Vivir con casi nada

Causé baja voluntaria para no seguir traicionándome a mí misma. Perdimos la casa. Mi familia y yo tuvimos que pasar cuatro meses en una pequeña habitación levantada en un viejo taller.

Trabajaba en un restaurante 12 horas diarias, que se convertían en 17 los domingos, con un contrato a media jornada. No estaba siendo coherente con las ideas y el deseo de cambiar las actitudes que no ayudan a crecer, que compartimos en la HOAC.

Tres meses antes, tuvimos que malvender la casa, porque habíamos acumulado deudas imposibles de pagar. Mi marido, mis dos hijos (un joven de 22 años y una menor de 15) y yo pensábamos que encontraríamos un alquiler barato, pero nos pedían requisitos que no podíamos cumplir.

Nos fuimos a vivir al taller de mi marido, artista fallero que apenas gana para cubrir gastos. Nos montamos una habitación con maderas, hacíamos la comida en un hornillo de camping gas, nos duchábamos con una manguera en el patio.

Pudimos vivir con casi nada, ayudándonos más entre nosotros. Pasábamos las noches contando chistes o cantando. Aunque cuando llegó el frío, pasamos la ducha dentro, nos apiñábamos por la noche. Todos nos pusimos enfermos.

Con lo poco de mi marido, algún extra que hacía y la ayuda de mi hijo podíamos comprar la comida. Mi hijo se puso a trabajar y no pudo mantener sus notas, por lo que perdió la beca y abandonó la universidad. Eso fue muy duro.

Tenía claro que no volvería a dejarme explotar para hacer el culo gordo a un jefe, que no aceptaría nada que fuera abuso de poder o condiciones indignas. Por suerte, logré empleo de cocinera, con un sueldo bajo, pero con 40 horas cotizadas. A través de unos amigos, pudimos alquilar una casa en Xirivella (Valencia). No hacía falta demostrar nada, el alquiler era asumible y nos dejaron el dinero para los avales.

Las dificultades nos han hecho más fuertes, la frustración es parte del aprendizaje, hemos aprendido a encajar la impotencia y, sobre todo, a seguir confiando en Dios, que tiene sus modos de darnos a conocer su voluntad.

A veces, la vida puede ponerse difícil, pero hay algo que siempre nos acompaña: la esperanza, el sentimiento de no estar sola nunca, que Dios siempre está ahí para quien de verdad busca, que las cosas que se ponen feas son solo el principio de algo mejor. Es un borrón en la hoja para dibujar algo mejor… Jesús te muestra el camino para dibujar una vida más plena, más feliz y, sobre todo, pone ángeles en el camino que te van tendiendo la mano.

Discernimiento

«Tengan presente los ricos y los patronos que oprimir para su lucro a los necesitados y a los desvalidos y buscar su ganancia en la pobreza ajena no lo permiten ni las leyes divinas ni las humanas. Y defraudar a alguien en el salario debido es un gran crimen». León XIII, Rerum novarum, 147.

«Cuántas personas que buscan ocupación, personas que quieren llevar el pan a casa: no solo comer, sino llevar de comer, esto es la dignidad. El pan para su familia. A estas personas hay que darles una respuesta. En primer lugar, es un deber ofrecer la propia cercanía, la propia solidaridad (…). Pero luego hay que dar también instrumentos y oportunidades adecuadas». Francisco, Discurso a la ACLI, 2013.

«La sacralidad de cada ser humano requiere para cada uno respeto, acogida y un trabajo digno. ¡Trabajo digno!». Francisco, Encuentro con la población y el mundo del trabajo. Prato, 2015.

Actúa y transforma

La Iglesia nos llama al compromiso social transformador de las personas y de las causas de las pobrezas, que denuncie la injusticia, que alivie el dolor y el sufrimiento y sea capaz también de ofrecer propuestas concretas que ayuden a poner en práctica el mensaje del Evangelio.

¿Qué podemos cambiar para orientar nuestras vidas hacia actitudes más austeras y sostenibles que permitan compartir tiempo y bienes con quienes estén pasando necesidad?

¿Cómo podemos implicarnos más en la promoción de los más pobres y desarrollar iniciativas conjuntas, trabajando en «red», con las empresas y otras instituciones; apoyando las finanzas éticas, microcréditos y empresas de economía social?

Llévatelo y comparte

Esta sección la tienes en documento pdf e imagen png para que la puedas descargar, imprimir, compartir…

04_05_HERIDAS

 

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba