Iglesia >> , ,

¡Qué grandes personajes!

27 febrero 2018 | Por

¡Qué grandes personajes!

Gregorio Burgos | ¿Cómo ha ido hacia adelante la humanidad, avanzando en pro de un progreso de todos y todas, y no solo de unos pocos? En la historia han existido personas que se han preocupado por el bien de todos, que les dolían las injusticias y la pobreza que sufrían ellos y los demás, que luchaban por hacerlas desaparecer, en fin, que tenían conciencia social y solidaria, no una conciencia meramente individualista centrada en uno mismo. Así ha sido en la historia de la liberación obrera.

Recordando con gratitud a tantas personas que han mantenido y alimentado la antorcha de la justicia social, queremos recordar la obra de Guillermo Rovirosa y Tomás Malagón, que han dejado una huella permanente en la HOAC y cuya muerte celebramos el 27 de febrero, el primero hace 54 años y el segundo hace 34.

Ellos pusieron en marcha, hicieron posible, junto con otros, un nuevo estilo de acercarse y trabajar a favor de los trabajadores. También encontraron en ello dificultades e incomprensiones.

Desde su vivencia del Evangelio de Jesús, ellos han insistido en unos puntos que todos deberíamos tener presentes:

1. Ante todo la persona. Todo al servicio de las personas en la vida económica y social, de la solución de sus situaciones y problemas. La dignidad de las personas, de los trabajadores y el respeto de sus derechos es algo que debe estar presente en todas las mesas.

2. Conocimiento y cercanía de los trabajadores, del mundo obrero, de sus situaciones de explotación y de injusticia, de sus problemas en la vida personal y familiar, de sus luchas.

3. El aprecio, el respeto y la confianza en el obrero, en el trabajador, como sujeto capaz de su autoliberación. Gran confianza en la fuerza de los pobres. Por eso, reivindicaban el primer puesto como herederos del evangelio de Jesús.

4. La formación de la conciencia social de los trabajadores y de todos. Difusión de temas del mundo del trabajo que llegara todos para crear conciencia, como el ¡Tú!, que puso en marcha Rovirosa. Los planes de formación de la HOAC que Malagón orientó sabiamente y con los pies en el suelo. Ellos promovieron también el estudio de temas sociales como el manifiesto comunitarista, el cooperativismo integral, el COPIN, etc., buscando salidas para una sociedad y una economía justa.

Que esta herencia de Rovirosa, Malagón y otros no se dilapide, sino que sea, por vivida, engrandecida y fecunda, para bien del mundo del trabajo, de la sociedad y de la Iglesia.

SUSCRIBIR TU-01

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies