Mundo obrero y del trabajo >> , , , , ,

El futuro del trabajo decente en la economía social

24 julio 2019 | Por

El futuro del trabajo decente en la economía social

La economía social y solidaria (ESS) está mejor preparada para «crear formas de empleo más flexibles que den a los trabajadores más poder para decidir cómo organizar sus puestos de trabajo». Este modelo de empresas podrían jugar un papel fundamental a la hora de promover el trabajo decente en un mundo que cambia vertiginosamente de la mano de la tecnología y la crisis demográfica y ambiental.

José Luis Palacios | Redactor jefe de la revista Noticias Obreras.

«La cooperación es una forma de “abrir el techo” de una economía que corre el riesgo de producir bienes, pero a costa de la injusticia social. Es derrotar la inercia de la indiferencia y el individualismo haciendo algo alternativo y no solo quejándose». Son palabras del papa Francisco, dirigidas, el 16 de marzo de 2019, a los miembros de la Confederación de Cooperativas Italianas, con motivo de su centenario.

Por motivos personales, Bergoglio siempre se ha mostrado especialmente sensible al cooperativismo. De hecho, en este discurso recordó: «He tenido ocasión de contar en otras ocasiones lo que me impresionó cuando tenía 18 años, en 1954, escuchando a mi padre hablar sobre este tema. Desde entonces me he convencido de que la cooperación cristiana es el camino correcto. Quizás económicamente parezca más lento, pero es el más efectivo y seguro, el que llega más lejos».

Ante los grandes desafíos de nuestro tiempo, cambios tecnológicos, demográficos, económicos y ambientales, se abren oportunidades para proyectos económicos alternativos, que quieren colocar a la persona y el beneficio social, por encima del lucro.

«La economía social y solidaria (ESS), en la que se incluyen las cooperativas, ha surgido como opción viable para ayudar a hacer frente a estos desafíos». Así lo expresan Carlo Borzaga, Gianluca Salvatori y Riccardo Bodini, presidente, CEO y coordinador del Instituto Europeo de Investigaciones sobre Empresas Cooperativas y Sociales (EURICSE), en su aportación para la OIT, La economía social y solidaria y el futuro del trabajo.

En nuestro país, el renovado interés por las prácticas económicas alternativas se asocia a los especialmente profundos estragos de la crisis y al dinamismo social abierto por el 15M. Al menos, así lo consideran los autores de la presentación del dossier número 31 de Economistas sin Fronteras, dedicado a Prácticas y herramientas para impulsar la economía social y solidaria. Una reflexión compartida, donde se dice: «Se empieza a diseminar, consolidar y escalar proyectos y programas público-sociales de promoción y fortalecimiento del tejido productivo de la ESS. Al mismo tiempo, el protagonismo ciudadano en la búsqueda innovadora de soluciones empresariales a las necesidades generadas por la crisis, el empleo en primer término, han propiciado un paulatino fortalecimiento del tejido productivo de la economía solidaria, sea a través de nuevos emprendimientos o de la consolidación de proyectos ya establecidos».

Para seguir leyendo  >>>> suscríbete a Noticias Obreras

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05
faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies