Iglesia >> ,

Cartagena-Murcia | Celebración del XXV aniversario de «La Pastoral Obrera de toda la Iglesia»

27 noviembre 2019 | Por

Cartagena-Murcia | Celebración del XXV aniversario de «La Pastoral Obrera de toda la Iglesia»

Joaquín Sánchez | Consiliario de la HOAC de Cartagena-Murcia.

Con motivo del XXV aniversario de la aprobación del documento La Pastoral Obrera de toda la Iglesia (POTI) de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la delegación diocesana de Pastoral Obrera de Cartagena-Murcia, organizó una jornada de reflexión para seguir siendo Buena Noticia como Iglesia en el mundo obrero y del trabajo.

Dicha jornada se celebró el 6 de noviembre, con la presencia del obispo responsable de la Pastoral Obrera, Antonio Algora, y el director del departamento de esta pastoral, Juan Fernández de la Cueva, ambos muy conocidos, valorados y queridos por muchos militantes, y que mostraron su agradecimiento por su compromiso, lealtad y fidelidad a la Pastoral Obrera, que la han hecho vida para ser esperanza en el mundo obrero desde la evangelización, llevando “el hambre y sed de justicia”.

Haciendo un poco de historia, nuestra delegación se creó a los pocos años de la publicación de la POTI, siendo obispo D. Javier Azagra, que dio un impulso importante nombrando a Eulalia Gómez, presidenta, a Antonio Bernal, secretario y a Jesús Caballero, consiliario. Junto a otros laicos y laicas y sacerdotes se inició el camino de la extensión de la Pastoral Obrera, intentando formar Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera. Nos encontramos muchas dificultades, desconocimiento, sobre todo, incomprensiones, recelos e, incluso, rechazos. La dimensión social de la fe, que precisamente tiene sus raíces en la Biblia y la Doctrina Social de la Iglesia, produce desconfianza y no se considera parte de la misión de la Iglesia. Por eso, llegado a este momento, dijimos de unir nuestra iniciativa, juntos a la de otras diócesis, de dar un nuevo impulso a la Pastoral Obrera, aprovechando el XXV aniversario de la publicación de la POTI. Organizamos esta jornada, estableciendo dos actos, uno para sacerdotes y otro para el laicado, abierto para quien pudiera ir a esa hora. Esto nos generó un malestar interno, porque esta separación se estableció con el objetivo de animar y facilitar la participación de los sacerdotes, con un planteamiento de tipo pragmático, porque creemos que todos formamos parte del Pueblo de Dios, que hay diversidad de carismas y ministerios, pero, no separación.

En relación al encuentro con sacerdotes, se celebró en el proyecto de Cáritas de Hostelería, donde nos invitaron a un desayuno de trabajo, y posteriormente, al finalizar el encuentro, nos enseñaron el proyecto de empleabilidad con población en riesgo de pobreza. Nos llegó al alma. Hay que señalar, que antes de empezar, el obispo Antonio Algora fue entrevistado por los medios de comunicación de la Diócesis y de Televisión Popular.

En este encuentro de sacerdotes, asistimos 6 y aunque es un número bajo, lo consideramos positivo, porque nuestra realidad en las parroquias es muy pobre, aunque nos hubiera gustado llegar a 10 sacerdotes. De hecho, cuando fui a recoger al obispo Antonio Algora y a Juan Fernández les comenté que no tenía ninguna garantía de que viniera algún sacerdote al encuentro y Antonio Algora me dijo con un tono tranquilizador: “No te preocupes, si no viene nadie nos damos una vuelta por Murcia”. Esta respuesta la agradecí enormemente. Se hizo una gran difusión y para ello contamos con la ayuda de la Secretaría General del Obispado y de los medios de comunicación, que lo difundieron a todas las parroquias y sacerdotes, con lo cual el objetivo de dar a conocer a la Diócesis que Pastoral Obrera sigue vigente, que queremos darle un nuevo impulso y que, para ello, necesitamos que nos abran las puertas. Como anécdota, hubo un compañero que me dijo: “Anda, si la Pastoral Obrera tiene obispo. No lo sabía”.

En este encuentro de sacerdotes, el hecho de ser pocos dio lugar a un diálogo sereno y profundo, y de confianza, de hecho, el obispo Antonio Algora nos comentaba situaciones que había pasado, situaciones de conflictos personales con algún político o medio de comunicación, y expresaba situaciones sangrantes de violación de los derechos humanos, señalando a los causantes.

Después vino la comida en la casa de una militante de Pastoral Obrera, donde sorprendió la cercanía y la sencillez del obispo Antonio Algora y de la amabilidad y la confianza que transmitía Juan Fernández. Posteriormente, ante de la charla con el laicado, dimos una vuelta por Murcia y el saludo al obispo de Cartagena-Murcia, D. José Manuel Lorca, en un ambiente distendido y cordial.

La charla de la noche se celebró en el salón de actos del Instituto Teológico de los Franciscanos, donde fuimos acogidos y como coincidía con el patrón de este centro teológico, Duns Scoto, lo hicieron como una actividad programada suya, lo cual permitió que fueran los estudiantes y los grupos que tienen los franciscanos. Además de los militantes de la HOAC, también fueron personas de Cáritas y del Acción Católica General. Destacar que nos dio mucha alegría ver militantes de la HOAC de Orihuela-Alicante. Al final asistieron más de 80 personas, cuando teníamos previsto unas 30 personas.

Las dos charlas fueron muy aclaratorias de lo que es la Pastoral Obrera, del origen de esa dimensión social, que ya tenía una manifestación patente en los Santos Padres. Quiero destacar que se afirmó una gran verdad y es que la Pastoral Obrera es expresión de fidelidad a la Palabra de Dios y a la Doctrina Social de la Iglesia. En este sentido, el obispo Antonio Algora dijo que nosotros queremos ser fieles a Jesucristo, y que no entendía que por vivir todo esto, lo catalogaran como “obispo de izquierdas”. Realizó un gran análisis de la realidad actual sobre la situaciones del trabajo y que la Pastoral Obrera quiere dar respuesta, porque queremos ser Buena Noticia para el mundo obrero. Terminó explicando en qué consistía la POTI y que sería bueno que desaparecieran los recelos y las incomprensiones. Y, todo esto con un talante cercano, humilde y crítico, pero, a la misma vez conciliador. La gente quedó encantada por el estilo personal y por el mensaje.

En conclusión, podemos decir que esta jornada ha servido como revulsivo para la delegación diocesana de Pastoral Obrera, para decirles a los sacerdotes y al laicado que la Pastoral Obrera tiene que ser para y de toda la Iglesia, si queremos ser fieles a la misión de seguir construyendo el Reino de Dios.

Muchas gracias al obispo Antonio Algora y a Juan Fernández.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies