Iglesia >> ,

Palencia | Pascua de Santiago Rojo

03 diciembre 2018 | Por

Palencia | Pascua de Santiago Rojo

HOAC de Palencia | El pasado día 18 de noviembre fallecía Santiago Rojo Calzada, antiguo militante de la HOAC, siempre cura obrero de Palencia, como rezaba su esquela.

Mejor que mis palabras, pongo por escrito algunas de las que el obispo emérito de Palencia D. Nicolás Castellanos Franco, quien presidió la Eucaristía, nos dirigió en su homilía.

“Con cariño y amistad, también con esperanza celebramos el paso, Pascua de Santiago al encuentro con el Padre. El mismo dolor que padecemos hoy, despierta en nosotros, sus familiares, amigos, feligreses una misma esperanza que procede de Jesús Resucitado, que desde el día de nuestro bautismo hemos muerto con Él para resucitar con Él.

La muerte de Santiago es la culminación de la vida de una persona esencialmente buena, evangélico, que pasó por la vida, como Jesús, haciendo el bien a todos, sobre todo a los marginados del mundo rural.

Hacemos memoria agradecida de nuestro hermano presbítero Santiago Rojo. Ocupó numerosos servicios pastorales a lo largo de su vida y murió celebrando la Eucaristía. Su biografía es sencilla, generosa, vivida a tope con las gentes de nuestros pueblos. Desde que llegué a la Diócesis descubrí en él una espiritualidad evangélica, del Concilio Vaticano II, vivida y aplicada a la dura e injusta  realidad del mundo campesino. Rompió con muchos moldes preconciliares, muchos ritualismos, costumbrismos y modos propios de la vieja cristiandad. Hoy precisamente conformes y exigidos por el obispo de Roma, Francisco.

Fue sacerdote de la calle, del pueblo, del campo; estuvo siempre cerca de la gente, con grandes y chicos, con los pobres y con aquellos que no creen. La cercanía, como subraya el Papa, es más que una virtud, es una actitud que involucra a una persona, su modo de establecer vínculos, de estar al mismo tiempo, consigo mismo y atento al otro, como Jesús evangelizador, predicador de  calle. Ese era Santiago Rojo, siempre sonriente, alegre, feliz, lo mismo cuando celebraba la Eucaristía que cuando ayudaba a una familia a sembrar o cosechar. Fue sacerdote obrero en el mundo rural, donde se inculturó y encarnó. Santiago ejercía de profeta, infundía esperanza y fuerzas para andar.

No seríamos justos si no damos gracias  a Dios, si no reconociéramos que Santiago ha sido un regalo para todos los que hemos compartido su vida y ministerio.

Por último, que se cumpla Señor tu palabra en Santiago Rojo y que esta Eucaristía que tantas veces celebró él le guarde y nos guarde para la vida eterna”

Al finalizar la Eucaristía sus familiares nos contaron un cuento “El árbol de las cerezas”. A Santiago le gustaban mucho los cuentos. Era un árbol de muchos colores que simbolizan los muchos y buenos sentimientos. Un árbol que se iba marchitando hasta que al final muere, pero antes, de él florecieron nuevas semillas que dieron lugar a nuevos árboles. Así  Santiago derramó sus semillas por muchos campos que, a buen seguro, darán abundantes frutos.

Amigo Santiago Rojo descansa en paz.

 

Noticias Obreras

Nuevo libro

Libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2018 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies