Actividades, Internacional >> , , ,

Seminario Internacional: Por el derecho a un trabajo decente para todos

15 junio 2012 | Por

Seminario Internacional:  Por el derecho a un trabajo decente para todos

Entre el 7 y el 10 de junio 2012, se ha celebrado el seminario con el lema “Por el derecho a un trabajo decente para todos” organizado por la LOC (Movimiento de trabajadores cristianos de Portugal), en Sesimbra.

Participaron en esta reunión los miembros de diversas organizaciones civiles y religiosas, nacionales e internacionales, con un total de 60 participantes. En el seminario se hicieron presentes el alcalde de Sesimbra, el obispo de la diócesis de Setúbal y representantes de la EZA – Centro Europeo para Asuntos de los Trabajadores.

Militantes de la HOAC, procedentes de Granada, Getafe, Bilbao y Jaén participaron en este seminario. José Ignacio Fernández, coordinador del sector de precariedad de la HOAC de Andalucía, participó en una mesa redonda donde se compartieron respuestas a la precariedad en España, Alemania y República Checa. Además Joaquín Arriola, militante de Bilbao, cerró las ponencias del seminario con la aportación “Retos y propuestas para el futuro. El trabajo humano como principio de vida y como pilar para la justa redistribución de la riqueza, de la equidad social y del respeto por los recursos de la naturaleza”.

 Algunas de las conclusiones del seminario:

El trabajo humano está experimentando cambios importantes. Pero estos cambios no pueden significar el retroceso de la civilización. Si el trabajo decente y una remuneración justa son ahora reconocidos  como derechos  humanos importantes,  consagrados en las constituciones estatales y en el modelo europeo, ¿por qué estos derechos se eliminan y suprimen cada vez más? ¿Por qué, después de una década de las revisiones de la legislación laboral, la implementación de nuevo código del trabajo, la flexibilidad, etc., tenemos un empleo más precario y más desempleo? El trabajo está perdiendo su lugar como uno de los pilares de los logros humanos y el desarrollo social y la empleabilidad se limita ahora a una parte de aquellos que son capaces. Todo con tal de adaptarse a la flexibilidad y la movilidad.

La propia OIT, la Organización Internacional del Trabajo, advierte sobre el aumento de la inestabilidad e inseguridad para los que tienen trabajo. También del deterioro del paisaje social, que supone menor confianza en la justicia, las instituciones y políticas públicas, y la alienación de los ciudadanos suponen una amenaza para la democracia. La OIT alertó también del peligro de la trampa de la austeridad, adoptado también por los países con una mejor situación económica.

Se está debilitando en toda Europa la legislación laboral. Estos retrocesos son causados, en gran parte, por los mercados especulativos que han llevado a las desastrosas políticas de austeridad, que están recortando los salarios y los derechos de los trabajadores. Los jóvenes graduados y los trabajadores cualificados y de edad están pagando las consecuencias de un sistema económico y financiero basado únicamente en las medidas productivistas y mercantilistas.

El principio del destino universal de los bienes y el derecho al bien común, deben pesar más que el principio de la propiedad privada y el incremento de los beneficios.

Teniendo en cuenta esto, es esencial seguir proclamando que hay alternativas viables para volver a poner el principio del trabajo decente en la agenda política.

Es urgente discutir el valor real del trabajo humano donde todo el mundo debe llevarse a cabo respetando la capacidad y la creatividad de cada uno. El trabajo es una fuente de dignidad, valor y reconocimiento. Además es un factor de inclusión y compromiso social.

Hay modelos económicos alternativos viables y más sostenibles que pueden crear nuevos puestos de trabajo, como en la economía social, la solidaridad y la cooperación en los sectores de la energía, la atención a las personas dependientes, la soberanía alimentaria del medio ambiente…

Es un trabajo urgente una mayor democratización de la vida empresarial, para fortalecer la negociación colectiva y la promoción de un diálogo social auténtico y fecundo donde los trabajadores, a través de sus representantes, sean escuchados y puedan aportar ideas y propuestas.

Es importante “repolitizar” discursos y propuestas, porque la política es y seguirá siendo un instrumento de intervención democrática a la que es urgente para darle una dimensión internacional.

Las soluciones a la crisis deberían centrarse principalmente en los problemas de desempleo y no en el sistema financiero.

Como movimientos obreros cristianos somos llamados y responsabilizados para transformar y humanizar la sociedad a través de la inclusión de todos los hombres y mujeres en el acceso a un trabajo digno, justamente remunerado, creativo y libre. Para nosotros el trabajo es parte del acto de la Creación y es a través de él que cada hombre y mujer se reconoce la imagen de Dios.

Este seminario recibió el apoyo financiero de EZA – Centro Europeo para Asuntos de los Trabajadores de la Unión Europea.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies