Editoriales >> , , , ,

“Vote”

15 diciembre 2015 | Por

“Vote”

Nuestro voto en las elecciones generales del 20 de diciembre, servirá para elegir al próximo Gobierno del país. Votar es un ejercicio de libertad, un derecho fruto de las luchas libradas por generaciones anteriores. Es una forma de participación democrática que repercute en la organización social, económica y política. El voto requiere una decisión informada, fruto de la deliberación, que en el caso de las personas cristianas, necesariamente ha de estar cribada por el tamiz de la fe.

La reflexión ofrecida por la HOAC recoge criterios esenciales que pueden ayudar a discernir, si las propuestas de los partidos políticos nos acercan al horizonte de humanidad y felicidad que contiene el mensaje evangélico. Para ello, subraya la importancia de prestar atención a aquellas medidas que avancen en: Defender los derechos sociales, como garantía para construir una vida personal y social plenamente humana. El derecho a un trabajo, a una vivienda, a la sanidad, a la educación… deben orientarse preferentemente a conseguir el bienestar de quienes se han visto sacudidos por la crisis. Erradicar la pobreza y la desigualdad, priorizando actuaciones en favor de las personas empobrecidas, respondiendo a las necesidades sociales básicas. Recuperar el sentido humano del trabajo, con medidas que reconozcan el valor del trabajo más allá del empleo y que promuevan el trabajo decente. Defender la vida en todas sus etapas, en el marco de una cultura de respeto y protección de la vida, en especial en situaciones de mayor debilidad. Cuidar el medioambiente, avanzando hacia un modelo de consumo que sea expresión de nuestra responsabilidad hacia las generaciones futuras. Fomentar la participación de la ciudadanía, facilitando ámbitos que eduquen en la responsabilidad solidaria y constructiva. Exigir en todos los ámbitos de representación pública una ética personal demostrable con la transparencia de sus gestiones y patrimonio; donde el diálogo sea la base de la regeneración democrática.

Nuestra responsabilidad ciudadana va más allá del día de la votación. Es una tarea constante que aspira a situar en el centro de toda actividad política a la persona, en una sociedad más justa y así «vencer las causas estructurales de las desigualdades y de la pobreza», como pide el papa Francisco (Iglesia, servidora de los pobres. n. 2).

Liberamos el número completo del ¡TÚ! de diciembre de 2015:

Accede a números anteriores del ¡Tú! en el apartado de Publicaciones/¡Tú!

suscripcion

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies