Actividades, Iglesia, Mujer trabajadora >> ,

Mesa redonda sobre la mujer en la Iglesia

25 mayo 2012 | Por

Mesa redonda sobre la mujer en la Iglesia

En línea con el planteamiento de la última Asamblea General, en cuanto a potenciar en nuestra Iglesia la reflexión sobre aspectos importantes para avanzar en comunión y en la misión evangelizadora, se convocó en el mes de abril en la diócesis de Castellón, un espacio para reflexionar y dialogar sobre la situación de la mujer en la Iglesia.

En la mesa, tres mujeres creyentes, seguidoras de Jesús de Nazaret y feministas. Ester Calderón Gambín, de la HOAC de Valencia, que pertenece al Sector de la Mujer y representa a la HOAC en la Plataforma de mujeres de Xirivella. Lola Vicente, religiosa carmelita vedruna, a la que el reencuentro con la realidad obrera y el trabajo de limpiadora con otras mujeres la llevó a denominarse feminista. Y Margaret Mayans, de la asociación «Dones Creients» de Valencia, de la que fue una de las fundadoras en el año 2000. Mujer militante del movimiento sindical y feminist

Para Ester Calderón, «en la Iglesia está presente el patriarcado y la dominación masculina que imperan en la sociedad, ampliado e intensificado por tres características muy arraigadas en nuestra institución: el inmovilismo, la jerarquización y el clericalismo y la visión masculinizada de la realidad». Según su visión, tales valores no tienen su origen en Jesús, que en su trato con las mujeres, las visibilizó, las dignificó y promovió unas relaciones basadas en el hecho de que todas las personas son amadas por Dios y poseen igual dignidad». También apuntó que «las mujeres, en el interior de la Iglesia, estamos protagonizando una revolución pacífica, lenta, pero que va calando y que brota de la rebelión ante la injusticia y la sumisión».

Lola Vicente, confesó su comprensión de la Iglesia como pueblo de Dios, como se expresa en la «Lumen Gentium»; una comunidad de iguales, en la que, como dice Pablo, «Ya no hay ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer, todos somos uno en Cristo». «En el trabajo en el barrio, y codo a codo con las mujeres de la limpieza, tomé conciencia del machismo imperante en los ambientes; fue cambiando mi mirada, descubrí también el patriarcado eclesial, el control sobre las conciencias, la sexualidad, la ideología de las mujeres. Este patriarcado ha marcado fuertemente la cultura religiosa, como la estructura jerárquica, una pesada losa que aplasta el concepto de pueblo de Dios», admitió, esta mujer que hoy se esfuerza por «continuar la tradición de las discípulas que seguían a Jesús».

Margaret Mayans, explicó su pertenencia a «Dones Creients» como el deseo de «llenar de coherencia nuestra vida de mujeres creyentes y buscadoras de igualdad; de congeniar nuestro ser feminista y la fe, algo que parece imposible en la actual realidad eclesial». Así, entiende, el feminismo como «la afirmación y la promoción de la plena humanidad de las mujeres», aunque reconoció que «parece que para la Iglesia no son tan importantes estas cuestiones».

Las personas que asistieron subrayaron que «la discriminación y la opresión que padecen las mujeres es una cuestión de justicia, que no se puede relegar a un segundo plano, ni por cuestiones de oportunidad, ni de agenda, ni de respeto a la tradición» por lo que defendían una Iglesia «más evangélica y más democrática, una verdadera comunidad de iguales», reflejo de que el amor del Padre nos hermana, nos humaniza y nos anima a vivir y contagiar los valores del Reino.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies