático que, ha firmado la Carta de Derechos Universales de las Personas así como la carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que en su artículo 19, referido a la protección en caso de devolución, expulsión y extradición dice textualmente “Se prohíben las expulsiones colectivas”.

No solo provocan su ahogamiento lanzándoles pelotas de goma sino que, les expulsan en “caliente”, contraviniendo todas las normas de convivencia internacionales y haciendo el más espantoso ridículo con sus actuaciones y posteriores explicaciones.

Y, nos preguntamos, ¿dónde está el Fiscal General del Estado que, ante tal atropello, no interviene de oficio? ¡Ah! estará tramitando la nacionalidad española a esos otros inmigrantes que, por el hecho de hacer una inversión inmobiliaria en nuestro país acceden, a la misma por la alfombra roja.

Como siempre hay discriminación, no solo económica sino también por su procedencia.

Ante todo esto, no podemos quedarnos impasibles, mirando para otro lado. Ejerzamos nuestros derechos de ciudadanos y exijamos a nuestros gobernantes que cumplan las leyes y normativas que ellos mismos han aceptado. No podemos ser corresponsables de sus actos por omisión nuestra.

Debemos actuar con urgencia, pues nos va en juego nuestra dignidad como personas y, queremos recordar aquellos versos de Bertolt Brecht “… Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar”.

Comisión Social

Unidad Pastoral Sta. María de Olarizu

Vitoria-Gasteiz

 

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies