Flexibilidad y precariedad, Mundo obrero y del trabajo >> , ,

María Rodríguez, delegada sindical: «Defendemos a los trabajadores, alguien tiene que hacerlo»

18 julio 2018 | Por

María Rodríguez, delegada sindical: «Defendemos a los trabajadores, alguien tiene que hacerlo»

José Luis Palacios | Sin haber tenido experiencia previa, se hizo delegada sindical al ver los incumplimientos constantes de la empresa. Ha querido compartir sus vivencias, después de que una buena amiga le pasara un número de esta revista.

¿Cómo es tu empresa?

Es una empresa pequeña de 150 trabajadores, perteneciente al grupo Unísono, del sector de telemarketing, aunque la nuestra está catalogada como consultoría. Es verdad que hay actividad de consultoría, pero apenas son 20 trabajadores, el resto realiza tareas de back office (administrativas) englobadas en el convenio de telemarketing. La empresa se llama Evoluciona Estrategias de trasformación, SL.

¿Cómo es su modelo de negocio?

Usan un modelo de negocios basado en la explotación. Las empresas de telemarketing ofrecen por lo general a sus clientes un plan B en el que si quieren que les resulte más barato el servicio, externalizan el mismo a países de Latinoamérica. Esta empresa ha incorporado un plan C, ya que con el convenio de consultoría pagan a los auxiliares administrativos 765 euros mensuales por 7 horas de trabajo al día. Basan sus beneficios en rebajar lo máximo posible sus costes salariales y son capaces de descontar de nomina hasta 5 minutos de un retraso puntual.

Aprovechan las campañas de telemarketing para ofrecer planes para abaratar los costes que tienen las empresas. Juegan con los plazos y porcentajes, con la posibilidad de trasladarse a otros países. Siempre tienen planes b: trasladarse a otros países, encontrar mano de obra más barata. Sus beneficios están en el ahorro de costes laborales, aunque sea un euro.

¿Cómo son las condiciones de trabajo?

Hay un reglamento duro: no se puede comer en el puesto; no se pueden tener enseres personales; no puedes dejar la chaqueta en la silla; está prohibido usar el móvil; si vas al baño repetidas veces, te dan un toque; si estás haciendo alguna tarea con el ordenador, hay un programa de fondo que te controla. El jefe de equipo manda correos si te retrasas; si entras tarde y no lo recuperas, te lo descuentan; tienes que estar sonriendo siempre y, si te quejas, toman medidas. Es como un correccional de menores, vamos… Los auxiliares son quienes sufren más precariedad, cobran 765 euros. Hay varios turnos, de 8 a 15 horas, de 15 a 22 y de 16 a 23, con dos descansos de cinco minutos y uno de 20. Me decían que si alguien entraba y no valía se lo tenía que decir antes de los tres meses, para poder echarles en periodo de prueba sin que les costara dinero.

¿Cómo se establecen los periodos de vacaciones?

Antes adjudicaban todas las vacaciones, venían y te decían lo que había… Amenazamos con denunciar y hemos establecido un procedimiento. Aun así, sigue dando muchos problemas porque hay cupos en algunas campañas que significa que hay semanas, días a final de cada mes, en los que nadie puede librar. Sigue siendo arbitrario y muy poco flexible.

¿Y qué piensan los clientes a los que prestáis servicios?

Trabajamos para operadoras de telefonía, empresas de energía, bancos… Hacemos todo aquello que las empresas externalizan. Les sale más barato y no les importa la calidad del servicio. Constantemente se llevan los contratos a otras empresas, abren y cierran, no tienen pudor con los expedientes de regulación… Todas las empresas son igual de pésimas, lo saben y van pasando de unas a otras… La brecha salarial entre directivos y personal es muy alta. Te regatean las subidas, pero ellos cobran bien y defienden su negocio con fuerza. Vemos las cuentas, vemos sus salarios y los nuestros. En los años en que nos han aplicado el convenio de consultoría en vez del de telemarketing se han ahorrado dos millones de euros.

¿Por qué decidió hacerse delegada sindical? ¿Cómo ha sido su evolución?

Vi la situación nada más entrar, se incumplía todo. Me metí en internet y vi que el sindicato mayoritario en Unisono era CGT. Constituimos la candidatura, manteniendo todo en secreto para sacar las listas porque podía haber represalias. Ninguno teníamos experiencia, no sabíamos mucho de leyes, de la inspección, de demandas. Son muchas reuniones, muchas negociaciones y siempre hay despidos. Supone mucho esfuerzo fuera de la empresa. Dedicamos muchas más horas de las que tenemos reconocidas como horas sindicales. Hemos liberado a una compañera, para que pueda hacer más cosas. Casi todas las horas sindicales las tiene ella para ser más efectivos en la lucha.

¿Es muy dura la labor sindical?

Cuesta mucho, tienes muchos disgustos, muchas preocupaciones. Pero yo lo llevo bien, porque sé que es algo bueno, es necesario: defendemos a los trabajadores, alguien tiene que hacerlo. Asumí desde el principio que no iba a promocionar y me iba a enemistar con muchas personas, tanto con jefes como con empleados muy pro empresa. Hemos tenido mucha ayuda de la sección sindical del grupo. Ellos conocen a la gente de recursos humanos, a los puestos altos. Vienen por la empresa y su presencia es más neutral, más aceptada, porque no están en el día a día, no tienen los roces de la convivencia… Te vas cargando de problemas, te los llevas a casa, pero, por lo menos, sé que no pueden tomar represalias contra mí, estoy protegida. Lo llevo bien, después de todo.

¿Cuál es su mayor logro?

Lo mejor que hemos hecho ha sido conseguir la readmisión de una despedida. Hicimos huelga, fue un gesto muy solidario. Tuvimos que recaudar dinero para la caja de resistencia. Eso es muy duro. También hemos logrado incrementos salariales, horas médicas, permisos retribuidos. Conseguir que nos apliquen la ley, ya es bastante. Si somos profesionales y lo hacemos bien, los trabajadores no pueden recriminarnos nada. Ven que conseguimos cosas y saben a lo que nos dedicamos.

Además de este trabajo, en mi tiempo libre desarrollo junto a otra compañera un proyecto llamado Recmondo.org amparado bajo la asociación Cultural Planet. Hace unos años grabamos a 55 niños en 22 países para ver las semejanzas que nos unen y como todos independientemente de donde hemos nacido, somos iguales. Actualmente estamos editando los videos de todos esos niños para poder facilitar un material educativo que sirva para fomentar la interculturalidad.

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05

faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies