¡Dios mío, que el trabajo sea para la vida!

Cuando le dieron la noticia se hundió. Su hijo había perdido la vida al caer de una altura de 50 metros en la obra hidráulica en la que trabajaba. Tras el impacto inicial, el dolor, que ya siempre la acompaña, se fue convirtiendo también en impotencia e indignación. ¿Cómo podía estar trabajando a esa altura sin las protecciones necesarias? Este desgarro y esta indignación los llevó a los pies de la cruz. ¿Por qué a mi hijo? ¿Por qué tienen que ocurrir estas desgracias? ¿Por qué este sin sentido? Abogados de empresa, citaciones, juicio… Le ahogaba la pena y la injusticia. En esas circunstancias Dios también nos habla y nos muestra su ternura. La cercanía de la familia, de los amigos y vecinos… es una prueba. Ella también experimenta que Jesús, el crucificado, está junto a las víctimas. Un grupo de personas, entre ellas militantes de la HOAC, le ayudaron a encontrar sentido a tanto sufrimiento. Dios no quiere que esto ocurra. Dar el paso de asociarse con otros familiares y víctimas de accidentes y enfermedades laborales ha convertido su indignación e impotencia en compromiso y lucha para torcer esta dinámica de muerte. Su oración sigue llena de dolor, pero también de esperanza para que no haya más madres como ella. En esa oración desgarrada resuena con fuerza: ¡Dios mío, que el trabajo sea para la vida!

Ora et labora

Párate un momento. Dios nos acompaña en cada momento de nuestra vida. Vuelve a leer el texto. Haz oración. Nuestra relación con Dios es muchas veces de dolor, de angustia, de reproche… La vida no es fácil para muchas personas. Piensa en momentos en los que lo has mirado en la cruz sin entender nada de lo que te está pasando. Pero nuestro Dios actúa a través de todas las personas que nos rodean. También a través tuya. ¿Lo percibes? ¿Somos nosotros y nosotras las manos y los pies del Señor? El dolor, la injusticia y la muerte no tienen la última Palabra. Dios es el Dios de la Vida. Déjate interpelar por Él y llena de sentido tanto sin sentido para, junto a las víctimas de tu pequeño mundo, contribuir a construir su Reino y su Justicia. También en el mundo del trabajo.

Llévatelo y comparte

Esta oración también la tienes en documento pdf e imagen jpg para que la puedas descargar, imprimir, compartir…

02 TE OFRECEMOS

 

 

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba