Colaboraciones >> ,

Opinión | El trabajo es para la vida. Ni un muerto más

25 abril 2019 | Por

Opinión | El trabajo es para la vida. Ni un muerto más

José Luis Molina García | Presidente de la HOAC de Córdoba.

Un año más se acerca la fecha del 28 de abril, esa fecha que no le dice nada a casi nadie, esa fecha que hay que recordar porque su reivindicación es invisible. Al parecer solamente los sindicatos y la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) conmemoran este día en Córdoba, el Día Internacional de la Seguridad y la Salud Laboral. Pero, ¿por qué es importante tener en cuenta el 28 de abril? ¿qué razones hay para no olvidarlo?

En España el año pasado, 652 personas murieron durante su jornada laboral o en el trayecto al o del trabajo. Más de 12 trabajadores muertos a la semana. La cifra, además de aterradora, es la más alta de los últimos siete años.

En Andalucía las muertes se elevaron a 94, siendo la primera comunidad en el ranking de accidentalidad en el puesto de trabajo.

En la provincia de Córdoba ocurrieron 9.569 accidentes laborales, lo que representa un incremento de un 7,42% respecto al año anterior. 10 de ellos mortales.

Creo que sobran razones. Tantas, al menos, como sufrimiento sobra. ¿Cómo podemos seguir ignorando esta realidad? y ¿Por qué?

La causa de la invisibilidad del problema, la podemos encontrar en su raíz más profunda. Los accidentes laborales, en su mayoría, no ocurren por fatalidad o mala suerte. Son debidos a la ambición, al beneficio económico o, como gusta decir ahora, a la minimización de costes (que es menos agresivo y más impersonal).

La causa fundamental es la cada vez más preocupante ausencia de trabajo digno, que se manifiesta de muchas maneras: precariedad, subcontratas, economía sumergida, falta de inversión en prevención (que se ve como un coste más), controles e inspección insuficiente y un largo etcétera.

Buena parte de ello, bendecido por las últimas reformas laborales y auspiciado por la austeridad de una crisis, de la que “ya hemos salido”, según nos cuentan.

Ante esta situación la Iglesia y la HOAC, como parte de ella, no pueden permanecer calladas, las tristezas y las angustias de los que más sufren son también nuestras. De ahí la denuncia de esta situación, para hacer visibles estas muertes, que no solo acaban con una vida, sino que destrozan a familias enteras.

Hablar de siniestralidad, es poner a la persona en el centro de las relaciones laborales. Hablar de salud en el trabajo es afirmar que la economía, el beneficio empresarial, la flexibilidad o la competitividad deben quedar siempre subordinados al bienestar físico y social de la persona que trabaja.

¡No hacer nada es ser cómplice!

Nuevo libro

Ultimo cuaderno

Redes Sociales

Instagram


© 2019 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies