Mundo obrero y del trabajo >> , , ,

“O salimos todos de la crisis o la salida es falsa”

29 noviembre 2013 | Por

“O salimos todos de la crisis o la salida es falsa”

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) en Burgos organizó en Miranda varios actos en homenaje a su primer militante y fundador, Guillermo Rovirosa, debido a que se cumplen 50 años de su muerte y desde este colectivo llevan buscando desde 2003 su beatificación. Siete Semanal ha charlado con Aurelio Peña Fernández, miembro del equipo que promueve la causa de canonización que ofreció en Miranda una conferencia sobre la vida y obra del “apóstol del mundo obrero”.

¿Qué motivo lleva a la HOAC a pedir que se canonice a Rovirosa?

Lo que intentamos es recordar la figura de Rovirosa con motivo de la canonización y desde la HOAC se espera que sea más conocido, su tarea de converso y de apóstol obrero en la Iglesia y aportar a la sociedad la labor de un hombre que luchó por la dignidad de los trabajadores.

¿Qué destacaría de toda su vida y su obra?

Fue un converso, es decir, una persona que rechazo la fe y a sus 36 años vuelve a la fe y la vive con mucha radicalidad centrada en Jesucristo, los valores del Evangelio y desde ahí enfocando su vida y su misión. Él se declaró como el apóstol de la clase obrera, es decir de tratar de descubrir muchos valores evangélicos que están en los trabajadores.

¿En qué momento se encuentra el proceso de canonización?

En la fase diocesana, en esta etapa se recogen los testimonios de personas que lo conocieron o que tuvieron referencia sobre él y eso se va archivando y luego se hace un proceso histórico que aclare todo lo que fue su vida, especialmente los procesos más conflictivos como fue su estancia en la cárcel después de la guerra civil y el momento de destitución de los obispos como participante en la directiva de la HOAC, que está bastante avanzado y ahí estamos.

¿Cómo ve a la Iglesia en Miranda actualmente?

Se trabaja de una manera bastante compartida con la colaboración de todos. Hay una programación cada año que la realizan con mucha eficacia y personalidad. Tienen una preocupación y siempre se les oye comentar de los problemas sociales, especialmente de trabajo y tienen un deseo de estar cerca de las personas que lo pasan peor y de colaborar en lo que puedan para estar siempre al lado de los que están sufriendo

El paro llama a la puerta de cada familia española y el mundo obrero lo está pasando mal, ¿os indigna esta situación?

Sí, por lo menos hay un sector en la Iglesia que lo estamos viviendo muy de cerca y todo eso nos inquieta mucho porque, como diría y fue el centro de la tarea de Rovirosa, el punto principal en una sociedad es el respeto y la promoción de la dignidad de las personas y, claro, estas condiciones que se están dando ponen en cuestión este aspecto y se ve claramente que no la valoran y es un motivo de preocupación grande.

No solo preocupa el desempleo, sino la educación y la sanidad…

Percibimos que vivimos en una sociedad donde unas personas cada vez tienen más y otras cada vez tienen menos. La gente que peor lo está pasando no tiene por qué pagar el pato y por tanto la solución debe ir en un reparto más equitativo de las cargas y también de las ventajas sociales.

La situación actual en Miranda es complicada. ¿Hay salida a esta crisis?

Sí, siempre hay salida. Tiene que ir por la solidaridad, por el respecto a la dignidad de las personas, porque los que tienen más sacrifiquen más y tiene que ir por el camino de que si de las crisis se sale todos o sino la salida es falsa. Por lo tanto, es momento de que todos podamos participar en la vida social, colaborar y tener la vista puesta en aquellos que están peor y necesitan esa solidaridad. El camino no es la salida individual sino que hay algo que es urgente hacer y es que todas las personas tengan sanidad, educación y que los bienes de la sociedad alcancen a todos y no lo contrario.

¿A pesar de todo, la solidaridad con nuestros vecinos ha crecido?

Es una de las luces que hay en este momento y es muy interesante percibir como hay mucha solidaridad en las personas, como ha crecido el voluntariado, como la gente va aportando lo que puede. Solamente se estabilizará la situación si hay medios y esto no se hace como un esfuerzo de las personas individuales, o a nivel de asociaciones, sino de la sociedad entera.

Un mensaje de aliento para la ciudadanía.

Debemos fijarnos en lo que hay en el corazón de las personas. Es un momento de apoyarnos unos a otros y vayamos construyendo posturas positivas, de que busquemos confianza los unos en los otros y que nos animemos a la participación en organizaciones y en todo lo asociativo que nos encontremos a nuestro lado. Y eso que criticamos, que hay abusos por parte de algunos, de la corrupción política, vayámoslo dignificando desde la honradez y desde el interés por el bien de los demás.

 

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies