Colaboraciones >> , , ,

Fair Saturday y la lucha cultural por la justicia

26 noviembre 2016 | Por

Fair Saturday y la lucha cultural por la justicia

Fernando Vidal | Recientemente la UNESCO ha presentado un informe, en la iniciativa Hábitat III, en el que sostiene que la cultura es un motor crucial para la cohesión y desarrollo social. En sociedades en las que cada vez hay más incertidumbre y mayor diversidad, la actividad reflexiva debe intensificarse.

Las sociedades tienen que multiplicar sus tareas por dar sentido y relato a su convivencia y dirección. Las actividades culturales y artísticas, espirituales y religiosas, deportivas y naturales, festivas, intelectuales y científicas, tienen que multiplicarse exponencialmente para que nuestro mundo pueda dotarse de un proyecto.

La belleza es la dimensión estética del sentimiento –desde las más hondas mociones a las emociones y percepciones más sensibles también– y el sentir de una sociedad es un factor crítico de su estado y destino. Trabajar la dimensión de la belleza es una deuda pendiente de nuestra sociedad. Especialmente cuando observamos los enormes problemas y riesgos que nos hieren y amenazan, necesitamos recrear proyectos que solo la cultura puede lograr arraigar en el sentir y comprender de las personas.

La justicia se juega en las soluciones técnicas, en las presiones políticas y en las posibilidades económicas, pero, sobre todo, la justicia se resuelve en la conciencia de las personas y la mentalidad de una sociedad. Y esa es una competencia de la creación cultural de un relato en el que la justicia sea una parte constitutiva de la sabiduría de una sociedad y de la identidad de cada ciudadano.

En consecuencia, los límites que la justicia no logra cruzar para extenderse en la conciencia y en la praxis de nuestro mundo, solo serán sobrepasados cuando tengamos una mucha más intensa labor en el campo de la cultura y los valores. Cada vez más, es urgente la lucha cultural por la Justicia.

Solo la transformación de la justicia logrará que se superen problemas como la xenofobia, el individualismo, el relativismo y el fundamentalismo, las neurosis de las fronteras o el consumismo. Quizás es el consumismo uno de los fenómenos que más duramente simbolizan la cara menos solidaria de nuestras sociedades. Y ahí incide directamente la propuesta de Fair Saturday, una celebración sensibilizadora y transformadora que busca unir y comprometer con la creación de una cultura solidaria.

El Black Friday es, lamentablemente, el mayor fenómeno de consumismo del planeta. Tras las fiestas de Thanksgiving en Estados Unidos, comienzan las rebajas antes de la temporada navideña. Las tiendas lanzan rebajas masivas y millones de personas hacen enormes colas para comprar. El «Viernes Negro» se ha extendido por todo el planeta y es una bacanal de consumismo. Es el máximo exponente de lo que el papa Francisco llama la «cultura del descarte», un acto irracional de economía y un atentado contra la sostenibilidad medioambiental.

El movimiento Fair Saturday es el día después del Black Friday. Es una celebración alternativa, crítica con ese consumismo desatado. Alternativamente a los antivalores del «Viernes Negro», ese «Sábado Justo» nos moviliza a la ciudadanía alrededor de la Cultura y la Solidaridad. Fair Saturday incide en la justicia apoyando a miles de organizaciones sociales en sus proyectos de transformación cívica. Y lo hace desde la cultura: moviendo desde la belleza el sentir de la gente. Si no movemos el modo de sentir popular, no se mueve la conciencia. La compasión, la fraternidad, el compromiso o el sentimiento de igualdad suceden en el corazón, no son operaciones principalmente ideológicas.

Por eso Fair Saturday implica una enorme red de eventos culturales en distintos países: es necesario movilizar un sentimiento de solidaridad en la conciencia de nuestro tiempo. Esa unión entre cultura y solidaridad es la clave para extender las causas a las grandes mayorías sociales. Otras iniciativas innovadoras como Solidarters caminan en la misma vía.

Fair Saturday une todo tipo de eventos culturales que suceden ese sábado. Hay danza, conciertos, pintura, literatura, cine, happening y todo tipo de campo creativo de la cultura. Cada acto asume ese espíritu del Fair Saturday y participa con parte o toda su recaudación a la ONG que decidan los organizadores de ese evento concreto. La iniciativa ha recibido el máximo galardón vasco de innovación y año a año implica a cada vez más entidades culturales y sociales, unidas por una causa común. Es ya el mayor movimiento cultural con impacto social del mundo.

La solidaridad se sostiene sobre la conciencia y la conciencia brota de un corazón apasionado con la libertad y la fraternidad. Fair Saturday inspira para adquirir conciencia global, un latir del mundo durante un día en el que mucha gente puede despertar.

Más información: Fair Saturday

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05

faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2020 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies