Actividades, Iglesia >>

Jornada y Asamblea General del Foro de Laicos

02 diciembre 2014 | Por

Jornada y Asamblea General del Foro de Laicos

Extracto del comunicado.

El lema de esta Asamblea ha sido “Danos hoy nuestro amor de cada día”, palabras del Papa Francisco en un encuentro con novios el pasado mes de febrero. Debido a la reciente celebración del Sínodo, el tema central de estudio ha sido la familia. Contamos con las aportaciones de las asociaciones y movimientos sobre el trabajo con familias, los retos, problemas y objetivos que están viviendo. Se mostró la importancia del acompañamiento a los nuevos matrimonios y de la renovación y puesta al día de la preparación previa al sacramento. Nos acompañaron en la reflexión D. Sebastián Mora, Secretario General de Cáritas Española, y Doña Carmen Peña, doctora en Derecho Canónico y experta invitada al Sínodo. Mora reclamó, desde la perspectiva de su responsabilidad en esta entidad, el papel central de las familias en una “sociedad fragilizada” e insistió en la necesidad de políticas adecuadas, así como de la implicación de la sociedad civil y de las familias católicas para la superación de la crisis. Por su parte, Doña Carmen Peña, que fue presentada por D. Alberto Rugeles, nos hizo una presentación de la dinámica del Sínodo y las principales cuestiones tratadas, además de contestar a las inquietudes de los allí presentes sobre temas de actualidad. La jornada de reflexión se completó con una presentación del trabajo de la delegación española de jóvenes que participó en Asamblea del Foro de Laicos Europeo, celebrada el pasado mes de junio en Roma bajo el lema “A future for young people in a Christian perspective”.

De la Asamblea General Ordinaria, se presentaron los informes de gestión y económico y se llevó a cabo la elección de los puestos vacantes de la Comisión Permanente. Fueron elegidos Guillermo Aparicio (Vida Ascendente) como vicepresidente; Paloma González-Blanch (CEMI) como secretaria y Juana Mari Caravaca (Movimiento Focolar), José Antonio Cecilia (CEAAEC), José Alberto Rugeles (Heraldos del Evangelio) y Francisco Javier Alonso (Justicia y Paz) como vocales. La Comisión Permanente actual queda así constituida por las personas elegidas en esta Asamblea Ordinaria y por Camino Cañón (Institución Teresiana), presidenta, Fredes Moral Abad (CVX-E), tesorera, Sonia Manzano (JMV) y Luis Miguel Esteban (Comunión y Liberación), vocales, que serán renovados en la Asamblea del 2016.

Nos acompañaron D. Antonio Cartagena Ruiz, Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y  consiliario del Foro de Laicos, y D. Raúl Tinajero, director del departamento de Juventud de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española.

—//—

Intervención de la HOAC

Acompañar a la familia en las periferias.

Juan tiene 31 años y vive con sus padres. Hace 5 años que terminó sus estudios de Trabajo Social. Durante años ha estado trabajando con pequeños contratos en lo que le sale. En estos momentos lleva dos años sin trabajo, sin derecho a prestación del subsidio de desempleo, porque no ha cotizado lo suficiente y sin derecho a seguridad social. Su novia, Carmen, con la que mantiene una relación de seis años también vive con sus padres y trabaja por días y sin contrato. Juan y Carmen celebran su fe en la parroquia del barrio en el que viven.

Juan y Carmen desean casarse y formar una familia; desean tener su propia casa y acoger a sus hijos, cuidarles, educarles y ser felices. En la misma situación de Juan y Carmen se encuentra el 50% de los jóvenes en España. Miles de ellos han tenido que emigrar a otros países en busca de una vida mejor. De éstos, muchos trabajan en condiciones de precariedad y explotación. Los jóvenes nos preguntan qué han hecho para merecer esto. Como Iglesia de Jesucristo hemos de responderles.

Como señala la Proposición 35 del Sínodo de la Familia: “Los primeros años de matrimonio son un período vital y delicado, durante el cual las parejas crecen en la conciencia de los desafíos y del significado del matrimonio (…) “Es necesario animar a las parejas con una actitud fundamentalmente de recepción al gran don de los hijos”. Esto es cierto y nadie cuestiona la importancia del matrimonio y el acompañamiento en sus primeros años. Y es necesario animar y acompañar  a las parejas en la acogida del don de los hijos…

Nadie cuestiona el derecho a formar una familia, a ser madre y padre, a tener hijos y educarlos…Pero, nos preguntamos, ¿Qué condiciones objetivas permiten hacerlo, sin dejar de ser penalizado? ¿Cuántos jóvenes en edad de formar una familia pueden hacerlo hoy porque tienen un trabajo decente que les permita ofrecer una vida digna a los miembros de su familia?

¿Cuántos de los jóvenes que, estando casados, pueden recibir el don de los hijos, cuando la inestabilidad, la flexibilidad laboral y el paro les  conducen a una constante inseguridad e incluso se penaliza el derecho mismo a ser padres? Es doloroso constatar que muchas empresas en España no contratan a mujeres en edades en las que se sospecha que pueden ser madres. En palabras textuales de una directora general, hacerlo es un verdadero problema para la empresa.

En los últimos años y con la excusa de la crisis económica, asistimos al ataque sistemático a la dignidad del trabajo, y con él a la dignidad de las personas y  al derecho a la vida digna de millones de  familias. Como afirma el Papa Francisco: “El valor principal del trabajo es el bien de la persona humana, porque la realiza como tal, con sus actitudes y capacidades intelectivas, creativas y manuales. De aquí deriva que el trabajo no tiene solamente una finalidad económica y de ganancia, sino sobre todo una finalidad que implica al hombre y su dignidad. La dignidad del hombre está vinculada al trabajo”.

Asimismo, continúa la Proposición 35, “Se subraya la importancia de la espiritualidad familiar y de la oración, alentando a las parejas a reunirse regularmente para promover el crecimiento de la vida espiritual y la solidaridad en las exigencias concretas de la vida”.  Nuestra concepción cristiana de la realidad está  configurada por el cultivo de la espiritualidad, la oración y la celebración de los sacramentos, sobre todo la Eucaristía. Pero, ¿Cómo nos hacemos responsables para que la vida de las familias pueda responder a las necesidades espirituales, culturales y materiales que tiene? ¿Cómo nos hacemos responsables personal y comunitaria- mente para que la familia sea una comunidad de encuentro, acogida, afecto y amor,  y el lugar de desarrollo integral de la persona, de corresponsabilidad, de solidaridad y compromiso social y cristiano?.

La organización actual del trabajo humano obstaculiza  e impide en muchas ocasiones la vida familiar y social: cada vez existe menos tiempo para estar juntos, vivir las relaciones de pareja,  poder responder a las necesidades educativas de los hijos, cuidar de los más débiles y cultivar las relaciones vecinales y sociales.

Termina la Proposición 35 del Sínodo: “Liturgias significativas, prácticas devocionales y Eucarísticas celebradas en familia, han sido mencionadas como vitales para favorecer la evangelización a través de la familia”.

La HOAC, tras la celebración de la XII Asamblea general hemos puesto en marcha  ocho grandes líneas de acción para  seguir avanzando en configurar nuestra vida desde Jesucristo y seguir ofreciendo, como  Iglesia, en medio de la realidad de sufrimiento del mundo obrero y del trabajo,  otra manera de sentir, pensar y actuar  que posibilite vivir la comunión. Hemos avanzado en  vivir la comunión en nuestro hogar y familia como camino para configurar y construir un proyecto de vida cristiano profundamente humano y encarnado en la debilidad del mundo obrero y del trabajo. Fruto de este avance son las orientaciones para ayudar a los y las militantes a concretar con sus familias su proyecto familiar, así como su vinculación con la vida y misión de la Iglesia.

El amor y la lucha por la justicia con los empobrecidos del mundo obrero y del trabajo nos impulsan, a las puertas de la celebración de nuestra XIII Asamblea General a seguir  desarrollando nuestras líneas de acción y entre ellas, nuestro proyecto familiar, poniendo en el centro de nuestra vida a los empobrecidos para construir con ellos y sus familias la Iglesia de Jesucristo en las periferias  del mundo obrero y del trabajo. Es en esta realidad donde queremos vivir y compartir la alegría del Evangelio, generando comunión y mostrando que es posible vivir de otra manera.

Juan y Carmen,  tienen, como pareja, un proyecto familiar en el que intentan vivir los valores del Evangelio. Tienen una comunidad que les acoge, acompaña y anima. Viven su vinculación a la parroquia en la celebración de los sacramentos y en la cercanía  y compromiso con los más empobrecidos. Pertenecen a un equipo con el que se reunen cada semana y en el que comparten su proyecto de vida. En el equipo experimentan la cercanía, la solidaridad y la comunión de vida, bienes y acción. Juntos experimentan la alegría del encuentro con Jesús de Nazaret a través de la oración, la formación y, sobre todo, en  el compromiso con los jóvenes, en los que ven el rostro de Cristo sufriente.

—//—

Durante los días 29 y 30 de noviembre se celebran en Casa de la Institución Teresiana “Santa María”, las Jornadas de Estudio y la XXII Asamblea General ordinaria del Foro de Laicos. Este Foro está constituido por diversas asociaciones y movimientos de laicos de diversa índole e identidad. Es un ámbito de diálogo, reflexión, de formación y proyección social, ética y religiosa. Cuenta con la participación de la HOAC, a través de su responsable de Organización y vida comunitaria.

La Jornada de Estudio comenzará con la exposición del trabajo realizado por la Comisión de Jóvenes que se presentó en la Asamblea del Foro de Laicos Europeo. Seguirá la presentación de las aportaciones de asociaciones y movimientos con un diálogo posterior entre todos y todas.

Continuará el encuentro, con la ponencia de “La familia hoy: perspectiva desde Cáritas Española” que será impartida por Sebastián Mora, secretario General de Cáritas;  y la presentación de las principales cuestiones surgidas en el Sínodo, con la intervención de Carmen Peña, experta invitada al Sínodo.

El 30 de noviembre, continúan los trabajo del Foro de Laicos, con la celebración de su Asamblea General ordinaria. Con un orden del día que destaca el informe de gestión y el económico junto con las elecciones para las vacantes de la Comisión Permanente.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies