Internacional, Mujer trabajadora >> ,

La igualdad en el trabajo se ha estancado

08 marzo 2016 | Por

La igualdad en el trabajo se ha estancado

Las mujeres del mundo siguen sufriendo discriminación en el acceso al empleo remunerado. Cobran menos, tienen peores condiciones de trabajo, cobran prestaciones sociales inferiores y dedican más horas que los hombres a las tareas de cuidado. Así lo demuestra el  último informe de  la Organización Internacional del Trabajo (OIT) «Las mujeres en el trabajo. Tendencias 2016».

El estudio, con datos de  178 países,  concluye que las desigualdades entre mujeres y hombres persisten en un gran número de sectores del mercado de trabajo mundial.  En los últimos 20 años las relaciones laborales han segregado a los hombres y las mujeres por profesiones. Incluso cuando las mujeres acceden a puestos reservados mayoritariamente para hombres en los países en desarrollo y emergente, lo hacen en peores condiciones.

La brecha salarial entre hombres y mujeres se estima en el 23 por ciento; en otras palabras, las mujeres ganan el 77 por ciento de lo que ganan los hombres. Alarma comprobar que los progresos en la educación de las mujeres no se han traducido en mejor posición en el mundo del trabajo.

A nivel mundial, la disparidad de género en la tasa de participación en el mercado de trabajo ha disminuido sólo en 0,6 puntos porcentuales desde 1995 a 2015. La población activa femenina (49,6%)  sigue muy por debajo de la de los hombres (76,1%). Aunque las mujeres representan menos del 40% del empleo total, ocupan el 60% de los empleos a tiempo parcial. También son mayoría en los trabajos con salarios más bajos.

La desventaja acumulada que enfrentan las mujeres en el mercado laboral tiene un impacto considerable en su futuro. En términos de pensiones, la cobertura (legal y efectiva) es inferior para las mujeres que para los hombres, produciendo una diferencia de género en la cobertura de la protección social. Actualmente, 200 millones en mujeres en edad de jubilación viven sin ningún ingreso regular proveniente de una pensión de vejez o de supervivencia, frente a 115 millones de hombres.

Las mujeres siguen trabajando un número mayor de horas al día que los hombres, tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado. En los países desarrollados, las mujeres dedican en promedio 4 horas y 20 minutos diarias al trabajo de cuidado no remunerado, comparado con 2 horas y 16 minutos de los hombres.

Las jornadas de las mujeres (con trabajo remunerado y no remunerado) siguen siendo más extensas que las de los hombres. En las economías desarrolladas, las mujeres empleadas (bien sea por cuenta propia o en trabajo asalariado) trabajan 8 horas y 9 minutos en el trabajo remunerado y no remunerado, frente a 7 horas y 36 minutos de los hombres.

La evolución hacia la igualdad en el mundo del trabajo se ha estancado. “La brecha de género en el mercado de trabajo no se podrá cerrar sin  abordar de forma integral el reparto de los trabajos de cuidados y tareas domésticas. Pasa por que las sociedades reconocen y hagan efectivo que las mujeres y los hombres tienen derecho a trabajar y cuidar”, afirma la OIT.

Noticias relacionadas.

■ Trabajando por la igualdad. Aportando esperanza
Situación laboral de las mujeres. Empleo precario y desigual reparto del trabajo

Comparte y difunde esta información


Noticias Obreras

Redes Sociales



Ultimo cuaderno

20 Aniversario FSI


Instagram

© 2017 HOAC.

| Diseño original | DET | Adaptación de ACF | Desarrollado con WordPress | CM/Admo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies