Colaboraciones >> , ,

OPINIÓN | Las insistencias militantes de los 75 años de la HOAC de Granada

23 noviembre 2021 | Por

OPINIÓN | Las insistencias militantes de los 75 años de la HOAC de Granada

Antonio Hernández-Carrillo, consiliario de la HOAC de Granada.

En estos días estamos celebrando en Granada los 75 años de presencia de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) en España y en Granada. Hemos tenido una mesa redonda, recordando nuestra historia, y una Eucaristía para dar gracias por nuestras aportaciones a los trabajadores y a la Iglesia y también por lo mucho que de ellos –obreros y cristianos– hemos recibido. Y con esta reflexión queremos expresar las líneas de fuerza o constantes que han estado y están en el fondo de esa historia. La HOAC siempre será un movimiento cristiano en medio de los trabajadores con unas características peculiares, sencillamente, por nuestra misión, raíces, pertenencia, pretensiones e identidad. Queremos ser llanamente discípulos de Jesús, el Cristo, en medio del mundo y más en concreto en medio de los trabajadores más empobrecidos. Y de aquí se deduce nuestra identidad más profunda que se traduce en las notas que voy a sintetizar a continuación.

Los militantes de la HOAC, en general y de Granada en particular, hemos sido tenidos en cuenta a lo largo de los 75 años de historia en las organizaciones obreras, educativas, vecinales, laborales y eclesiales. Agradecemos esta confianza. Se han fiado de la honradez y seriedad de nuestros militantes. Y eso es de agradecer no por nuestros méritos sino por la fuerza que las Bienaventuranzas tantas veces meditadas en nuestras reuniones.

Los militantes de la HOAC no nos hemos caracterizado por la búsqueda de poder, ni nos hemos movido en las órbitas del dinero o del “figurar” y ahí ha radicado nuestra fuerza en la debilidad. “Matar mi propio yo, para que aparezca el yo de Cristo” (cf. Rovirosa, primer militante). Se trata de llevar al tajo y a la calle el espíritu de Jesús. No al dinero, no al poder, no al prestigio y al espectáculo. No al postureo y a las poltronas que tanto daño hacen en los ambientes obreros. En la HOAC siempre se ha rechazado ser alternativa a otras organizaciones. Al contrario, se ha animado a sus militantes a potenciar dichas organizaciones. Todos son de los nuestros, que dice el Evangelio. Subir y medrar es una traición al ser uno de tantos, citando la Carta a los Filipenses. La encarnación en los ambientes será la bandera de los discípulos de tal Maestro.

La actitud de los militantes de la HOAC de Granada en los conflictos ha sido la búsqueda de la concordia y unidad. El Mandamiento Nuevo y la parábola del Buen Pastor nos llevan de la mano. El manual de vida de un militante cristiano no es un devocionario cualquiera sino el mismo Evangelio “sin glosa” o, si acaso, con el comentario realizado desde los desheredados. En todo momento, en medio de nuestros fallos y dificultades, hemos tratado de testimoniar a Jesucristo y su Iglesia en los lugares de trabajo. El papa Francisco en la “Alegría del Evangelio” (Evangelii gaudium, 24) afirma que hay que salir a los cruces de los caminos, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar, como camino inigualable hacia Jesús el Cristo.

Entre estas constantes, es necesario hablar de nuestros equipos. Son las células básicas de nuestro movimiento apostólico. Semanalmente nos reunimos para formarnos humana y cristianamente. Una formación que nos lleva a la comunión entre nosotros y a la presencia transformadora en la familia, barrio y trabajo.  Los equipos y la formación son la fuerza para la presencia y evangelización del mundo obrero. Sin duda, el equipo es uno de nuestros pilares y fuente de estas constantes. En definitiva, tendiendo puentes y derribando muros, hemos dado y seguiremos dando pasos.

***

Publicado en el periódico Ideal de Granada.

#DIAHOAC2021

Acceso a la suscripción.
■ Edición digital www.hoac.es/tu

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2021 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo