Mundo obrero y del trabajo >> , ,

Enrique Lluch, «Por una Economía Altruista»

21 septiembre 2010 | Por

Lluch

Enrique Lluch

Enrique Lluch, profesor de Economía en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y colaborador de la Fundación Foessa, cuyos informes son la mejor radiografía de la pobreza y desigualdad de España, ha querido con su libro «Por una Economía Altruista» (Ver NN.OO., 1.503) proponer comportamientos individuales basados en la Doctrina Social de la Iglesia para transformar el actual orden económico dominado por el egoísmo.

¿Qué es al economía altruista?, ¿es posible el cambio?

–Pongo en contraposición la economía egoísta, entendida como la de quienes piensan sólo en sí mismos, y la economía altruista, la de quienes piensan en el bien común, en los demás y están dispuestos a sacrificar algo propio para alcanzar la mejora general. Hago una propuesta de comportamiento económico para la persona y las familias, con la seguridad de que pasando de la economía egoísta a la economía altruista, de pensar en uno a pensar en los demás y en el entorno, se va a producir una mejora en la persona y en la sociedad. En el libro demuestro de una manera muy sencilla que cambiar nuestros parámetros de comportamiento hacia la economía altruista es posible.

¿No cree que hay suficiente doctrina eclesial como para que los cristianos demostrasen un comportamiento económico diferente?

–Se ha pensado que la Doctrina Social de la Iglesia, por no ser un dogma de fe, no tenía la misma importancia. Debemos hacer fuerza para cambiar esta situación. Ya lo dijo Juan Pablo II, en «Centesimus Annus» y ha insistido en ello Benedicto XVI en su última Encíclica, en la que ha dicho que la doctrina social es parte importantísima de la evangelización. No se puede evangelizar sin doctrina social, «por sus obras los conoceréis», como dice el Evangelio. Es verdad que no se conoce mucho la doctrina social. Y no se puede poner en práctica lo que se desconoce.

¿Está respondiendo la Iglesia a los retos actuales de la situación de crisis económica?

–La Iglesia somos todos, yo soy parte de la Iglesia y cuando me refiero a ella hablo de todos los que creemos en lo mismo y nos consideramos Iglesia, seamos del pelaje que seamos. Si cuando acabe la crisis hay personas que dicen que han conocido a cristianos que les han ayudado y acogido, que han estado con ellos cuando lo pasaban mal, que les han transmitido el mensaje de un Dios de Amor y que han podido experimentar ese amor a través del amor del hermano, habremos respondido bien.

¿Qué podemos aportar los cristianos al conjunto de la ciudadanía, de manera individual y colectiva, ante la situación de crisis e incertidumbre que vivimos?

–Primero una acogida personal, un estar con el que se queda en paro. Luego, generar empleo para ellos, generar un movimiento económico de economía real, no especulativa, que cree trabajo con salarios decentes. Al mismo tiempo debemos denunciar las cosas escandalosas desde el punto de vista económico, como esos gastos extras sin sentido, esos movimientos financieros que no tienen razón de ser y esas ganas de que todo pase sin cambiar nada y sin atender al sufrimiento que todo esto está provocando.

¿Cuáles serían las recetas básicas que un creyente tendría que poner en práctica en sus comportamientos como consumidor?

–Primero, debemos limitar nuestros deseos y apetencias. No hay que ir a por más. Podemos vivir muy bien y ser muy felices cubriendo nuestras necesidades básicas y con apetencias limitadas. Segundo, apuesto por una parquedad en nuestro consumo y con un consumo responsable, porque como dice, Benedicto XVI, el consumo siempre es un acto moral. Tercero, el ahorro debe ser moderado, prudente y además pensando en el destino final que dan las entidades financieras a nuestro dinero. Y cuarto, debemos entender el trabajo, no sólo como un medio para ganarnos la vida, sino como un instrumento para lograr el Reinado de Dios en la tierra, y también de crecimiento personal.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies