Internacional >> , ,

MMTC | A los trabajadores y las trabajadoras del mundo #1Mayo

25 abril 2017 | Por

MMTC | A los trabajadores y las trabajadoras del mundo #1Mayo

Mensaje del #1Mayo del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos. ¡Viva la clase trabajadora!

Estamos, una vez más, en un 1º de Mayo, que nos invita a reflexionar sobre nuestra historia como clase trabajadora: todo lo que buscamos es un trabajo decente, una sociedad más justa y una economía igualitaria, que nos permita vivir con dignidad.

Bien lo sabemos que, en la lucha de la vida cotidiana, a menudo bajo un sol ardiente, lluvia, pasando la noche, dejando temprano en la mañana para ir a trabajar o buscar un trabajo, intentando mantener a una familia, nos damos cuenta que no estamos solos. Somos decenas, cientos, miles, millones de personas que con un sorbo de café, agua…. o nada en el estómago simplemente sale, con la esperanza de mantener la dignidad como trabajador y trabajadora, en este mundo de tantas desigualdades. Es imposible no preguntarse ¿por qué poco con mucho y mucho con tan poco, ¿eh, Dios mío? ¡Si este mundo es, de alguna manera, de todos!

El Movimiento Mundial de los Trabajadores Cristianos cumple 50 años de vida. En nuestro viaje, mantenemos con firmeza la misión que Jesucristo, nuestro Padre, nos dio. No es fácil, pero es posible. ¡Somos luchadores! Ya hemos nacido luchando para sobrevivir e intentamos fortalecer nuestra lucha con la formación y con la acción conjunta y colectiva, a la luz de Evangelio. Desarrollamos nuestros compromisos, basados en el método “ver, juzgar y actuar“, y  nos unimos a la reflexión sobre los cuatro pilares de una sociedad: ideología, economía, política y social, que nos proporcione una visión general de cómo podemos fortalecer nuestra lucha, interactuar e intervenir en nuestra realidad en el mundo del trabajo y en la vida cotidiana de los hombres y mujeres trabajadores.

Somos conscientes de que cualquiera de nosotros puede sentirse derrotado frente al desempleo, las crisis económicas, políticas, sociales e incluso la de la autoestima, no se puede olvidar que se trata de la vida. Pero no nos consumirá nuestras fuerzas, sueños y el don de la vida misma que se nos ha sido ofrecida voluntariamente y con amor, y esa es la forma que entendemos que el humano amor de Dios se multiplica, para todos los que quedan en la lucha por el derecho a la dignidad humana. Somos conscientes del sufrimiento y la explotación que realiza este sistema tan feroz , pero no podemos sino creer que la vida va a mejorar. Siempre debemos creer que hemos sido llamados a ser ganadores, aunque muchas veces estemos inundados de tantas derrotas, no nos olvidaremos: no estamos solos, somos muchos y hay que seguir luchando por trabajo, alimentos, hogar, educación, salud, respeto y dignidad. Por encima de todo, ¡hay que seguir luchando por la vida!

¿Cuántos de nuestros compañeros y compañeras del mundo del trabajo no han cometido suicidio, han muerto en las terribles condiciones de trabajo, o han enfermado? o ¿Cuántos han sido reemplazados por las máquinas? Cuando buscamos ayuda en nuestras familias, amigos, refugio e incluso de otros países, no estamos buscando solo un espacio, un abrazo o ayuda, sino la dignidad y la continuación de nuestro sentido de pertenencia a la humanidad. Toda la discriminación es inaceptable y luchar contra todo lo que se nos oprime es un deber. El mundo es nuestra «casa común», es la casa de todos y para todos. Ahí es donde extraemos nuestros medios de vida, es donde criamos a nuestros hijos, visitamos a nuestros padres, confraternizamos con amigos, damos las gracias a Dios y trabajamos para sobrevivir un día después del otro.

¡La vida es el trabajo y el trabajo es la vida! La perseverancia de las luchas de la vida cotidiana es algo que despierta en el MMTC muchas reflexiones,y nos impulsa a ser trabajadores creativos, incansables, leales a la clase trabajadora en la lucha por nuestros derechos. A pesar de la amargura de tantas derrotas en la vida cotidiana, que seamos siempre confiados, esperanzados y persistentes en nuestra lucha, especialmente por una sociedad más justa e igualitaria.

Nuestro viaje continúa, compañeros y compañeras, contra todo el sistema que oprime y excluye a los trabajadores de sus derechos.

Comparte y difunde esta información


REVISTA VERANO

Redes Sociales



Ultimo cuaderno

20 Aniversario FSI


Instagram

© 2017 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies