Colaboraciones >> , ,

Semana Santa y política

17 abril 2019 | Por

Semana Santa y política

Jesús Espeja | Política, del griego polis, significa ciudad organizada. Por eso, la vida de las personas humanas que vivimos en sociedad tiene una dimensión política y hay que procesarla responsablemente.

Pero, una buena organización social exige, también, unos gobernantes con poder que reciben del pueblo; y así, hay profesionales de la política que reciben ese poder, en principio, para el servicio del bien común. ¿Qué tiene que ver con esto la Semana Santa, cuando los cristianos celebramos la muerte y la resurrección de Jesús?

Es manifiesto que la celebración actual de la Semana Santa tiene una repercusión política. No solo porque todavía se mantiene viva una devoción auténtica en las comunidades cristianas. Las solemnes y vistosas procesiones que recorren las ciudades y los pueblos son acontecimientos que tienen incidencia en la sociedad. Pero tampoco faltan en la polis reacciones en contra de la celebración religiosa; hace unos años en fechas de cuaresma organizaron algunos una procesión atea. Estas contradicciones, por lo demás normales en estos tiempos de cambio, pueden ser aliciente para que los cristianos vivamos y celebremos con verdad la Semana Santa en una sociedad cada vez más laica.

Celebrar muerte y resurrección de Jesús tiene un significado político para los que ejercen la política como profesión y para la responsabilidad que todos los ciudadanos tenemos. Porque aquella muerte y la resurrección fueron consecuencia de su conducta histórica: Jesús ejerció el poder, poniendo todas sus facultades al servicio de la vida digna de todas y cada una de las personas. Lo que hoy llamamos bien común.

No fue un profesional de la política con poder, y da la impresión que no chocó directamente con los políticos romanos que tenían sometido a su país. Pero, ante los abusos de poder que estaba viendo no se cruzó de brazos. Denunció: «Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos y los bien situados las oprimen con su poder».

Según el título de la cruz, a Jesús le condenaron como rebelde político. Pero el cuarto evangelio deja bien claro que no fue un rebelde político más, pues ni tuvo cargos públicos ni ejército para defender al pueblo. Leyendo los evangelios, se puede concluir que Jesús fue condenado por blasfemo; las autoridades religiosas de aquella sociedad, en complicidad con el poder político, no podían soportar que Dios es amor que también afirma y defiende la dignidad de los excluidos social o religiosamente. Condenado por el poder religioso y el poder político en complicidad, su muerte denunció las consecuencias nefastas del consorcio entre estos poderes. ¡Qué peligroso es que un partido político se autocalifique de cristiano!

La incidencia política de Jesús vio de su compasión eficaz ante las víctimas del sistema. Es lo que no soportaron ni las autoridades religiosas judías ni los poderes políticos ¡Qué difícil es a los políticos profesionales mantener y traducir en prácticas liberadoras esa compasión eficaz por las víctimas, cuando la lógica de la comercialización contamina también a la política!

Finalmente, el camino elegido por Jesús para acabar con la violencia institucionalizada tanto por el poder religioso como por el poder político no fue crear otra mediación más fuerte que actuara con violencia sino crear una comunidad con nuevo espíritu y con otra lógica: «El que quiera ser mayor sea servidor de todos». En esta lógica, Jesús fue irreductible hasta las últimas consecuencias: entregando la propia vida para que todos puedan vivir con dignidad. ¿No tenemos en la conducta de Jesús que celebramos en Semana Santa un indicativo para las lecciones y para los políticos profesionales que necesitamos?

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05
faldonsumario2-02

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies