Mundo obrero y del trabajo >> , ,

Abulenses Sin Empleo (ASE) lanza un Banco de Tiempo y el Trueque

03 octubre 2014 | Por

Abulenses Sin Empleo (ASE) lanza un Banco de Tiempo y el Trueque

Los parados de Ávila entienden el trabajo como «elemento clave en la calidad de vida de las personas». Por eso, cuando escasea, no queda más remedio que buscar alternativas. La solución para «Abulenses Sin Empleo» son las «sonrisas», las monedas sociales asociadas a un banco de tiempo y un mercado de trueque que han puesto en marcha hace poco menos de un año.

En marzo del año 2013, se constituyó esta asociación, fruto de la inquietud de personas desempleadas en colaboración con el área de Empleo de Cáritas diocesana de Ávila. A su asamblea constituyente acudieron más de 50 personas. En la actualidad, sus socios son más de 400 entre desempleados, trabajadores en activo, estudiantes y jubilados. La mayoría superan los 30 años de edad y tienen personas a su cargo; hay más mujeres que hombres, «tal vez porque son más echadas para adelante», explica José Luis Carrera, presidente de este colectivo.

A pesar del empuje inicial de los promotores, costó tiempo y esfuerzo llegar a un número suficiente de parados interesados, como para llevar a cabo los proyectos ideados. Carrera rememora que «no fue difícil encontrar los primeros socios entre nuestros allegados. Pero una vez que teníamos eso, costó dar el siguiente paso. La cultura actual no fomenta precisamente la búsqueda de alternativas en común, hay también personas que se han acomodado a la caridad y que cuando les planteas que se busquen las habichuelas y moverse con otros para gestionar su propio camino recelan mucho».

Aunque han realizado todo tipo de actividades, incluida su adhesión a la III Marcha por el Empleo, cursos de capacitación laboral impartidos por sus miembros y charlas sobre autoestima, quizás su proyecto más visible sea el lanzamiento de la moneda social «sonrisas» asociada a un Banco de Tiempo y un mercado de Trueque. Desde el principio, tras estudiar y buscar alternativas económicas solidarias, tenían en mente las muchas experiencias similares que se han puesto en marcha en Alemania, Francia y también en varias zonas de nuestro país.

Cualquiera puede hacerse socio. Solo se exigen tres euros de inscripción que sirven «para pagar fotocopias y otros gastos mínimos de funcionamiento». Los trabajadores en activo o las personas con ingresos suficientes han de pagar además 20 euros al año para poder participar en los intercambios y actividades que promueve la asociación.

Cada hora de trabajo social en beneficio de la asociación o de un miembro de la misma se cambia por nueve «sonrisas» o por «horas sociales». Con las monedas se puede acudir al Mercado de Trueque para adquirir alimentos, libros, material escolar y un sinfín de productos aportados por los socios o directamente donados por terceras personas. Gracias a las horas sociales acumuladas se puede solicitar el uso de las habilidades o capacidades de algún otro miembro.

Dentro del banco de tiempo gestionado por «Abulenses sin empleo» (ASE) se realizan de 70 a 100 intercambios a la semana, aproximadamente 200 horas de trabajo. En casi un año de funcionamiento, los intercambios más habituales han consistido en labores administrativas y burocráticas, reparaciones domésticas, cuidado de jardines, mudanzas, atención a ancianos y niños…

Además de cubrir necesidades reales, el banco de tiempo y el mercado de trueque, tienen un impacto más que favorable en la vida de las personas desempleadas. Explica Carrera que «hay mucha rotación, se incrementa la autoestima para enfrentarse al estigma de marginación con que esta cultura tilda a los parados, sobre todo a los de larga duración, permite el contacto con el mercado laboral, con lo que aumentan las posibilidades de que salgan trabajillos». Pero sobre todo, insiste Carrera, «o estás aislado, o te relacionas con otras personas y también con alguna que otra empresa…».

La asociación también presta un servicio de orientación laboral y ayuda a la búsqueda de empleo. Como detalla Carrera, «hay empresas de la construcción que mandan sus ofertas de trabajo, también colaboramos con una ETT de Segovia que cuando recibe demandas para Ávila nos las deriva. Estamos pendientes de las ofertas que hay en Ávila y cuando nos parece que son suficientemente importantes y serias se las mandamos a todos los socios que tienen correo electrónico y las subimos a nuestra página web».

El Mercado de Trueque, el espacio que mejor simboliza el funcionamiento de esta iniciativa social, se encuentra en un local que Cáritas había obtenido de una donación, pero que no había llegado a utilizar. Los socios se encargaron de su acondicionamiento y planean en breve trasladar allí su oficina de atención, que actualmente se encuentra en las dependencias centrales de esta entidad eclesial. El local precisa unos servicios que no pueden cubrir a través del mercado social, como el agua y la luz, por lo que todos los jueves el Mercado de Trueque se abre a clientes que quieran usar euros.

De esta forma, informan a través de su página web, «estamos generando una economía social, en ningún caso paralela a la actual, pero en lo posible, complementaria que cubre una parte importante de las necesidades mínimas, evitando por esta vía la exclusión social de las personas que de otra manera no tendrían acceso a estos bienes».

El trabajo de los socios, por más que no esté remunerado al uso, ni contabilizado siquiera por las estadísticas oficiales, permite tener acceso a productos, bienes y servicios, pero también permite establecer «las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental del ser humano, buscando el bienestar de sus miembros (equidad, fraternidad económica)». ASE recuerda que su capital son «los recursos, mecanismos y medios de los que disponemos para la cooperación y la satisfacción de los intereses recíprocos», los cuales, «a diferencia del financiero o del físico, tienen la naturaleza de bien público, y se multiplica cuanto más se usa».

Publicado en el nº 1564 de NNOO, mes de octubre de 2014

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies