Colaboraciones >> , , ,

Producir y consumir luz verde

25 enero 2017 | Por

Producir y consumir luz verde

Elena Moreno | ¿Es posible vivir al margen de las grandes compañías energéticas? ¿Puedo recibir en mi hogar energía 100% renovable y respetuosa con el medio ambiente? Son cuestiones que tal vez todos nos hayamos hecho, al ver la factura de la luz y comprobar que cada vez pagamos más, alimentando la cuenta de resultados de las grandes suministradoras que poco o nada contribuyen al desarrollo de energías renovables.

Esto mismo se estaba preguntando allá por el año 2010 Juan Antonio Peris, vecino de la localidad de Burriana (Castellón) y simpatizante de la HOAC, cuando conoció Som Energia, un proyecto alternativo de participación ciudadana para cambiar el modelo energético, que estaba dando sus primeros pasos en Cataluña. La idea enseguida le cautivó, porque respondía a sus expectativas de búsqueda de alternativas al modelo establecido que le devolvieran la ilusión y respondieran a una inquietud personal por mejorar el planeta.

En ese momento, Som Energia tan sólo era un pequeño grupo de personas que se estaban juntando para crear una cooperativa de energía renovable: «Me atrajo el modelo cooperativo que proponían, con una participación paritaria de todos los socios (un socio, un voto) y el concepto no tanto comercial sino más bien de activismo social para luchar contra el oligopolio de las grandes eléctricas en España», confiesa Juan Antonio. Hoy Som Energia es la mayor cooperativa de consumo y producción de energía verde sin ánimo de lucro creada en España cuyo objetivo es «construir un modelo energético 100% renovable en manos de la ciudadanía desde la participación y la transparencia». Su fundador es Gijsbert Huijink, un profesor holandés afincado en Girona, que se inspiró en las cooperativas energéticas del resto de Europa.

Aunque en un primer momento nació para promover proyectos de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables financiadas por los propios socios, desde 2011 Som Energia también comercializa esta electricidad verde: gestiona, compra y factura la electricidad que consumen los socios y socias que contratan este servicio, garantizando el origen de la misma. Los precios que comercializa son similares al de las compañías tradicionales, aunque ofrece un término de potencia más barato para premiar el ahorro en el consumo energético entre sus clientes (al contrario que las grandes comercializadoras, en las que sólo el 40% de lo que pagamos en la factura corresponde al consumo real que realizamos; el resto es la parte fija). Además, son los propios socios los que deciden estas tarifas en asamblea y los beneficios que se puedan obtener se reinvierten en la cooperativa.

«Pero el ahorro económico no ha de ser lo que te anime a optar por este modelo», advierte Juan Antonio, «sino el querer apostar por el crecimiento de una economía más justa y solidaria, participando en un movimiento social transformador. Este modelo es el futuro hacia el que debemos caminar: pasar del cliente consumidor al consumidor consciente». Este es uno de los principios fundacionales de la cooperativa: la transformación del modelo energético actual hacia un modelo 100% renovable, sostenible y participativo. Por ello, crea opciones de inversión directa en renovables para hacer que las personas sean parte activa de este cambio.

En cuanto a su funcionamiento interno, se trata de un modelo de participación democrático en el que los propios usuarios son los que toman las decisiones. Los socios y socias de Som Energia forman parte de la cooperativa gracias a una aportación inicial al capital social de 100 euros. De esta manera, puedes participar con voz y voto en la asamblea de socios, que es el máximo órgano de decisión. Además, se han creado los llamados Grupos Locales que, aunque no tienen poder decisivo, sí permiten a los socios mantener un contacto más cercano, compartir experiencias, además de realizar una labor de concienciación y denuncia para luchar contra el oligopolio de las eléctricas, dar a conocer este enorme problema medioambiental y fomentar las energías renovables.

El crecimiento de la cooperativa ha sido ha sido exponencial. De los 150 socios que pusieron en marcha este proyecto en diciembre de 2010, hoy cuenta ya con más de 29.000 en todo el territorio español y ha superado los 40.000 contratos de luz verde. Esto ha permitido que, por primera vez en su historia, la cooperativa haya obtenido beneficios en este ejercicio, pudiendo recuperar las pérdidas de los años anteriores y quedando aún un resultado positivo de más de un millón de euros en el primer semestre del año que reinvertirán en la propia cooperativa.

Según nos comenta Juan Antonio, los socios han decidido crear un pequeño «fondo de solidaridad» con estos beneficios para combatir la llamada pobreza energética y ayudar a aquellos socios que en determinado momentos no pueden pagar su factura. No obstante, la posición de Som Energia ante esta problemática es clara y pasa por afrontar esta situación de forma colectiva y comprometida desde la coherencia, la dignidad y el respeto a las personas que injustamente se encuentran en esta situación, además de definir responsables y hacer una gran presión para cambiar la ley y, sobre todo, reducir el IVA del 21% en un derecho básico como este.

Para superar las barreras que impone el gobierno para regular el autoconsumo individual con el llamado «impuesto al sol» y la retirada de primas a proyectos de renovables, en el 2015 se puso en marcha el proyecto Generation Kwhora, una nueva fórmula colectiva que permite que las personas socias colaboren para autoproducir su propia energía. De esta manera, cada participante invierte una cantidad de dinero en acciones energéticas en relación a la electricidad que consume anualmente para financiar un proyecto concreto; a cambio, recibe un retorno en forma de ahorro en su factura al generar su propia energía verde, consiguiendo estabilidad en el precio y evitando las incertidumbres del mercado eléctrico.

Por otra parte, el pasado mes de octubre Som Energia y Coop57 han puesto en marcha un concurso de innovación social para la transición energética que pretende estimular la creación de modelos innovadores de iniciativas sociales, energía renovable y eficiencia energética y ayudar a ponerlas en marcha con el objetivo de promover nuevos agentes locales para la transición energética. El fallo se conocerá el próximo mes de febrero de 2017.

Desde la creación de Som Energia han aparecido en España otras ocho cooperativas energéticas más de similares características, aunque ninguna con esta envergadura. «Cuando descubres que existen experiencias alternativas como ésta te engancha, porque si la gente nos unimos y trabajamos juntos, es posible cambiar el modelo de relaciones económicas que tenemos. Además, no tenemos más remedio que hacerlo, porque los recursos fósiles son finitos y nuestro planeta lo reclama», afirma Juan Antonio.

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05

faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies