Resultados de la búsqueda joaquín nieto

40 millones de personas víctimas de la esclavitud moderna

Internacional, Mundo obrero y del trabajo

40 millones de personas víctimas de la esclavitud moderna

25 septiembre 2017

Alrededor de 24,9 millones de personas que se encuentran en situaciones de trabajo forzoso en el mundo, de las cuales 15,9 millones (64%) son víctimas del trabajo forzoso con fines de explotación laboral, 4,8 millones (19 %) son víctimas de explotación sexual forzada y 4,1 millones (17%) son víctimas de trabajo forzoso impuestas por las autoridades estatales, según ha denunciado la OIT.

El Convenio número 29 de la OIT, adoptado en 1930, definió el trabajo forzoso y obligatorio como «todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente». Los niños y las niñas son víctimas también del trabajo forzoso, concretamente las estimaciones señalan que en el trabajo forzoso con fines de explotación laboral el 18% son niños y niñas, en el caso de la explotación sexual es un 21% , y un 7% en el caso de las víctimas de trabajo forzoso impuestas por autoridades estatales.

Mirando por regiones, Asia y Pacífico concentra el porcentaje de trabajo forzoso más alta donde 4 de cada 1.000 personas son víctimas de trabajo forzoso, seguida por Europa y Asia Central con 3,6 por cada 1.000, África con 2,8 por cada 1.000, los Estados árabes con 2,2 por 1.000 y las Américas con 1.3 por 1.000.

De media casi una de cada cuatro víctimas de trabajo forzoso es explotada fuera de su país de origen, con una marcada diferencia según el tipo de situación. En el caso de las víctimas con fines de explotación sexual, el 74% se encuentran fuera de su país de origen, en el caso de las víctimas con fines de explotación laboral es el 14% y para las víctimas de trabajo forzoso impuestas por las autoridades estatales es de un 1%.

Los datos sobre el trabajo forzoso se presentan como parte del informe «Las estimaciones mundiales de la Esclavitud Moderna» publicado por la OIT y la Walk Free Foundation, en asociación con la Organización Mundial para las Migraciones (OIM) en el marco del septuagésimo segundo período ordinario de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El informe señala que además de las 24,9 millones de víctimas del trabajo forzoso, hay 15,4 millones de personas que viven en situación de matrimonio forzado, el 88% de las cuales son mujeres y niñas. Del total de todos estos matrimonio, 6,5 millones sucedieron entre 2012-2016 y el resto fueron anteriores a este período, pero seguían dándose.

Según estos datos en 2016 había 40,3 millones de personas atrapadas en situaciones de esclavitud moderna(1), y en los últimos cinco años 89 millones de personas han sufrido situaciones de esclavitud moderna por períodos que van desde algunos días hasta cinco años completos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible exigen acelerar la acción contra el trabajo forzoso La agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible expresa en la meta 8.7 el compromiso para 2030 de «adoptar medidas inmediatas y eficaces para asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, erradicar el trabajo forzoso y, a más tardar en 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados».

«Los datos presentados en el informe no pueden dejarnos indiferentes. Tenemos que desarrollar una política centrada no solo en la detección sino también en la prevención, la protección y la reparación de las víctimas», señala Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España. «Desarrollar sistemas de protección social universales, extender los derechos laborales en el sector de la economía informal, fortalecer y activar la inspección de trabajo y asegurar una gobernanza de las migraciones basada en derechos son aspectos fundamentales en la lucha contra el trabajo forzoso. Y la ratificación del Protocolo de Trabajo Forzoso de la OIT es el primer paso», indica Nieto.

«La persistencia de las diversas formas de esclavitud laboral es un fracaso moral de nuestra sociedad que no se puede tolerar. Los derechos humanos y laborales no serán plenos mientras perviva el trabajo forzoso, la servidumbre, la esclavitud sexual y laboral», añade Nieto.

Comparte y difunde esta información
Mirada al empleo: es insuficiente, es precario y con grandes desigualdades #3TVD

Internacional

Mirada al empleo: es insuficiente, es precario y con grandes desigualdades #3TVD

17 julio 2017

■ Joaquín Nieto (OIT): Es necesario resolver los problemas de empleo con cambios en las políticas económicas para mejorar la situación de millones de trabajadores.
■ Esther Lynch (CES): Ante los profundos cambios en el mundo del trabajo, debemos reflexionar sobre la dimensión ética, dando prioridad al ser humano.
■ Lola Contreras (Barrios Ignorados): Existe una catástrofe humanitaria silenciada de fracaso escolar, paro, pobreza y exclusión de miles de personas y de familias enteras.

Oficina de Comunicación MMTC, 16.07.2017. Durante esta jornada de trabajo, los delegados y las delegadas han compartido su mirada en torno a la situación del empleo en todo el mundo, según la realidad que viven los trabajadores en cada una de las zonas con implantación de militantes y movimientos del MMTC.

La primera aportación a esta mirada ha sido por parte de Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT en España, que aboga por “una gestión justa y participada de la transición del presente al futuro del trabajo”, para resolver las grandes amenazas que pesan sobre la sociedad mundial, en la que las organizaciones de inspiración cristiana y la misma Iglesia tiene mucho que aportar, como promotoras de la “justicia social”.  En su intervención ha señalado la necesidad de “una sociedad consciente y activa que exija a los gobiernos que cumplan los compromisos de justicia social que han firmado, los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. En está línea Nieto,  considera que “hace falta un nuevo impulso de las organizaciones del trabajo, las organizaciones empresariales, para que sean representativas del conjunto, pero también nuevas reglas nacionales e internacionales y nuevas políticas”.

El reto es responder a los 200 millones de parados que hay en el mundo, a los 40 millones de jóvenes que cada año acceden al mercado de trabajo y los millones de personas que no tienen un trabajo digno, como quienes tienen un contrato sin derechos y protección social, tienen trabajo esclavo, o están atrapados en el trabajo infantil.  “La humanidad no se puede permitir prescindir de millones y millones de jóvenes en edad de trabajar que no encuentran un empleo digno”

Por su parte, la irlandesa Esther Lynch, secretaria ejecutiva de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) -a la que pertenece CCOO, UGT, USO, entre otros-, ha denunciado que en Europa se están sacrificando las condiciones de vida y de trabajo “por una visión extremadamente economicista, poniendo en marcha medidas que afectan a muchas personas, sobre todo, a las más personas más frágiles y más vulnerables”. La CES está empeñada en “promover políticas respeten los derechos de los trabajadores, que extiendan la igualdad y la solidaridad para que los derechos del trabajo sea la columna vertebral que sostengan los derechos sociales con una fuerza capaz de contrarrestar la deriva economicista y financiera”, dijo. Ante esta situación, ha planteado “la necesidad de desarrollar una dimensión ética para Europa: Este mundo hacia el que estamos evolucionando es un mundo en el que la robotización va a tomar más parte y debemos reflexionar sobre la dimensión ética, dando prioridad al ser humano y no a las máquinas. Estamos en un mundo de trabajo donde hay cada vez más autónomos. Hoy cada vez más se fuerza a las personas a hacerlo por su cuenta. La CES piensa que cada vez hay que promocionar la realidad de empleado, de trabajador. No podemos tener una mala protección para los autónomos y otra para los empleados. Esto intentamos llevarlo a cabo con las instituciones europeas”. Finalmente, Lynch ha invitado al MMTC al seminario sobre el trabajo decente organizado por la CES, el próximo 22 de septiembre.

En la intervención de Lola Contreras, del movimiento popular Barrios Ignorados de Andalucía, ha exigido “planes integrales comunitarios participados por los vecinos para que las administraciones no sigan gastando partidas económicas por gastar, que no consiguen reducir la pobreza y la exclusión en nuestros barrios”. En ellos se vive “una verdadera catástrofe humanitaria, ocultada y silenciada intencionadamente, fruto también de un diseño de ciudad” que invisibiliza este problema de fracaso escolar, paro, pobreza y exclusión para miles de personas y para familias enteras. Contreras apunta la necesidad de “recuperar la identidad de barrios y su dimensión comunitaria”. En este sentido, desde Barrios Ignorados se ha “diseñado un proceso de acompañamiento de las familias, con un itinerario formativo familiar de inclusión“ que favorezca la atención real a las personas y a las familias.

AGENDA DE TRABAJO. Lunes, 17 de julio 2017.

09:15h. Ponencia. El pensamiento del papa Francisco en relación al trabajo decente. Interviene Antonio Algora, obispo emérito y responsable de la Pastoral Obrera de la Conferencia Episcopal Española.
11:15h. Panel. Presentación de la historia del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos. 50 años de compromiso en la evangelización del mundo del trabajo. Intervención de Basilisa López, doctora en Historia Contemporánea. Testimonios de Asia, América y África. Retos y desafíos.
16:00h. Grupos de trabajo.
18:00h. Pleno de conclusiones.

Comparte y difunde esta información
El papa Francisco al MMTC: «Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado» #3TVD

Internacional

El papa Francisco al MMTC: «Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado» #3TVD

15 julio 2017

Unai Sordo (CCOO): comparto con vosotros la defensa de la centralidad del trabajo en una sociedad que mercantilizando todos los ámbitos sociales.
Cristina Antoñanzas (UGT): es necesario para promover el reparto de la riqueza.
Julio Salazar (USO): estamos en la tarea conjunta de revertir tanta injusticias.

El papa Francisco se ha hecho presente en la apertura del seminario internacional del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, previo a su asamblea general. Lo ha hecho a través de un mensaje entregado por el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ante una representación de la Iglesia española y del mundo del trabajo.

Oficina de Comunicación, Ávila | En su mensaje a los militantes del MMTC el pontífice ha subrayado que “Tierra, techo y TRABAJO significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado” y ha exhortado a los delegados delegadas a “perseverar con renovado impulso en sus esfuerzos para acercar el Evangelio al mundo del trabajo y también para que la voz de los trabajadores siga resonando en el seno de la Iglesia”.

Charo Castelló y Jean-Claude Tolbize, copresidentes del MMTC han sido los encargados de iniciar la apertura del seminario con palabras de bienvenida y ánimo. Castelló ha animado a los delegados y delegadas a esforzarse por “encontrar la respuesta evangelizadora de los próximos años para que sea posible un trabajo decente para una vida digna en todos los rincones de nuestra amada tierra”. Por su parte, Tolbize después de reconocer el largo camino del MMTC, con 50 años de existencia, “una historia de la que estar orgulloso”, ha admitido que queda todavía un largo camino hasta conseguir que la vida de los trabajadores sea respetada en todo el mundo”.

El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, también ha querido tener unas palabras para los asistentes al seminario y asamblea, para los que ha pedido “sabiduría y fortaleza” para descubrir “caminos de fraternidad que lleven a la humanidad nueva” y para lograr “la mitad del mundo que da la espalda a la otra mitad que sufre se vuelva a dar la cara y unir sus manos para poder iniciar ese camino nuevo”.

Carlos Escribano, obispo de Calahorra-La Calzada-Logroño y consiliario de la Acción Católica, a la que pertenece la HOAC, afiliada al MMTC, que actúa como anfitriona en el seminario y la asamblea, también se ha dirigido a los presentes a los que ha animado a hacer “sus propuestas desde la experiencia del Evangelio que ilumina y abre horizontes ante la realidad social mundial”

El presidente de la HOAC, José Fernando Almazán, ha destacado que “no es habitual ver coincidir a representantes de los trabajadores y de la iglesia”. También ha exhortado a los asistentes al encuentro a redoblar esfuerzos para lograr el respeto a la dignidad de la persona en el trabajo y responder a “la necesidad inexcusable de asegurar techo, tierra y trabajo para todo el mundo”.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, por su parte, ha resaltado la confluencia con las organizaciones cristianas “en la defensa de la centralidad del trabajo en una sociedad que paulatinamente ha ido mercantilizando todos los ámbitos sociales” y también en “el internacionalismo”. “La solidaridad nos identifica y la solidaridad nos tiene que unir”, ha dicho.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanza, ha insistido igualmente en señalar las reivindicaciones comunes entre organizaciones del mundo obrero y en que “la unión hace la fuerza tan necesaria para promover el reparto de la riqueza entre todos y todas, en medio de esta globalización que está ahí y que debe servir para que los países que menos tienen no tengan todavía menos”.

El secretario general de USO, Julio Salazar, ha destacado que “hoy como ayer estamos en la tarea conjunta por hacer frente a la difícil coyuntura, tras los diferentes destrozos humanos causados, de revertir tanta injusticias como se siguen cometiendo”, al tiempo que ha indicado que “todas las manos son necesarias para cambiar la globalización de la nueva economía que sirve para que cada vez menos tengan más de la riqueza que generamos entre todos”.

«A SU EXCELENCIA MONS. JESÚS GARCÍA BURILLO
OBISPO DE ÁVILA

Con motivo del Encuentro Internacional del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, que se celebra en Ávila, el papa Francisco saluda a todos los delegados presentes y se une a su alegría y acción de gracias a Dios por estos 50 años de presencia cristiana en el mundo del trabajo y de caminar al lado de tantos hermanos trabajadores, compartiendo sus gozos y esperanzas, sus alegrías y sus penas.

“Tierra, techo y trabajo para una vida digna”, es el lema de vuestro encuentro. Efectivamente, la dignidad de la persona está muy unida a estas tres realidades, que expresan esa experiencia fundamental para el ser humano que es la de sentirse arraigado en el mundo, en una familia, en una sociedad. Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado. A esto nos anima nuestra fe en Dios, que envió a su Hijo al mundo para que, compartiendo la historia de su pueblo, viviendo en una familia y trabajando con sus manos, pudiera redimir y salvar lo humano con su muerte y resurrección.

Así pues, el Santo Padre les exhorta a perseverar con renovado impulso en us esfuerzos para acercar el Evangelio al mundo del trabajo y también para que la voz de los trabajadores siga resonando en el seno de la Iglesia. Con estos deseos, e invocando la intercesión de la Virgen María, les pide que no dejen de rezar por él y les imparte la implorada bendición apostólica.

Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado de su Santidad

Vaticano, 11 de Julio de 2017»

AGENDA DE TRABAJO. 16 de julio 2017.

09:15h. Panel. Situación mundial de los trabajadores y las trabajadoras. Mirada del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos.

11:15h. Panel. Mirada mundial del empleo. Intervención de Joaquín Nieto, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España; Esther Lynch, secretaria ejecutiva de la Confederación Europea de Sindicatos y Lola Contrera, movimiento popular de Barrios Ignorados (Andalucía).

16:00h. Grupos de trabajo..
18:00h. Pleno de conclusiones.
18:30h. Celebración de la Eucaristía.

Comparte y difunde esta información
El #futurodeltrabajo que queremos

Internacional

El #futurodeltrabajo que queremos

28 marzo 2017

La OIT convoca un diálogo mundial para abordar los profundos cambios que afectan al mundo del trabajo.

En el marco de la Iniciativa centenaria sobre el futuro del trabajo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) convoca un diálogo mundial, evento histórico según señala en su web, sobre “El futuro del trabajo que queremos” previsto para el 6 y 7 de abril en su sede de Ginebra (Suiza).

Los profundos cambios que se están produciendo en el mundo del trabajo, en todo el planeta, y que obedecen a factores tales como “las variaciones demográficas, el cambio climático, la innovación tecnológica, los nuevos perfiles de pobreza y prosperidad, la creciente desigualdad, el estancamiento económico y la naturaleza cambiante de la producción y el empleo”, emplazan a reflexionar sobre el futuro del trabajo a largo plazo, con el objetivo de encauzar esta evolución hacia la justicia social.

Para abordar estas transformaciones se ha convocado un diálogo global, con el impulso de su Director General, Guy Ryder, sobre El #futurodeltrabajo que queremos” estructurado en cuatro paneles de discusión: Trabajo y sociedad; Trabajo decente para todosOrganización del trabajo y de la producción y Gobernanza del trabajo. Se incorpora también un diálogo especial sobre Cómo percibe la juventud de hoy el futuro del trabajo y cómo contribuirá a lograr el futuro que queremos. Todos los debates tendrán un espacio de interacción con el público presente y también con quienes sigan el debate en internet, que serán transmitidos en la web de OIT. a partir de las 9 horas, con la posibilidad de intervenir con preguntas a los oradores a través de Facebook Live o en Twitter con la etiqueta #ILOFOW 

La primera sesión, será el 6 abril, 11:00 a 13:00 horas, con el panel Trabajo y sociedad. La discusión estará centrada sobre de qué manera las transformaciones en el mundo del trabajo afectan el modo en que los individuos interactúan y cómo las sociedades gestionarán esos cambios. Los participantes en este panel son: Isabelle Daugareilh; Thandika Mkandawire; Marcel van der Linden e Imraan Valodia, en calidad de expertos, y  Philip Jennings y Peter Woolford, en representación de los trabajadores y de los empleadores.

La segunda sesión, también el 6 abril, de 14:30 a 16:30h, será sobre Trabajo decente para todos. Esta discusión abordará cómo se prevé que la interacción entre la innovación tecnológica, la transformación estructural, el desarrollo económico y el cambio social configurará el futuro del trabajo, en particular en relación con el compromiso permanente de promover políticas para lograr pleno empleo y trabajo decente. El diálogo se centrará en analizar las políticas e instituciones necesarias para asegurar que la innovación y los avances tecnológicos generen nuevas y mejores formas de trabajo. Los participantes de este panel son: Cai Fang; Richard Freeman; Dr Fu Xiaolan y Tatyana Olegovna, como expertas junto con Eric Manzi y Mthunzi Mdwaba en representación de los trabajadores y de los empleadores.

El 7 de abril se desarrollarán tres sesiones. De 9 a 11 horas habrá un diálogo especial sobre cómo percibe la juventud de hoy el futuro del trabajo y cómo contribuirá a lograr el futuro que queremos. ¿Cuáles son los retos y las oportunidades que afrontan los jóvenes al ingresar al mundo del trabajo? ¿Cuál consideran que es el camino para lograr un crecimiento sostenible e incluyente para las generaciones futuras? Participarán Clémentine Moyart; Ammin Youssouf; Thiébaut Weber y Salonie Hiriyur.

De 11 a las 13 horas, la sesión abordará la Organización del trabajo y de la producción, con un diálogo sobre ¿cuáles son las nuevas formas de la relación de empleo? ¿Esa relación seguirá siendo la base de muchas de los dispositivos de protección que ahora se ofrecen a los trabajadores? ¿En qué medida?. En esta ocasión, participan en calidad de expertos son: Fabrizio Cafaggi; David WeilYouba Sokona y Florence Palpacuer. Y en representación de los trabajadores y de los empleadores, Catelene Passchier y Kris De Meester.

Y, finalmente desde las 14:30 a las 16:30h, está previsto el panel sobre la Gobernanza del trabajo, para debatir ¿cómo pueden responder las sociedades a la erosión del marco regulatorio establecido? ¿Necesitamos estructuras de gobernanza nuevas o diferentes para regular el trabajo en forma efectiva? Para este diálogo participarán en calidad de expertos: Jennifer Bair; Richard Hyman; Kamala Sankaran y Roberto Pires. Y en representación de los trabajadores y de los empleadores, Luc Cortebeeck y Roberto Suarez.

Noticias relacionadas

■ «La perspectiva antropológica de la Iglesia tiene mucho que decir sobre el futuro del trabajo». Entrevista a Joaquín Nieto, director oficina OIT España. Publicada en la revista Noticias Obreras.

Noticias Obreras, revista comprometida con el #futurodeltrabajo

Comparte y difunde esta información
«La perspectiva antropológica de la Iglesia tiene mucho que decir sobre el futuro del trabajo»

Mundo obrero y del trabajo

«La perspectiva antropológica de la Iglesia tiene mucho que decir sobre el futuro del trabajo»

07 octubre 2016

Abraham Canales | Conversamos con el director de la Oficina de la OIT en España, Joaquín Nieto, para abordar cuestiones tan preocupantes como el déficit de empleo decente en nuestro país, el debate abierto sobre el futuro del trabajo –con el que esta revista se ha comprometido, cuestión que saluda y agradece– y la necesidad de que la visión de la Iglesia se haga presente en ese diálogo global.

¿Qué papel ha desempeñado la oficina de la OIT para España en los últimos tiempos?

Tiempos difíciles, ciertamente, para el empleo y el trabajo decente. Desde la OIT hemos tratado de aportar una visión para afrontar la crisis desde la perspectiva de los derechos contemplados en las normas internacionales del trabajo, la mayoría de ellas ratificadas por España. La OIT tiene entre sus funciones, no solo la aprobación y elaboración de las normas internacionales del trabajo y el seguimiento de su aplicación, sino también analizar las tendencias sociolaborales y ofrecer asesoramiento técnico a sus mandantes o constituyentes, que son los gobiernos y las organizaciones sindicales y empresariales. En España con todos ellos venimos colaborando.

Con el Gobierno la principal colaboración, aunque no la única, se ha centrado en dar soluciones a la crisis del empleo juvenil con una asistencia técnica para ayudar a implementar la garantía juvenil europea. Con los sindicatos venimos desarrollando, por ejemplo, actividades formativas y de asistencia para canalizar las quejas y reclamaciones conforme a procedimiento, quejas que se han incrementado debido a las reformas laborales que han creado una gran controversia y los numerosos procedimientos penales abiertos contra huelguistas. Con las organizaciones empresariales colaborando, junto a Pacto Mundial, para facilitar que el sector privado asuma sus potencialidades y compromisos derivados de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.
También elaboramos un informe sobre la situación española con recomendaciones dirigidas las políticas de empleo y de protección social desde un enfoque de recuperación del diálogo social, muy debilitado con la crisis.

Con todos ellos y con todas las fuerzas parlamentarias para avanzar hacia la ratificación de los convenios OIT pendientes, especialmente el Convenio 189 sobre trabajo doméstico, el 188 sobre pesca y el Protocolo sobre la erradicación del trabajo forzoso.

¿Cuál es la perspectiva de la OIT sobre los cambios normativos en materia laboral que se han producido en España?

Como decía, las reformas laborales han sido muy controvertidas. Los agentes sociales también se han lamentado, a veces en común y a veces por separado, de la ausencia de diálogo social. La labor de la OIT, que es la única agencia de Naciones Unidas que además de los gobiernos, reúne en su seno a la sociedad civil, es decir a sindicatos y organizaciones empresariales, tiene el mandato de promover el diálogo social y es en las situaciones de crisis cuando más necesario es el diálogo social, pero también cuando es más difícil mantenerlo y tiene más riesgo de desaparecer incluso cuando remite la crisis y empieza la recuperación. No es posible ningún progreso en los derechos de los trabajadores y en la aplicación de las normas internacionales del trabajo en ausencia de diálogo social. Estamos asistiendo a una recuperación económica sin recuperación social. La única manera de que activar la recuperación social es a través de un diálogo social que ponga las políticas sociales en el lugar que merecen. Nuestra labor es facilitar este marco. Aunque entendiendo que la Oficina de la OIT no es un actor social o político, sino la modesta representación diplomática de una organización internacional en España.

España crece en términos de PIB, pero no hay recuperación en la creación de empleo decente. ¿Tenemos que acostumbrarnos a esto?

Este desequilibrio no puede ser muy duradero La única manera de mantener una recuperación económica sostenible es que haya recuperación social, más aun teniendo en cuenta las características de la crisis española y la configuración de su modelo productivo.

La situación internacional está llena de incertidumbres y si España no consigue reactivar la demanda interna puede verse de nuevo en graves problemas económicos. La recuperación social vendrá no solo por el empleo, sino también por los salarios. La devaluación salarial en su conjunto ha sido tan potente que actúa como un lastre para la recuperación. Ahí están los índices de pobreza, que rondan el 30% de la población, mayor en los jóvenes y aún mayor en términos de pobreza infantil. Reducir esos índices de pobreza debe ser una prioridad económica, no solo un deber de justicia social. Lo peor es que muchos de los pobres son trabajadores a tiempo parcial e incluso a tiempo completo. Para ello, para resolver la situación habrá que subir significativamente el salario mínimo. Las mejoras de productividad en la economía española dan un amplio margen que permitirían esa subida sin efectos adversos.

Aunque la asignatura pendiente es el modelo productivo. El anterior modelo, basado en un peso excesivo de la edificación y el turismo, ha fracasado. España no está condenada a depender de un modelo así, que fracasaría de nuevo. Tiene, por el contrario, un extraordinario potencial de transformación hacia otro modelo diferente, más moderno y diversificado y ambientalmente más sostenible. Su sector industrial, se ha comportado bien en la crisis, como se puede observar en las exportaciones. Este sector está llamado a renovarse por razones climáticas y energéticas. Otro sector que se ha mantenido ha sido el agroalimentario, que tiene todavía un amplio margen de modernización y mejora, en particular la oferta de productos ecológicos con un enorme potencial de desarrollo.

Tal vez el vector más importante de estos cambios sea el de la transición energética, que arrastra cambios en todos los demás sectores, desde el transporte a la edificación, y donde la posición geográfica y tecnológica española es excepcionalmente positiva, particularmente en el campo de las energías renovables, pero requiere políticas que la acompañen.

Hay áreas geográficas en las que la modernización industrial se ha ido haciendo con resultados positivos, como en el País Vasco, con una industria con gran valor añadido, internacionalizada, y un importante nivel capacitación profesional. Es una pista. En el campo biomédico la ubicación española no es mala y las posibilidades inmensas.

Hay nichos nuevos, como la atención a las personas dependientes, que configuran todo un sector industrial y de servicios cuyo futuro está por descubrir.

Un nuevo modelo productivo implica también más empleo, con empleos mejor cualificados, más estables y mejor remunerados.

España tiene sin ratificar 22 convenios y protocolos de la OIT. ¿Qué reticencias existen para no firmar los últimos, en especial el relacionado con el trabajo decente de las empleadas de hogar?

España es uno de los países, sino el que más, con más convenios de la OIT ratificados, lo que ha contribuido a la configuración del cuerpo jurídico laboral, que es de derecho y garantista. Están pendientes las ratificaciones de las últimas normas, antes mencionadas, pero la perspectiva es que sean ratificados en breve.

La adopción en 2011 del convenio 189 sobre trabajo doméstico fue votada a favor por España. Eso influyó en que unos meses después se hiciera la gran reforma del sector, con la incorporación de las empleadas de hogar al régimen general de la Seguridad Social. Algo que se hizo a demanda de las organizaciones sindicales en el marco de las negociaciones de la reforma de las pensiones. La consecuencia fue muy positiva. Inmediatamente la afiliación de las trabajadoras del hogar se vio incrementada y se extendieron los derechos de este colectivo. En la legislatura 2011-2015, el total de todas las afiliaciones a la Seguridad Social creció tan solo en 70.000 personas. Sin las 140.000 afiliaciones nuevas de las empleadas de hogar, la afiliación general habría caído. A partir de 2013 ese impulso se ha estancado y hace falta uno nuevo, porque sigue habiendo un 30% de empleadas de hogar que trabajan pero que no cotizan, ni ellas ni sus empleadores. La ratificación del convenio 189 daría ese nuevo impulso. Sería muy conveniente hacerlo ya mismo, en cuanto haya nuevo Gobierno, sea el que sea y cuando sea. Entre otras ventajas, con la ratificación las empleadas del hogar podrían conseguir el derecho al desempleo, dejando de ser el único colectivo laboral que no lo tiene.

El convenio 188 sobre el trabajo en el mar también está maduro para su ratificación. La UE se ha mostrado favorable. En este caso, hubo un acuerdo muy importante a nivel europeo entre trabajadores y empleadores, que no solo plantea su ratificación sino una directiva europea. El proceso está muy avanzado. La representación española, tanto sindical como empresarial, fue muy activa en ese proceso, hasta el punto de ser los artífices del mencionado acuerdo. Quedan por resolver algunas cuestiones menores, pero que no tendrían por qué obstaculizar su ratificación.

El otro instrumento, también muy avanzado, está relacionado con el trabajo forzoso. De hecho, completaría los avances en materia de lucha contra la trata de personas, tras la adopción de planes y medidas por parte del Gobierno y Parlamento para combatir la trata para explotación sexual Este protocolo añade dos cosas a la legislación actual: debe haber un plan nacional y debe considerarse la protección a las víctimas. Sobre ambas cuestiones hemos encontrado una amplia receptividad en las instituciones competentes.

Ante el déficit de empleo decente que algunos consideran ya como algo estructural y la emergencia de las necesidades de protección y de cuidado, surgen propuestas como los sistemas de rentas o el reparto del empleo. ¿Cuál es la opinión de la OIT al respecto?

Hay que gestionar y gobernar adecuadamente las transformaciones en el mundo del trabajo, con reducción de la brecha salarial, con conciliación de la vida laboral y familiar, atendiendo a la dependencia y con políticas de protección social en su conjunto. La OIT defiende la defensa y extensión de los sistemas de protección social con coberturas amplias y universales.

La gente se gana la vida trabajando y para que lo pueda hacer decentemente tiene que haber un empleo y un salario decente. Para las situaciones en que las personas no se puedan ganar la vida trabajando, porque no hay trabajo y están desempleadas, porque son demasiado pequeñas o demasiado mayores para trabajar, porque estén enfermas o en situación de maternidad, la sociedad debería dar una cobertura. Eso es la protección social. Pero solo el 20% de la población mundial tiene acceso a un sistema de protección social. El 80% solo tiene una cobertura parcial para casos determinados y el 50% de la población no tiene ninguna cobertura. La OIT ve prioritario el establecimiento de niveles básicos de protección social, es lo que se llama el piso de protección social. Es ese nuestro empeño.

Ahora bien, la mejor fórmula contra la pobreza es crear empleo y mejorar el salario. Las propuestas que quieran eludir la mejora del salario mínimo tendrán un efecto, como poco, limitado aunque puedan arreglar algo parcialmente. La gente que está trabajando se tiene que poder ganar la vida con la remuneración de su trabajo. Tanto los trabajadores por cuenta ajena como los autónomos, que sufren un porcentaje mayor de pobres que los asalariados.

¿En qué consiste la iniciativa «El futuro del Trabajo» que ha impulsado la OIT y a la que esta revista se ha sumado? ¿Qué pasos se están dando?

La OIT va a cumplir 100 años en unos tiempos de gran incertidumbre. Pero también con la agenda de transformación colectiva más importante que haya habido nunca, como son los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Uno de los campos más afectados por estos cambios es el trabajo. En este contexto el director general de la OIT ha lanzado la «Iniciativa sobre el Futuro del Trabajo». El mandato funcional de la OIT, de justicia social y de derechos laborales mínimos para todo el mundo a través de un diálogo social tripartito, se tiene que adaptar a los tiempos. Lo primero es comprender cómo va a ser esa evolución para que esos cambios se produzcan en un contexto de justicia social con derechos laborales.

El debate fundamental es el trabajo y las personas, cuál es el rol del trabajo en la vida de las personas. Seguimos defendiendo la idea de la declaración de Filadelfia de la OIT que considera que el trabajo no es una mercancía, porque son personas quienes lo realizan. Similar al planteamiento de la Iglesia, quien desde la antropología del trabajo ubica a las personas en el centro de la relación laboral.

El director general de la OIT ha enviado una comunicación a todos los países para organizar el debate de manera tripartita por cada país, invitando no solo a los miembros sino también a las universidades, las ONG y todos los expertos que tienen algo que aportar. En España ya hemos avanzado con la constitución de una Comisión tripartita sobre «el Futuro del Trabajo» para favorecer este diálogo.

El objetivo del trabajo decente ha sido asumido por la Iglesia, tanto en sus declaraciones oficiales como dentro de la agenda de no pocas instituciones eclesiales. ¿Cree necesaria la participación de la Iglesia también en el debate sobre el futuro del trabajo?

Quiero agradecer la iniciativa y el compromiso de la Iglesia en torno al trabajo decente. Abre una vía de colaboración con mucho recorrido. De hecho la Oficina de la OIT en España tiene puentes con la Iglesia sobre esta agenda, incluida la Conferencia Episcopal Española.

La oficina no circunscribe su relación a las organizaciones de la Iglesia comprometidas con la agenda, sino que pensamos que es una agenda de toda la Iglesia, también de su jerarquía. Tenemos un gran aprecio por el clima de apertura actual en toda la Iglesia y tengo que agradecer la invitación a participar en la presentación del libro conmemorativo de los XX años de la Pastoral Obrera.

Al debate sobre el futuro, por supuesto, están invitadas, junto a la HOAC, las asociaciones activas en «Iglesia por el Trabajo Decente». No queremos que se inhiban porque tienen mucho que decir en este debate, no solo en términos de justicia social, que ya lo ha venido haciendo. En la propia constitución de la OIT hay una cierta influencia de la idea de justicia social emanada del pensamiento de la Iglesia. También tiene mucho que contribuir sobre el rol del trabajo en nuestras sociedades y en las personas. La perspectiva de antropología del trabajo que aporta la Iglesia es de una profundidad muy estimable. Saludamos los tiempos de una Iglesia que ahora, con los vientos que vienen de Roma, parece que tiene una mayor atención a esa realidad social que es el trabajo, mayor compromiso por el trabajo decente, y una mayor preocupación por la sostenibilidad.

faldon portada y sumario

tantoportanpoco560-05

faldonsumario2-02

Comparte y difunde esta información
Noticias Obreras | Familias trabajadoras rotas por la economía

Kiosco

Noticias Obreras | Familias trabajadoras rotas por la economía

01 octubre 2016

Presento el sumario de contenidos de la revista Noticias Obreras, una mirada cristiana del trabajo humano y el bien común, número 1.588 de octubre de 2016. Las palabras claves son: #familiaobrera#7décadasHOAC, #horasextra, #CIEno, #elecciones, #CIJOC y #FuturodelTrabajo. Animo a lectores y suscriptoras a participar en la dinámica de diálogo de la revista.

NNOO digitalSecciones abiertas al diálogo y la participación

Editorial • «¡Ahora más que nunca!». Este editorial conmemora las siete décadas de vida y experiencia de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), editora de la revista, encarnada en el mundo obrero y del trabajo.

Se publicará en la web y en las redes sociales el próximo 14 de octubre. En la redes sociales, te animamos a su valoración y a compartirlo con la etiqueta #7décadasHOAC. También puedes hacer llegar tu opinión a participacion@noticiasobreras.es

Tema del mes • «Familias rotas por los demonios de la economía».En Amoris laetitia, el papa Francisco no habla solamente del matrimonio y la familia, sino también del contexto socioeconómico en que se desenvuelve la vida familiar. Este aspecto tiene gran importancia para los lectores y lectoras de Noticias Obreras y es objeto de este «Tema del Mes» desarrollado por el teólogo y escritor Luis González-Carvajal. Acompañamos este texto con una nueva viñeta de Chipola. Puedes hacer tus aportaciones a través de las redes sociales con la etiqueta #TM1588 o mediante el correo participacion@noticiasobreras.es.

Secciones y colaboraciones destacadas

Laboral • «Trabajar de más sin cobrar: un fraude y un freno», por José Luis Palacios. Alargar un poco la jornada parece un gesto insignificante. Pero no lo es. La suma del tiempo de más trabajado frena la creación de empleo, genera horas por las que no se cotiza y desincentiva la búsqueda de otras medidas para ganar en productividad.

Vidas precarias • «Para denunciar las condiciones inhumanas del CIE me apoyaron personas con luz». Yolanda Cañada nos presenta a Mohamed Alí, refugiado y exinterno de un CIE. Llegar al día de hoy le ha costado no dejar de pelear, aprender a estar solo y confiar, poco a poco, en su capacidad para pedir respeto, hasta asumir la responsabilidad de denunciar las condiciones inhumanas del CIE…

Entrevista • Converso con Joaquín Nieto, director de la OIT España: «La perspectiva antropológica de la Iglesia tiene mucho que decir sobre el futuro del trabajo». En la entrevista se abordan cuestiones tales como la tarea cotidiana de la OIT, la situación de los convenios y protocolos que España ratificará en breve -según nos adelanta-. Así como el déficit de empleo decente en nuestro país; el debate abierto sobre el futuro del trabajo y la necesidad de que la visión de la Iglesia se haga presente en ese diálogo global.

Política • «Un combinado de tronos». Pedro José Navarro reflexiona sobre la política en nuestro país, que se ha convertido en los últimos tiempos en un Juego de Tronos, donde las jugadas están milimétricamente calculadas, los escenarios no se escogen al azar y los pasos están tan medidos que nadie desvela sus cartas.

Economía • «Tipos de interés negativos o finanzas que andan de cabeza». Juan Torres vuelve a colaborar con nosotros escribiendo sobre el significado de los tipos de interés negativos y la tendencia de algunos bancos centrales a aplicar estos tipos a los depósitos realizados por bancos privados y diversos países (entre ellos España).

Otra vida familiar es posible • «Convivencia para la gratuidad, sobriedad y comunión». David Caño, militante de la HOAC de Burgos, comparte esta experiencia de vacaciones compartidas en la convivencia de verano de la HOAC en Castilla y León, un espacio para la familia, el descanso, el encuentro con Dios en la naturaleza…

Iglesia • «Un nuevo Dicasterio para el desarrollo humano integral». El presidente de Justicia y Paz, Eduard Ibáñez, nos habla de las reformas del Papa, en concreto de la reforma de la Curia romana.

Experiencia • Estíbaliz Fraca, presidenta de la JOC nos relata en «Una vocación, una convicción, una misión compartida» su viaje a Corea del Sur para participar en el 9º Consejo Internacional de la Coordinación de la Juventud Obrera Católica (CIJOC), celebrado el pasado mes de agosto.

Cultura • «La neutralidad en la red: igualdad en las comunicaciones». Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, esclarece sobre uno de los principios sobre los que se ha construido internet: la neutralidad en la red.

Libros • Diego Escribano nos presenta el libro Revertir el guión. Trabajos, derechos y libertad, en su artículo titulado: «Cambiando el paso».

El Atrio • «Trabajar con amor». Francisco Bautista reflexiona sobre el trabajo desde una perspectiva cristiana, tras su experiencia este verano pasado con los cursos de verano de la HOAC.

Noticias Obreras recoge también las imprescindibles colaboraciones de Juani Sosa, en la sección El trabajo es para la vida con el artículo «Muy lejos del empleo seguro», en política contamos con la viñeta de MiCruz sobre Pedro Sánchez; Araceli Caballero, en El cuidado de la creación, con «Para modernas, nuestras abuelas»; Francisco Porcar escribe en La Mundialización «Migración laboral en América Latina y el Caribe». Jesús Espeja en El Termómetro con «Iglesia en salida». José García Caro escribe «¡Qué grande es tu fe, compañera!» en El Evangelio en tu vidaIñaki Lancelot, en Cine, con «Alta tensión» nos habla de la película «Tarde para la ira»; Los Dos minutos de José María Toro con «Los latidos del servicio y del compromiso con la vida (II)» y en La oración de cada día, Presen Pérez con «Cuando este plan de otoño nos habita».

tantoportanpoco560-05

NNOO 1588.jpgparticipayconversa_560-05

Comparte y difunde esta información
El trabajo decente, un derecho irrenunciable

Colaboraciones

El trabajo decente, un derecho irrenunciable

16 septiembre 2016

Milagros Villamarín Casal, responsable de Compromiso y Relaciones Internacionales de la HOAC. (Artículo publicado en la revista Cáritas, nº 564, pdf)

En los contactos previos a la presentación pública, además de la necesidad de sumar esfuerzos en comunión de acción, nos dimos cuenta y pudimos constatar la gran afinidad para ponernos de acuerdo y compartir esta prioridad: comprometernos por el trabajo decente. En mayo de 2015 se produjo el punto de inflexión en nuestros particulares caminos y en nuestra labor pastoral al incorporar en las dinámicas habituales, las que ahora dialogamos y concretamos de manera conjunta. Así nacía «Iglesia por el trabajo decente» (en redes sociales: #IglesiaporelTrabajoDecente) un espacio de coordinación del grupo de entidades de la Iglesia integrado por Cáritas Española, la Confederación de Religiosos (CONFER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, la Juventud Estudiante Católica (JEC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC) que decidieron sumar estrategias y sinergias para desarrollar una dinámica de sensibilización, visibilización y denuncia sobre una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano, el trabajo decente.

Con aquella presentación no solo anunciábamos ante la opinión pública este compromiso sino que quisimos vincularlo a organismos internacionales respondiendo así a razones de solidaridad y de justicia global. En el acto, ante los medios de comunicación social, participaron el Director de la OIT en España, Joaquín Nieto; la copresidenta del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, Charo Castelló; junto a representantes de las entidades promotoras. Una presencia que también tiene su origen en similares dinámicas de ámbito internacional vinculadas a los compromisos de desarrollo del milenio (OMD) y a la agenda 2030. Contamos además con el apoyo de más de 70 organizaciones sociales. Nos hemos sentimos «bien acompañados», en esta génesis con vocación de apertura para incorporar más voluntades a la tarea que nos une.

Pasamos a la acción

La primera medida que pusimos en marcha para mostrar el «rostro misericordioso» de la Iglesia visibilizando la problemática que sufre decenas de personas trabajadoras, se produjo en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, una fecha a tener en cuenta en lo sucesivo: el 7 de octubre. Unidos al movimiento sindical mundial, a la OIT y al movimiento mundial de trabajadores cristianos, convocamos actos, eucaristías y vigilias de oración en las diócesis del país. Una primera experiencia, con más de medio centenar de eventos, convertida en una «fiesta» consciente que ha mostrado nuestra denuncia y preocupación por el retroceso que están sufriendo los derechos laborales y sociales de los trabajadores y las trabajadoras. En nuestras agendas queda marcada esta fecha para dar continuidad a más acciones compartidas.

La exigencia de trabajo decente no es ajena para la Iglesia, ya que tiene una larga historia de compromiso con el trabajo humano. Se cumplen ahora 125 años de la encíclica Rerum novarum, «sobre la situación de los obreros». El papa León XIII hacía un planteamiento fundamental al respecto: «A nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia; ni ponerle trabas en la marcha hacia su perfeccionamiento» (RN 30). Más recientemente, en la encíclica Caritas in veritate, Benedicto XVI escribe sobre el significado de la palabra decente en el ámbito del trabajo: que «sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer; un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a (…) hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación» (n. 63).  Son dos ejemplos de los muchos que tiene el magisterio de la Iglesia y de lo que recoge su Doctrina Social.

La tarea continúa para «Iglesia por el trabajo decente» con la puesta en marcha de un proceso de sensibilización y de formación dirigido a militantes y voluntarios de nuestras entidades; en las parroquias de todo el país; a los movimientos y grupos cristianos; para los centros de enseñanza… con la elaboración de materiales didácticos que señalan la importancia de que la Iglesia refuerce su voz en la exigencia de trabajo decente. Esencial para la realización de las personas y de las familias, además de un «lugar común» donde coincidimos con organizaciones de la sociedad civil. Y si es esencial para la realización personal y familiar, lo es también para desarrollar nuestra humanidad en torno al proyecto de vida que nos ofrece Jesús de Nazaret.

Comparte y difunde esta información
Radio | La lucha obrera eclesial

Opinamos

Radio | La lucha obrera eclesial

03 mayo 2016

Emitido en el programa España de vuelta y vuelta de Radio Nacional de España el 2 de mayo de 2016.

El paro, las desigualdades, la pobreza salarial, las discriminaciones, la precariedad laboral, los abusos y hasta la esclavitud evidencian lo lejos que millones de personas están del derecho a un trabajo digno. Como todos los Primero de Mayo, miles de personas han salido a la calle en todo el mundo para reclamar justicia social, algo que hacemos también en España vuelta y vuelta.

El programa recoge las opiniones y experiencias de Joaquín Nieto, director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); Francisco Porcar, adjunto de formación de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y uno de los históricos de la lucha obrera eclesial; Juan Fernández de la Cueva, director del Departamento de Pastoral Obrera e impulsor del foro Parados en Acción, e Isabel Fernández Linares, una mujer que sufre los efectos del paro y que se beneficia del foro Parados en Acción.

 

Comparte y difunde esta información
En la defensa del trabajo digno está en juego la dignidad humana

Iglesia, Mundo obrero y del trabajo

En la defensa del trabajo digno está en juego la dignidad humana

26 abril 2016

En el abarrotado salón de actos de Hermandades del Trabajo, fue presentado el libro “Dignidad y esperanza en el mundo del trabajo. A los XX años de Pastoral Obrera“, editado por EDICE, con la presencia de Antonio Algora, obispo de Ciudad Real y responsable del Departamento de Pastoral Obrera en la Conferencia Episcopal Española; Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT para España; y Francisco Porcar, coautor de la obra. El Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro finalmente no pudo asistir por problemas de agenda.

El director del departamento de Pastoral Obrera de la Conferencia Episcopal Española, Juan Fernández de la Cueva, fue el encargado de presentar el acto y dar la palabra a los ponentes y al público asistente, entre los que se contaban varios presidentes de movimientos apostólicos del mundo obrero, representantes sindicales, miembros de Cáritas, afiliados de partidos políticos e integrantes de la Comisión de Apostolado Seglar, a la que pertenece el mencionado organismo. La Iglesia y sus pastores han querido en este “año de gracia en medio de grandes tormentas” ofrecer unas palabras de esperanza, como subrayó Fernández de la Cueva.

Algora detalló el itinerario del departamento episcopal, que ante “la ignorancia del conflicto social que provoca este sistema económico, que en palabras del papa Francisco, mata” planteó un primer seminario sobre la cuestión obrera, que sirvió para fijar la mirada en “el hecho del trabajo, en el centro de la actividad humana, para darnos noticia de la deshumanización que existe y que provoca la cultura dominante, una matriz cultural como Alfonso Alcaide ha sabido bautizar, que acalla toda posibilidad de relación, provoca la fragmentación de los trabajadores y toda la suerte de incapacidad de reacción ante las situaciones difíciles”. Aquel esfuerzo germinó en el libro “Trabajo humano, principio de vida“.

IMG_1107

Después, siguió glosando Algora, la Pastoral Obrera abrió la reflexión sobre la Teología del Trabajo, que todavía hoy continúa y que trata de responder a “cómo desde la fe cristiana se da respuesta a lo que Dios quiere del ser humano en su realización más plena, lo que pasa necesariamente por el trabajo, no digo empleo”. El libro que se presentaba recoge precisamente las ponencias de las últimas jornadas organizadas por este departamento episcopal a los 20 años de la aprobación del documento de “La Pastoral Obrera de Toda la Iglesia“.

El responsable del Departamento de Pastoral Obrera en la Conferencia Episcopal Española quiso reconocer “el esfuerzo de todos los que por la gracia de Dios estamos implicados más directamente” en esta tarea. Valoró la paciencia de los y las agentes de pastoral para “esperar el momento propicio para saber ofrecer a los pastores y a las mismas bases eclesiales lo que para nosotros era evidente, la búsqueda de la unidad en medio de las tensiones que causan los distintos comportamientos que se dan en el interior de nuestra iglesia” y su contribución para “abrir los ojos a la realidad” y “seguir trabajando en y por la Iglesia para llevar el Evangelio a nuestra sociedad”.

Gracias a la colaboración de muchas personas vinculadas a la Pastoral Obrera, señaló Algora, hoy hay “una mayor comprensión de donde están los verdaderos problemas que hacen que millones de trabajadores y trabajadoras se sigan cayendo de la estructura de este andamio productivo manifiestamente incapaz de resolver el problema de la construcción de la paz y  de la justicia para todos dentro y fuera de nuestra fronteras”.

Como no podía ser de otra manera, el magisterio del Papa actual estuvo muy presente en la mesa de los ponentes y a él se refirió el obispo de Ciudad Real, al decir que sus mensajes no le habían sorprendido, no sólo por la continuidad que existe en el magisterio pontificio, sino porque los principios enumerados, por ejemplo, en su exhortación “Evangelii gaudium”, “de alguna manera lo hemos estado viviendo sin saberlo decir de esa manera” en la Pastoral Obrera.

Precisamente, Joaquín Nieto, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para España, no dudó en afirmar que “desde una perspectiva exterior, se observa un cambio muy importante en el mensaje que el papa Francisco” y explicó que “no sé si es continuidad o no de la Doctrina Social de la Iglesia, pero hay un mensaje de profundidad, de radicalidad, tal vez de una renovación del compromiso, de una naturaleza que nos llega como diferente y mucho más impacto, sobre todo cuando se acompaña con gestos y actos diarios y cotidianos en la misma dirección”.

IMG_1105Aprovechó su exposición, en la que no ahorró elogios al libro presentado, para pedir la colaboración de la Iglesia al debate recién abierto por su organización sobre el futuro del trabajo. A dos años del centenario de la OIT, única organización mundial que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, este organismo de Naciones Unidas aspira a impulsar una reflexión compartida ampliamente sobre “¿Qué va a ser del trabajo a lo largo de este sigo?, ¿cómo se va a ganar la vida la gente?, ¿va a ser compatible el trabajo y el empleo?, ¿va a ver empleo para todos y todas?”. Nieto opinó que “desde la Iglesia hay mucho que decir y aportar en este debate y estaremos encantados de recibir esas aportaciones”.

Francisco Porcar, uno de los autores del libro y militante de la HOAC, comenzó su ponencia alertando de que “cuando las empresas no quieren a sus trabajadores, como pasa en algunas, tenemos un problema”.  Según su análisis, nos encontramos ante una crisis estructural, en la que “el modelo social necesita del empleo precario, el subempleo, para funcionar”, por lo que el “descarte de las personas, en realidad el descarte de lo humano”, aparece como “una interferencia en el buen funcionamiento del sistema”. No solo el trabajo humano debe liberarse de la “esclavitud economicista”, sino es necesario “recuperar la fraternidad como horizonte social”  para construir una sociedad a escala humana.

Porcar insistió en que es necesario, como señala el documento episcopal “Iglesia, servidora de los pobres“, “salir del mito del crecimiento económico”, que no es un objetivo social, sino un medio, que debe servir para lograr “la justicia, la solidaridad, la cohesión social”, verdaderos objetivos sociales que merece la pena perseguir. En su intervención, hizo un llamamiento a repensar el sentido último del trabajo humano, apostando por el trabajo digno, síntesis de la condiciones que debe reunir un empleo para estar a la altura de la dignidad de la persona, y defendiendo la dignidad del trabajo, definida como “aquello que permite que se den la condiciones necesarias para vivir con dignidad, para poder hacer nuestra aportación a la sociedad, crecer personalmente, y construir entre todos la casa común”.

Concluyó Porcar recordando las necesidades de que las comunidades y colectivos cristianos se afanen en “defender el trabajo digno, incluso de la concepción que tienen muchos trabajadores que se limitan a cobrar un salario que les permita consumir y vivir con cierta comodidad, porque está en juego lo más sagrado, la dignidad humana”.

Comparte y difunde esta información
Presentación del libro «Dignidad y esperanza en el mundo del trabajo»

Actividades

Presentación del libro «Dignidad y esperanza en el mundo del trabajo»

21 abril 2016

La presentación del libro Dignidad y esperanza en el mundo del trabajo. A los XX años de Pastoral Obrera editado por EDICE, se realizará el lunes, 25 de abril a las 19:30h, en la sede de Hermandades del Trabajo (C/Raimundo Lulio, 6 • Madrid

Es este acto intervienen:

■ Mons. D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española.
■ Mons. D. Antonio Algora Hernando, Obispo de Ciudad Real y Responsable del Departamento de Pastoral Obrera en la Conferencia Episcopal Española.
■ D. Joaquín Nieto Sáinz, Director de la Oficina de la OIT para España.
■ D. Francisco Porcar Rebollar, uno de los autores del libro.

 

Comparte y difunde esta información


Noticias Obreras

Redes Sociales



Ultimo cuaderno

20 Aniversario FSI


Instagram

© 2017 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies