Acompañando a las víctimas de la siniestralidad laboral

El secretariado diocesano de Pastoral del Trabajo de Plasencia lleva más de seis años, además de difundir un comunicado público, procurando acompañar y estar cerca de las familias que pierden a un ser querido en accidente laboral.

El accidente laboral de un padre y un hijo, ambos trabajadores de la construcción, de un pueblo cercano, ocurrido hace seis años, y el conocimiento de la esposa y madre, nos llevó a estar especialmente presentes, tanto el obispo como algunos miembros del Secretariado, en esos momentos de dolor y a celebrar la fe juntos.

Esta experiencia nos ha permitido descubrir la importancia de la presencia y de la cercanía con la familia, animándonos a reforzar nuestro compromiso en este delicado proceso de acompañamiento.

Cuando ocurre un accidente laboral, lo primero que hacemos es llamar al párroco del fallecido, de quien recibimos todo tipo de información personal y familiar, circunstancias del accidente, horario del funeral, etc.

Según los casos llamamos personalmente a la esposa, estamos presentes en el funeral y le manifestamos nuestros sentimientos de cariño y de unión en el dolor y en la oración.

Si esto no es posible, enviamos un escrito a la familia que el párroco hace público en el funeral. Siempre celebramos la Eucaristía por el difunto y sus familiares.
Valoramos muy positivamente la reacción de los párrocos por su comprensión, acogida y acompañamiento a nuestras sugerencias, ayudándonos a estar presentes y supliendo nuestras ausencias.

Informamos a nuestro obispo, con quien previamente hemos concretado todos estos pasos y, en alguna ocasión, le hemos acompañado personalmente en el encuentro con la familia. En la mayoría de los casos, muestra su cercanía a través de una carta personal. En otros, recogemos sus sentimientos en un comunicado del Secretariado Diocesano de Pastoral del Trabajo.

Nos hemos preocupado de dar a conocer a toda la diócesis esta labor de acompañamiento, con informaciones al consejo presbiteral, al consejo de pastoral y el colegio de arciprestes.

Discernimiento

«Dios consuela a los que sufren, habiendo sufrido Él mismo, y se acerca a cada situación de indigencia y de humildad. Todos estamos llamados a un compromiso activo de solidaridad y apoyo con aquellos que son víctimas de accidente en el trabajo, apoyo que debe extenderse a las familias, igualmente afectadas y necesitadas de confortación» (Papa Francisco a la Asociación Nacional de Mutilados e Inválidos del trabajo. 20/09/2018).

Actúa y transforma

Junto a nuestra denuncia y actos públicos, que celebramos ante la muerte de un trabajador «¡en el campo de honor del trabajo!», ¿nos implicamos en el acompañamiento y cercanía de las personas que lo sufren?
¿Qué podéis introducir en vuestros compromisos de acompañamiento con los familiares que sufren la muerte por accidente laboral?

Llévatelo y comparte

Esta sección la tienes en documento pdf e imagen png para que la puedas descargar, imprimir, compartir…

04-05 HERIDAS

 

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba