Quiénes somos

Somos y nos sentimos Iglesia. Creemos que esta Iglesia, con sus luces y sus sombras, es la Iglesia de Jesucristo, y deseamos y trabajamos para que seamos cada día más la Iglesia de todos los empobrecidos del mundo, porque sólo así podremos ser la Iglesia de todos.

Somos mujeres y hombres trabajadores que tenemos una experiencia y una aventura.

La experiencia de sentirnos amados por Jesucristo. La aventura de vivir esta experiencia construyendo la justicia que brota de ella, procurando que los empobrecidos del mundo obrero lleguen a ser los protagonistas de su vidas.

El trabajo es cada día más escaso y más precario. Las personas son utilizadas como instrumentos de producción y consumo cuyo coste hay que reducir al mínimo. Sin embargo, la persona es lo más importante de todo cuanto existe y sus posibilidades de vida dependen de su trabajo. Las necesidades básicas de la persona: salud, educación, vivienda, descanso…, se han convertido en un lujo para muchos trabajadores y trabajadoras, y para quienes no pueden acceder a un empleo. Pensamos que el trabajo debe posibilitar los recursos necesarios para vivir con dignidad y formar una familia.

Ante esta situación queremos:

Construir un proyecto de humanización que nos ayude a vivir en libertad: optando por la comunión frente al individualismo; por la solidaridad frente a la competencia y por el ser frente al tener.

Compartir la vida con nuestros compañeros y compañeras de trabajo, con nuestros vecinos del barrio…, y plantearnos con ellos qué podemos hacer para que nuestro mundo sea más justo y más humano.

Transmitir el tesoro de la fe en Jesucristo y su Evangelio, clave para la reconstrucción de la persona y del mundo.

El cambio de nuestro mundo exige nuestra propia transformación personal. La formación, con el método acción-reflexión-acción, nos posibilita actuar con criterios humanizadores e ir forjando en nosotros actitudes liberadoras.

Nos exige el compromiso que, junto con otros, realizamos como aportación real a la toma de conciencia y a la transformación de las personas y del pequeño mundo en que vivimos.

Como fundamento de este proceso reconocemos la acción del Espíritu de Jesús que trabaja en nosotros y en todos. Para percibirlo así y responder adecuadamente, cuidamos la espiritualidad cristiana como dinamismo que posibilita la entrega, fortalece en la lucha y anima la esperanza de la vida comprometida.

LOS ÓRGANOS EN LA HOAC

DIOCESANOS

El equipo de militantes. Es el ámbito comunitario básico del movimiento. Contempla en su planificación el desarrollo de las funciones y responsabilidades de la HOAC, y la participación activa y corresponsable en su marcha, teniendo en cuenta las situaciones personales y colectivas de sus miembros y lo acordado a todos los niveles; para lo cual recibe y recaba la necesaria información de los demás órganos de la HOAC, y a su vez, la facilita.

La Asamblea Diocesana. Es el máximo órgano decisorio en su ámbito y sus acuerdos son vinculantes a su nivel. Está compuesta por todos los militantes de la Diócesis.

Pleno Diocesano de Representantes. Es el órgano decisorio entre dos Asambleas y corresponsable, junto con la Comisión, de la marcha de la HOAC diocesana. Sus acuerdos son vinculantes a su nivel. La composición será la que la Asamblea decida, formando parte de él, al menos, la Comisión Diocesana y un representante de cada equipo, elegido por el mismo.

La Comisión Diocesana. Es el órgano corresponsable, junto con el Pleno de Representantes, de la marcha de la HOAC a su nivel; tiene la representación de la misma en las relaciones externas entre dos Asambleas, o en su caso, entre dos Plenos de Representantes, siempre que no contradiga acuerdos adoptados por estos órganos. Su composición será la que decida la Asamblea correspondiente, contando, a ser posible, con un responsable para cada una de las funciones que haya en la HOAC. Los responsables serán elegidos para un período de cuatro años, procediéndose a la renovación de la mitad de sus componentes cada dos años.

GENERALES

La Asamblea General. Es el órgano máximo de debate, valoración, concreción y decisión de los objetivos y directrices de la HOAC. Sus acuerdos son vinculantes para todos los militantes y órganos. La composición de la Asamblea General es de todos los militantes. Sus funciones son:

  1. Debatir y aprobar las prioridades de la HOAC en el desarrollo de su misión, a partir de la experiencia del compromiso de los militantes y de la HOAC como tal, así como todas las cuestiones fundamentales de la vida de la Organización que la misma Asamblea determine. Las prioridades serán revisadas y actualizadas por el Pleno General de Representantes cada dos años.
  2. Planificar las orientaciones comunes para las actividades de la HOAC, que serán concretadas por los demás órganos a todos los niveles.
  3.  Elegir, cuando haya lugar a ello, a los miembros de la Permanente de la Comisión General.

La periodicidad de su celebración es de 6 años.

Pleno General de Representantes. Es el órgano decisorio entre dos Asambleas Generales y es corresponsable, junto con la Comisión General de la marcha de la HOAC. Sus acuerdos son vinculantes para todos los militantes y órganos de la HOAC, excepto para la Asamblea General. La composición es la Comisión General y Representantes de las Asambleas Diocesanas. La periodicidad de su celebración es bienal.

La Comisión General. Es el órgano corresponsable, junto con el Pleno General de Representantes, de la marcha de la HOAC General. Estará compuesta por: Los/as presidentes diocesanos/as,  los presidentes de las organizaciones interdiocesanas, si lo tuvieren y la Comisión Permanente de la Comisión General. Todos los miembros de la Comisión General, lo serán por un período de 4 años.

La Comisión Permanente de la Comisión General. Es el órgano que con más dedicación ejecuta y dinamiza las funciones de la Comisión General y pone en marcha sus acuerdos. Ostenta la representación de la HOAC a nivel general. Cada miembro es elegido para cubrir una de las responsabilidades y su elección se efectuará por todos los militantes en la Asamblea General o en el Pleno de Representantes.

Composición

José Fernando Almazán José Fernando Almazán Zahonero
Presidente
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2013-2017
Pertenece a la diócesis de Madrid.
carmen Carmen Perea Pérez
Responsable de organización y vida comunitaria
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2015-2019
Pertenece a la diócesis de Madrid.

 fefi Josefa Valerón Cazorla (Fefi)
Responsable de formación
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2013-2017
Pertenece a la diócesis de Canarias.
fernando_d Fernando C. Díaz Abajo
Consiliario y responsable de animación en la fe.
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2015-2019
Pertenece a la diócesis de Sevilla.

 jfernandez Jesús Fernández-Pacheco Caba
Responsable de difusión
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2013-2017
Pertenece a la diócesis de Orihuela-Alicante.

milagros Milagros Villamarín Casal
Responsable de compromiso y relaciones internacionales
Periodo de servicio en la Comisión Permanente 2015-2019
Pertenece a la diócesis de Huelva.

Nuevo libro

Elige tu idioma de lectura

Redes Sociales



Ultimo cuaderno

20 Aniversario FSI


Instagram

© 2016 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo