Colaboraciones >> , ,

Opinión | Con trabajo digno no hay pobreza

19 diciembre 2018 | Por

Opinión | Con trabajo digno no hay pobreza

María José Rodríguez Moreno | Militante de la HOAC de Granada.

Vivimos profundas transformaciones que están afectando a la forma de entender y organizar el trabajo. Hemos pasado del trabajo fijo y de calidad a un trabajo caracterizado por la precariedad, temporalidad, pérdida de derechos laborales y segmentación del mundo obrero. Crece como fenómeno nuevo el número de trabajadores pobres y sin techo. Nuestra sociedad es más pobre y desigual y la calidad de vida de la mayoría de la población se ha reducido por la bajada de salarios, el alto nivel de desempleo, la precariedad del empleo y los recortes sociales.

A los pobres se les responsabiliza y culpabiliza de su situación por no esforzarse para salir o adaptarse a ella. Así parece que la injusticia no existe y las salidas se buscan individual y no colectivamente. Este planteamiento culpabilizador y de indiferencia justifica lo que está ocurriendo con millones de trabajadores expulsados del mercado de trabajo y con las personas que huyen de sus países por hambre o guerra buscando una vida más digna.

El capitalismo ha triunfado al poner en el centro de la vida social a la economía, al dinero, subordinando todo lo demás a las necesidades de su funcionamiento: el trabajo, la familia y la persona. Desde esta concepción economicista la persona es convertida en un instrumento más de la producción. Cuando el trabajo está al servicio de la rentabilidad económica y no de la persona y sus necesidades, se abren las puertas a la “exclusión” a la “cultura del descarte de personas”. Por eso el papa Francisco no para de denunciar que “este sistema mata”, porque el trabajo es una capacidad del ser humano y por ello inseparable de quien trabaja.  Al convertir en objeto a quien debe ser sujeto se provoca la ruptura del ser humano y se profana su dignidad.

El trabajo es la clave imprescindible de la humanización y de la integración de todo. Para la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) esta transformación tiene una dimensión antropológica fundamental porque va diluyendo nuestra humanidad, dificulta la vida de millones de personas y  la colaboración por la existencia y la vida de comunión, pasando el trabajo de ser un bien para la vida a ser un bien para la producción, convirtiéndolo en instrumento de confrontación y competitividad.

El principal reto que tenemos es reconstruir al ser humano, recuperar el sentido de su existencia, del trabajo humano, de las relaciones sociales, de la moral y de la ética para que el “bien estar” se sustituya por el “bien ser”. Necesitamos:

• Entender de otra manera nuestra humanidad incorporando la misericordia y la confianza en el ser humano que el sistema capitalista ha eliminado. Necesitamos personas con la mano tendida, la palabra dispuesta y el oído abierto.

• Ayudar a redescubrir la dignidad inviolable de cada persona humana. Es la tarea central y unificante del servicio que la Iglesia y los laicos debemos prestar a la familia humana, haciendo realidad el sueño de Dios: que todos los seres humanos vivan en plenitud.

• Construir una nueva mentalidad y cultura del trabajo decente luchando por el reconocimiento de los derechos laborales y sociales, defendiendo el trabajo digno para todos.

• Colaborar al cambio de las instituciones para que las administraciones, organizaciones sindicales y políticas pongan en el centro de sus acciones y políticas las necesidades de los empobrecidos, empoderándolos y restituyéndoles su dignidad.

Finalmente, fomentar el consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente, sancionando mediante leyes y opciones de consumo las prácticas y empresas que buscando su enriquecimiento, atenten contra el bien común.

***

Artículo publicado en el periódico Ideal de Granada.

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies